«ZONA DE ENCUENTRO» DE 150 KILÓMETROS Y POR 30 DIAS AUTORIZA EL PRESIDENTE URIBE PARA NEGOCIAR ACUERDO HUMANITARIO

diciembre 7, 2007 10:13 am

El establecimiento de una “zona de encuentro” autorizó este viernes el presidente de la republica Alvaro Uribe Velez, para definir el acuerdo humanitario con la guerrilla de las Farc.

El primer mandatario hizo el anuncio en una ceremonia de ascensos de la policia nacional, en donde dijo que esa «zona de encuentro» será de 150 kilometros de extensión y estará ubicada en un sector rural, donde no haya puestos militares o policivos que sea necesario remover, preferiblemente sin población civil o con muy poca población, para no crear esos riesgos a la población civil. Operará bajo la presencia de observadores internacionales.

Descar audio

Tal como lo había anticipado el noticiero Santa Fe, se trata de un cambio de actitud del primer mandatario, que movió uno de sus «inamovibles», frente a la posición que venia asumiendo en contra de la exigencia de las Farc de fijar una zona de despeje para negociar la liberación de los secuestrados.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, complementó el anuncio presidencial y dijo que la «zona de encuentro» se establecerá por 30 dias y que previamente las Farc deberán permitir que una comisión de la Cruz Roja Internacional verifique o atienda medicamente a los secuestrados cuyo estado se vió critico en los videos de las pruebas de supervivencia interceptados en Bogotá.

El presidente Uribe dijo que los representantes de las Farc no podrán estar armados dentro de esa región en la cual se desarrollarán las negociaciones para la liberación de los secuestrados.

Al mismo tiempo, el jefe del Estado autorizó al alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo para que conjuntamente con representantes de la iglesia católica colombiana -donde tuvo origen la propuesta de la «zona de encuentro»– se reuna con los voceros de las Farc para definir el sitio del territorio nacional en el cual se ubicará ese punto de reunión entre el gobierno y los representantes del grupo guerrillero.

Previamente, el primer mandatario anunció la creación de un fondo de 100 millones de dólares para pagar recompensas a aquellos guerrilleros que entreguen personas secuestradas.

Para concluir su intervención, el presidente Uribe dijo:

«Compatriotas, hemos hecho y haremos todos los esfuerzos de corazón por la liberación de nuestros secuestrado.

Pidámosle a Dios y al Espíritu Santo que nos ilumine para que los esfuerzos en ningún momento se vayan a constituir en un paso atrás en materia de Seguridad Democrática.

Señores Brigadieres Generales: que ustedes al recibir hoy el reconocimiento como Generales de la República, sean una esperanza para que al continuar su vida policiva le garanticen eficazmente a las nuevas generaciones de colombianos, vivir felices en este amable suelo de la Patria.

Compatriotas: tenemos compromisos, compromisos humanitarios, cristianos, constitucionales, con la liberación de los secuestrados, y tenemos compromisos humanitarios, constitucionales e históricos con el futuro de esta Patria.

La liberación de los secuestrados tiene que buscarse sin dar un paso atrás en Seguridad Democrática, que le permita al terrorismo recrudecer su capacidad de secuestrar.

Una Patria segura es elemento indispensable para tener una Patria con confianza inversionista, con empleos de buena calidad, con dinámica de emprendimiento. Una Patria que sea capaz de superar la pobreza, que sea capaz de construir equidad».

DEBATE NACIONAL

Coincidiendo con la nueva decisión del presidente Uribe, el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo y el Ministro del Interior Carlos Holguin Sardi iniciaron este viernes una ronda de reuniones con diversos sectores del pais, con el propósito de informar sobre la decisión del Gobierno de reglamentar el artículo 61 de la Ley de Justicia y Paz, a través del cual se puede concretar un acuerdo humanitario con las Farc.

La ronda de consulta fue ordenada por el propio presidente Álvaro Uribe y en atención a esa directriz, los primeros encuentros se iniciaron con los representantes de las ramas del poder público, entre ellos los magistrados Rodrigo Escobar Gil, César Julio Valencia Copete y Gustavo Eduardo Aponte, presidentes, en su orden, de la Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado.

“Lo que hemos querido, básicamente -dijo el Alto Comisionado- es expresarles a ellos cuál es el camino por el que hemos optado; señalarles ese compromiso con la solución humanitaria y decir una vez más al país y al mundo entero que si hay gestos de buena voluntad de parte de las Farc, si ellos quieren entregar los secuestrados al Presidente Chávez o al Presidente Sarkozy, lo aplaudiremos, bienvenido.

Añadio que también insistiran en que los jefes de frente y jefes de bloques que quieran entregar secuestrados en su poder, entren en contacto con el Gobierno, les ofrecemos beneficios jurídicos y de reincorporación, económicos y sociales”, expresó el funcionaro.
Con el propósito de lograr el mayor consenso en torno a la manera de avanzar en la liberación de los secuestrados, los delegados del Gobierno también dialogaron con el fiscal general, Mario Iguarán, y el procurador general de la Nación, Edgardo Maya Villazón.

“Hemos fijado unos procedimientos, entre ellos un marco legal relacionado con la reglamentación del artículo 61 de la Ley de Justicia y Paz, para que el señor Presidente de la República pueda solicitar a las autoridades competentes la suspensión condicional de la pena, de miembros de las Farc que estén en las cárceles, una vez concretemos el acuerdo humanitario”, explicó el Alto Comisionado.

El funcionario reiteró, igualmente, su disposición para reunirse inmediatamente con la cúpula de las Farc o con quien ellos deleguen para concretar el acuerdo humanitario.

“Igual, mantenemos nuestra disposición para hablar con la cúpula de las Farc. Yo, personalmente, estoy dispuesto a reunirme con quien las Farc delegue para ultimar los detalles de un acuerdo humanitario. Y sobre todo uno y el más importante es conocer los nombres de los miembros de las Farc que recibirían eventualmente esos beneficios”, expresó el Alto Comisionado.

En los próximos días continuarán estas reuniones con diferentes sectores del país, entre ellos representantes gremiales, sindicales, Iglesia y organismos de control

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *