ONG pide a CPI detener «genocidio» de reclutamiento de niños en el país

agosto 27, 2008 9:32 am

La Misión Diplomática Internacional Humanitaria Rwanda 1994 le pidió este martes a la Corte Penal Internacional (CPI) que detenga el «genocidio» de niños colombianos reclutados por los grupos armados ilegales y denunció que los paramilitares asesinaron o desaparecieron a 600 menores de edad de 2002 a 2006.

«Colombia está sufriendo un genocidio permanente y constante contra la infancia desde hace décadas, un genocidio que sigue su trágico camino de horror y espanto, la mayoría de las veces en silencio, el silencio de la impunidad de los responsables», declaró a Efe el argentino Sergio Tapia, presidente de la entidad.

El directivo, que también es fiscal internacional del Tribunal Internacional de Conciencia sobre la Infancia afectada por la Guerra y la Pobreza, instó a la CPI a crear un capítulo especial para combatir el problema de los menores combatientes colombianos.

La petición se hizo en el marco de la visita que realiza a Colombia el fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, que analiza los procesos contra ex paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) por múltiples crímenes de lesa humanidad.

Tapia solicitó a la CPI que «en forma urgente intervenga y detenga el genocidio contra la infancia por parte de los actores del conflicto armado».

Indicó que los autores de ese reclutamiento son los guerrilleros de las Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como los paramilitares sobrantes de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y los miembros de las llamadas «bandas emergentes» de criminales.

También rechazó el reclutamiento forzoso de miembros de las comunidades indígenas y afrocolombianos.

Tapia se preguntó «¿qué tan lejos esta Colombia de los conflictos armados en África?, donde se cometen los mismos crímenes aberrantes contra la infancia».

«El de Colombia es un genocidio a cuentagotas. Pero se cometen los mismos crímenes aberrantes contra la infancia que en países de África, como Somalia», expresó Sergio Tapia.

Recordó que algunos ex jefes de las AUC, grupo que desmovilizó a más de 31.000 combatientes tras el proceso de paz celebrado entre 2003 y 2006, reconocieron haber reclutado mas de 300 niños y niñas, mientras que unos 700 más dijeron haber entrado a esa agrupación siendo menores de edad.

Asimismo, Tapia denunció que «entre junio y julio de 2002 y julio de 2006 los paramilitares asesinaron o desaparecieron mas de 600 niños, sumado a los cientos que se fueron por la puerta de atrás en el proceso de desmovilización, para burlar el castigo de reclutamiento de menores como crimen de guerra internacional».

La organización no gubernamental que lidera Tapia promueve desde hace dos años la campaña internacional humanitaria «Nunca más niños para la guerra» en varios países, entre ellos Colombia.

(EFE)

Deja un comentario