Barack Obama aceptó la nominación demócrata a la presidencia de EE UU

agosto 29, 2008 7:03 am

Barack Obama puso este jueves el broche a la Convención Demócrata de Denver con una intervención histórica ante más de 75.000 seguidores en el estadio de los Broncos. El aspirante a convertirse en el primer presidente negro de EEUU culminó así su sueño, a los 47 años y en el 45º aniversario del discurso sobre la igualdad de Martin Luther King en Washington: «Tengo un sueño…».

El acto que encumbró al senador por Illinois fue tomando color y subiendo de temperatura progresivamente. Enormes y serpenteantes colas rodeaban el Invesco Field ya desde mediodía, ocho horas antes de que diera comienzo el mitin. Sol de fuego. Controles de seguridad estrictos. Chequeo a todos los bolsos y mochilas. Todo el mundo tuvo que mostrar la invitación para poder pasar.

La prolongada espera estuvo aderezada con numerosas actuaciones musicales, tras las que llegó el ‘speech’ del candidato, que versó sobre «la urgencia del momento» y «la unidad para el cambio».

Obama se encerró el fin de semana para escribir personalmente su discurso, con la esperanza de marcar otro hito en su corta carrera política. En contraste con el tono casi lírico de otras ocasiones, esta vez optó por un mensaje más prosaico. «Menos retórica» y más sustancia. Y vaya si conquistó a su parroquia.

Con la bandera estadounidense en la solapa —para no dejar dudas sobre su patriotismo— y palabras de agradecimiento a los Clinton, el orador más esperado del ‘show’ demócrata aceptó la nominación «con profunda gratitud y gran humildad» un día después de recibir formalmente el apoyo de los delegados.

«Estamos ante uno de esos instantes decisivos en la Historia», dijo Obama. «Un momento en que nuestra nación está en guerra, nuestra economía se tambalea y la promesa americana está bajo amenaza una vez más […] ¡América, podemos hacerlo mejor de lo que hemos demostrado!», espetó, ante el delirio de los asistentes.

Deja un comentario