El hombre más gordo del mundo se casó

octubre 27, 2008 6:58 am

Al mexicano Manuel Uribe, considerado el hombre más gordo del mundo según el libro Guiness de 2007, se le cumplieron dos sueños: casarse con el amor de su vida, Claudia, y darse a conocer en más de medio mundo.

Uribe, de 43 años, señaló que Dios le había dicho en una ocasión que viajaría por muchos países pero confiesa que nunca pensó «que iba ser de esta manera», comentó, en alusión a las decenas de medios de comunicación de varios países que cubrieron su enlace nupcial.

Este domingo el hombre, que llegó a pesar más de 560 kilos y que actualmente supera los 330 kilogramos, se casó con Claudia Solís en una ceremonia tras la que más de trescientos invitados festejaron con un banquete y abundante champán, whisky y pasteles de vainilla y chocolate el matrimonio.

Desde hace casi cinco años Manuel Uribe está postrado a su cama ya que no puede caminar por la obesidad mórbida que padece. La dificultad es tal, que para llegar a su boda, celebrada en la zona de Monterrey, fue sacado de su domicilio por cuatro hombres que arrastraron su cama para subirla a una grúa especial para trasladar vehículos.
La novia, Claudia Solís. (Foto: EFE)
Ampliar foto

La novia, Claudia Solís. (Foto: EFE)

Alrededor de las cuatro de la tarde el novio se sentía abrumado por «tanta gente» que se encontraba en su casa. Su madre, Otilia Garza, arreglaba los últimos detalles de la camisa de seda del novio para que posara ante las decenas de fotógrafos, camarógrafos y prensa escrita de varios países que había ido a dar a conocer la boda.

«Me siento muy feliz por mi matrimonio. Doy gracias a Dios por encontrar a una mujer con quien compartir mi amor», afirmó el novio al salir de su casa. «Soy una persona que se quiso suicidar pero el 22 de marzo de 2002 Dios me dijo que me iba a llevar por todo el mundo», un sueño que vio cumplirse de una manera singular.

Una respuesta sobre “El hombre más gordo del mundo se casó”

  1. SARA CECILIA ARBOLEDA MENDOZA en octubre 31st, 2008 3:47 pm

    Ojala que las personas que toman la determinación de contraer matrimonio con personas físicamente impedidas para satisfacerlas en muchos aspectos lo hagan inclinados por el verdadero sentimiento de amor y que no hallan interese de por medio, como el factor economico, en este tiempo y en este mundo se ven los intereses creados, para casi todo.

Deja un comentario