Colombia y Venezuela descongelan negociaciones para solucionar diferendo limítrofe

junio 5, 2009 10:19 am

Colombia y Venezuela reactivarán las negociaciones para solucionar el diferendo limítrofe en áreas marinas y submarinas a finales del presente mes, según lo confirmó la embajadora colombiana en Caracas Maria Luisa Chiappe.

La diplomatica dijo que las conversaciones se adelantarán en el marco de la Comisión Negociadora para la Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas entre Colombia y Venezuela (Coneg) que se reunirá en Cartagena, conjuntamente con la Comisión Binacional de Alto Nivel (Coban), que presiden los ministros de Relaciones Exteriores de los dos países.

De ese mecanismo hacen parte también los presidentes de la Coneg, de la Comisión Presidencial de Asuntos Fronterizos (Copiaf) y los ministros y/o altos funcionarios que sean designados por los cancilleres.

El encuentro de la Coneg significará el debut en sus funciones de la parte venezolana, pues la instancia fue reestructurada.

El viceministro para América Latina y el Caribe, Francisco Arias Cárdenas, preside ahora la Comisión por Venezuela y lo acompañan el ex ministro de la Defensa Orlando Maniglia y el encargado de Negocios de la embajada de Venezuela en Colombia, Gregorio Flores.

Por Colombia, la embajadora Chiappe informó que los integrantes de la Coneg -presidida por Pedro Gómez Barrero- están ratificados en sus puestos.

La reestructuración de la parte venezolana de la Coneg se debió a la publicación de un informe de uno de sus integrantes: Francisco Nieves-Croes, quien denunció la supuesta existencia de un preacuerdo entre los dos países que perjudicaría los derechos venezolanos en el golfo de Venezuela.

Giovanna De Michelle -quien integró también la instancia- desmintió el supuesto preacuerdo y explicó que se hicieron muchos trazados, pero ninguno comprometía al país.

Sobre la delimitación de áreas marinas y submarinas, la embajadora María Luisa Chiappe señaló que «La comisión sigue su trabajo».

La diplomática neogranadina comentó que la agenda binacional es amplia y que espera en su gestión «contribuir al fortalecimiento de la relación entre Colombia y Venezuela».

En el mes de abril pasado se desató una nueva controversia entre Colombia y Venezuela, luego que se diera a conocer un supuesto pre-acuerdo para solucionar el diferendo limítrofe.

El gobierno colombiano descartó que la vieja disputa hubiése llegado llegado a su fin y calificó de «especulaciones» las versiones de un sector de la prensa caraqueña en ese sentido.

El canciller Jaime Bermúdez, dijo, entonces, que «todas esas son especulaciones. En ese aspecto no hay ningún avance público. La Comisión Negociadora avanza discretamente y cualquier acuerdo debe ser avalado por los presidentes de ambas naciones», señalo Bermúdez.
Según medios de comunicación venezolanos, los negociadores Pavel Rondón -de Venezuela- y Pedro Gómez Barrero -de Colombia-, habrian avanzado “en un entendimiento que llevaría a una demarcación definitiva» y «dicho acuerdo se efectuó dejando de lado a otros comisionados venezolanos».

El diferendo por la delimitación de áreas marinas y submarinas en el Golfo, llamado «de Coquivacoa» por Colombia y «de Venezuela», en el vecino país, es tratado por dos comisiones creadas por Bogotá y Caracas a finales de 1990.

El tema del Golfo, durante décadas el más espinoso en la relación entre Bogotá y Caracas, casi desata una guerra entre ambas naciones fronterizas en 1987, cuando la corbeta colombiana ‘Caldas’ penetró en aguas en disputa y Venezuela amenazó con hundirla.

El Golfo tiene una superficie de 18.500 km2, con una costa de 748 kilómetros, de los cuales 712 km corresponden a territorio venezolano y 36 al colombiano.

Sobre esos 36 km de costa, Colombia ha reivindicado la proyección de sus límites sobre las aguas del Golfo.

Hoy, la discusión se concentra en tres áreas. La primera y más álgida es la zona del golfo; la segunda es Los Monjes, y la tercera es cómo quedaría la Zona Económica Exclusiva y la delimitación con terceros países.

Las aguas que se encuentran bajo Castillete y Punto Salinas están fuera de la discusión, pues en ellas Venezuela ejerce soberanía.

El 22 de noviembre de 1952, durante el gobierno interino de Roberto Urdaneta Arbeláez (en remplazo de Laureano Gómez), el canciller colombiano Juan Uribe Holguín envió una nota diplomática al embajador de Venezuela en Bogotá, Luis Jerónimo Pietro, en la que señaló que Colombia no objetaba la soberanía de Venezuela sobre Los Monjes. Una posición contraria a la que hasta ese momento defendía Bogotá.

Desde entonces, en 1965, 1967, 1968, 1969, 1970, 1979 se realizaron contactos y negociaciones infructuosas.

A través de los años, Colombia ha sostenido la tesis de la ‘línea media’, muy aceptada por el Derecho del Mar, pero rechazada por Venezuela, que defiende, en su punto más extremo, la tesis de la ‘costa seca’, que significa que Colombia no tendría ninguna jurisdicción sobre el golfo, que históricamente se ha llamado Coquivacoa, o de Venezuela, como es más conocido. Una tesis jurídicamente indefensible.

La ‘Hipótesis de Caraballeda’

En 1980, las negociaciones llegaron a un nuevo clímax cuando ambas partes concibieron la ‘Hipótesis de Caraballeda’, un punto ‘intermedio’ entre las dos aspiraciones, que beneficiaba más a Caracas.

El presidente venezolano de entonces, Luis Herrera Campins, quiso someter a referéndum el acuerdo y sucumbió ante una opinión pública manipulada por militares nacionalistas que no querían ceder un ápice del golfo.

El diferendo se había manejado en la órbita diplomática hasta 1987, cuando un incidente por poco lleva a los dos países a un enfrentamiento armado.

La corbeta colombiana Caldas fondeaba en aguas territoriales propias cuando fue acosada por una patrullera venezolana, que luego fue apoyada por otras tres poderosas fragatas. Aviones de guerra venezolanos sobrevolaron la corbeta.

Finalmente, para evitar una confrontación, la corbeta colombiana, que ya recibía el apoyo de la nave Independencia, se retiró.

Tres años después, se conformó una Comisión Negociadora Binacional (Coneg), para ventilar el espinos tema.

El mapa que acompaña esta nota fue esbozado por el presidente Hugo Chavez durante una intervención en televisión el 24 de agosto de 2008.

Chávez dibujó ante las cámaras lo que a su juicio es la demarcación de la frontera marítima venezolana sobre el Caribe.

Según el mapa presidencial, la frontera marítima venezolana se proyecta sobre el Caribe a partir de algún punto de la Guajira occidental colombiana.

Cuatro días después, durante un programa transmitido en cadena de radio y TV, Chávez se refirió a las pérdidas territoriales de Venezuela a consecuencia del Laudo Arbitral de 1891 y por las cuales “nadie echó un tiro”, segun sus propias palabras.

4 Respuesta sobre “Colombia y Venezuela descongelan negociaciones para solucionar diferendo limítrofe”

  1. la aguja en junio 5th, 2009 10:27 am

    como buenos hermanos,,que se llegue a un acuerdo y acabar con ese problema de años …felicidades..y que disfruten de los dias de comision en este bello lugar …no mas que no miren pa’ los lados porque la pobreza es algo indigno de mostrar..pero pues lo importante ahora es arreglar el problema limitrofe.

  2. Ramón Miquilena en junio 9th, 2009 10:30 am

    Voy a dar una recomendación es muy sencilla el golfo de venezuela es de venezuela y no hay dicución sobre esto el gobierno venezolano no debe permitir que perdamos la entrada mas importante de nuestra economia

  3. reynaldo en septiembre 4th, 2009 1:46 am

    mas claro imposible el GOLFO DE VENEZUELA es mejor dejarlo de esa manera aunque soy contrario a este demente de chavez yo seria el primero en defender ese lugar que es de venezuela

  4. j.a.zea en octubre 14th, 2009 5:17 pm

    Estoy haciendo mi tesis en derecho sobre el diferendo entre Colombia y Venezuala. Si alguíen tiene buena información sobre el tema, o quiere discutirlo con argumentos y no sólo con nacionalismo comuníquese conmigo a la Dirección zea_77@hotmail.com

Deja un comentario