BOGOTÁ, NI ROJO NI AZUL

julio 27, 2009 7:06 am

Pese a la ilusión inmensa de miles de aficionados al fútbol en Bogotá, nuestra querida ciudad no pinta ni de rojo ni de azul en estos comienzos del segundo torneo del fútbol profesional.

El arranque de Santa fé y Millonarios parece calcado de otros comienzos de torneo. Mucha ansiedad, torrentes de ilusión y expectativa, pero resultados lánguidos.

No se trata de demeritar a ningún rival. Pero Santafecito, con toda su jerarquía, pierde con el Huila, mientras que Millos, rodeado de esa afición maravillosa que no lo desampara, cae como local ante el Tolima. Quizás las nuevas generaciones no entiendan esta consideración pero hubo épocas en que los equipos grandes ( ?), como eran antes los de Bogotá, no podían perder con los “chicos” de media tabla hacia abajo.

Ya el técnico Germán “Basílica” González está amenazando con renunciar. Yo creo que ese segundo gol del Huila fue en posición adelantada, así el profe “Vélez” nos haya dicho en principio que no.

Pero independientemente de las fallas arbitrales, dónde están los goles del equipo? Es el mismo mal del primer semestre. Y de años anteriores. Y en el caso de Millos, con el dominio de la pelota y la feria del desperdicio, cae 2-0 en una situación que no se justifica.

No se justifica pero parece tener una explicación: a nuestros equipos de Bogotá, con excepción de La Equidad, parece que les faltara alma.
Ya es hora de que los jugadores tomen una mayor conciencia del compromiso que asumieron y le metan “ganas”.

Uno ve otros equipos, con menos figuras, haciendo mucho más en los estadios. Un taxista, atribulado santafereño como yo, me comentaba que uno de los errores de estos equipos de la capital es contratar jugadores a uno o dos años.

Un comentarista deportivo me dijo que de pronto, a Millos, más que alma le faltan finalizadotes, y puso como ejemplo el partido frente al Huila.

Otros critican a los técnicos, aunque el Pibe Valderrama siempre ha sostenido que “los técnicos no juegan”. Otros hablan de los directivos, pero ellos tampoco juegan.

No será posible encontrar la fórmula? Santa fe es 13 con 3 puntos de 9 posibles. Cuándo volverá a ser grande? Estamos empezando el torneo pero ya surgen las preocupaciones y las incertidumbres. Como todos los hinchas, siento en el fondo de mi corazón rojo esa melancolía de los domingos por la noche cuando el equipo pierde, así haya jugado bien. Eso cansa. Por lo pronto, hay que respaldar a Basílica y al Chiqui García y darle una voz de aliento a nuestros muchachos. A pedirle “alma” y “garra” en la cancha. No podemos desmayar en el intento de volver a las posiciones de vanguardia. Yo no sé si mi Dios es hincha rojo o azul. Dios nos entregó el futbol, uno de los privilegios del ser humano. Esta vez, en Bogotá, necesitamos que nos de un empujoncito. Para cualquier lado. Pero de verdad, ayúdanos, Señor!.

Por Francisco Tulande

Una respuesta sobre “BOGOTÁ, NI ROJO NI AZUL”

  1. roberto zambrano en julio 27th, 2009 8:05 pm

    millonarios y santa fe a nivel de ttecnicos no podria alguno de ellos optar por los servicios de richar paez ?

Deja un comentario