PANAMA: SE ACABÓ EL RELAJO

agosto 3, 2009 11:06 am

Como Álvaro Uribe en sus mejores tiempos, la popularidad del nuevo Presidente de Panamá, Ricardo Martinelli está en la cresta de la ola.

Días después de posesionarse para un mandato de 5 años, este adinerado empresario, a quien sus críticos tildan de populista y sus seguidores de revolucionarios, cumplió en medio del escepticismo general, una de sus promesas electorales.

Conmovió a miles de personas ver cómo, por dificultades propias de la edad, numerosos panameños, mayores de 70 años, se movilizaron como pudieron hacia los bancos y dependencias estatales. Sin tener una pensión, quienes hayan alcanzado esa edad tendrán mensualmente un bono de 100 dólares (200 mil pesos) mensuales.

Horas más tarde, por órdenes y acciones directas del Presidente, todas las plazas del magisterio en escuelas y colegios públicos, estaban cubiertas al ciento por ciento.

Había escuelas con niños sin maestros des comienzos del año, algo que parece un mal endémico en ese País vecino. Un promotor turístico me contaba como, por arte de magia, hay un pánico general al soborno, a la corrupción. Martinelli ha hablado de mecanismos infalibles para detectar a los corruptos, destituirlos y encarcelarlos.

También se ha frenado el fenómeno de la fuga permanente de reclusos de las cárceles.

El jefe penitenciario de Panamá fue duramente cuestionado por organizaciones no gubernamentales cuando dijo en los medios que “a los presos que se vuelen les echamos bala”. Tuvo que rectificar:”A los presos que se vuelen les echamos balas…de salva!”.

Es que no resulta común caminar por una ciudad donde se experimente una sensación de cambio, particularmente en estas democracias de América Latina donde el populismo, el promeserismo y la corrupción en las esferas del estado, figuran en el orden del día de todos los días.

Lo cierto es que muchos panameños, cuando hablan de Martinelli dicen que “tenemos Presidente”. Y parece haber calado su frase de “se acabó el relajo”, `para tratar de poner orden en esa pequeña nación.

Le gustan los medios. Los conoce. Está casado con una comunicadora. Habla de erradicar el abuso empresarial y amenaza con expropiar los bienes de extranjeros que deben millones de dólares en impuestos.

Martinelli se robó el show cuando personalmente hizo cumplir una norma para derrumbar las cercas alrededor de terrenos levantados por empresarios reacios a pagar impuest4os y cumplir la ley.

El presidente está empeñado a sacar adelante una iniciativa para hacer eficiente la carrera administrativa. Esto ha generado protestas sindicales, pero hay sectores sociales que consideran absurdo que la actual legislación permita a miles de funcionarios públicos devengar salarios de hasta dos mil dólares, sin hacer absolutamente nada.

Los críticos no lo pueden tildar de “chavista” porque Martinelli llegó al poder con el apoyo de cuatro vertientes de derecha.

La inversión extranjera en dólares sigue llegando a Panamá. Los recursos se centran en el sector financiero, hotelería y recreación.

En ciudad de Panamá me recordaban que un candidato presidencial hizo campaña en mayo, cuando ganó Martinelli, con la bandera de expulsar a los colombianos que residen ó trabajan en ese país. En este gobierno se ha hablado ya de exigir el pasado judicial a los colombianos. Calculan que de cada 10 delitos registrados en Panamá, 6 son cometidos por colombianos.

El Presidente Uribe tiene muy buenas relaciones con el nuevo gobierno. Ojalá se pudiera controlar la salida y el acceso a ese País de los delincuentes.

Lo cierto del caso es que pasan cosas en Panamá. Ojalá todas sean buenas. Se acabó el relajo.

FRANCISCO TULANDE

2 Respuesta sobre “PANAMA: SE ACABÓ EL RELAJO”

  1. Cesar Kam en agosto 3rd, 2009 5:19 pm

    Estimado Ivan Briceno:

    Su articulo es bastante objectivo. Sin embargo, quiero opinar sobre la percepcion de los Colombianos en Panama. No es cierto que aca no se quiera a los Colombianos, por muy al contrario, en Panama se estima y quiere a los Colombianos. Al final de su articulo, es interesante que ud mencione que el Gobierno de Colombia tiene que tomar los correctivos para controlar las salidas de los delicuentes a cualquier pais del mundo. Obviamente, no es facil este control.
    Aca en Panama cada vez que se captura droga en el 90% de los casos hay un ciudadano Colombiano involucrado. Esto hace que la percepcion del Panameno sea de desconfianza al Colombiano. Uno cuando conoce algun Colombiano sencillamente no sabe si es bueno o es malo y uno tiende a desconfiar. La delicuencia hace que uno desconfie del projimo. Para su informacion, los Colombianos son la mayoria en cuanto a la cantidad de los privados de libertad no nacionales. Esto es una prueba feaciente de lo que le menciono. Pero en verdad, aca en Panama se quiere y se estima a los Colombianos.

    Saludos Cesar Kam

  2. LORENZO ALCANTUZ en agosto 4th, 2009 5:47 pm

    Tulande, católico confeso pero de dudosa práctica, buen redactor, mejor como reportero económico, malo como conductor al aire. Derechista (léase uribista), aunque lo disimule (por algo las uribistas Bernal lo nombraron como director del Noticiero).Pero bien. Tulande, la palabra país -salvo que abra oración – NO acepta la P mayúscula, buen hijo de Gossaín. Y si el error es de Briceño, a aprender se dijo o va fuete. Un santandereano que los oye y los lee con la nostalgia de otros tiempos (por allá en los años sesentas, claro)en los que la Santa Fe era una buena emisora no sólo para los cachacos sino también para nosotros los socorranos, por decir lo menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *