EU atribuye a falta de claridad de Uribe confusión sobre acuerdo militar

agosto 13, 2009 9:30 am

El gobierno de los Estados Unidos calificó de fantasía las previsiones de los presidentes de Venezuela y Ecuador sobre la instalacion de bases militares norteamericanas en Colombia y atribuyó la confusión a que tal vez el presidente Alvaro Uribe no comunico de manera clara el convenio militar.

Igualmente calificó de irresponsables los anuncios del presidente Hugo Chávez sobre la posibilidad de una guerra en la región como consecuencia del acuerdo militar con Colombia.

Los pronunciamientos fueron hechos a través del subsecretario adjunto de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental, Cristopher McMullen, quien reafirmó lo dicho por el presidente Barack Obama en el sentido de que no se pondrán bases norteamericanas en territorio colombiano.

“Ha habido confusión y debo aclarar que no tenemos, queremos, ni tenemos planes de construir bases en Colombia”, precisó el diplomatico norteamericano en declaraciones que reproduce hoy el diario El Comercio de Quito.

Añadio que “todo esto es algo de fantasía de algunas personas. Quizás fue que el presidente Uribe no comunicó el acuerdo militar de una manera clara. Talvez hay mucha especulación sobre esto. Y hay personas que están tratando de promover una idea que no existe”, expresó el funcionario estadounidense.

Sobre las reacciones provocadas en Venezuela, Bolivia,Brasil, Ecuador otros gobiernos del área, dijo: «Parece travesura de algunas personas, no hay verdad en estas declaraciones y no nos han pedido información. Nosotros proporcionamos información a Brasil, porque ellos preguntaron. No tenemos nada que ocultar».

“Hemos usado bases desde el principio del Plan Colombia, hace 10 años. Estamos enfocados en tres bases: Palanquero, Apiay y Barranquilla. No estoy seguro de lo que ellos dicen sobre siete bases, porque nuestro enfoque es sobre las tres que hemos usado”, precisó McMullen.

Cuando se le preguntó si había otra clase de convenios con Colombia, precisó:

”Estamos actualizando convenios de los años 50, la Guerra Fría… y tratando de modernizarlos. Queremos asegurar acceso a las tres bases y actualizar nuestros convenios informales. También estamos disminuyendo las tropas en Colombia, el promedio en los últimos dos años ha sido menos de trescientos soldados.

Sobre los los alcances de los acuerdos con Colombia, expresó:

”Aclaremos. Los alcances de la ampliación de ese acuerdo militar tiene que ver con las tres bases en las que había una colaboración desde hace una década. Además, los comandantes de las bases son y serán colombianos. Estamos reduciendo los soldados para transferir nuestros programas de seguridad y antinarcóticos a los colombianos».

Añadio que «habrá una presencia mínima de EE.UU. en Colombia. Y por eso queremos acceso en caso de que haya una emergencia humanitaria, un desastre, más problemas con las FARC, con otros grupos irregulares. Pero, en general, nos estamos preparando para regularizar nuestra asistencia».

Sobre los anuncios de guerra del presidente venezolano Hugo Chávez, como consecuencia del acuerdo militar con Colombia, precisó:

«Pienso que ese comentario no es responsable, porque no sirve a la causa de paz en la región. Pienso que esta lucha no es solamente de Colombia y de EE.UU., sino de todos los países de la región, incluyendo a Venezuela. Entonces sería mejor que los venezolanos participen en esta lucha».

Tambien anuncio que Estados Unidos buscará un acuerdo con el Gobierno de Ecuador para ver otras posibilidades de lucha contra el narcotráfico, en vista de que en el Pacifico colombiano no hay una base adecuada.

«Vamos a hablar con el Gobierno de Ecuador para ver si hay voluntad para cooperar, en vez de Manta.

¿Han manifestado voluntad de cooperar?, se le preguntó.

«Han cooperado en otras áreas. Por ejemplo, en la frontera con Colombia, han desplegado como 10 000 soldados y toman medidas impresionantes para reforzar la frontera contra las FARC. Entonces estamos optimistas, creemos que podemos expandir la cobertura para el Pacífico».

Finalmente se le inquirió sobre lo que espera Estados Unidos del nuevo gobierno de Rafael Correa en Ecuador y respondió:

«Lo que me impresionó fue su llamado a una sociedad más inclusiva y más democrática. Si esos son sus objetivos, los compartimos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *