En cumbre de seguridad de UNASUR ministro de defensa reiterará que acuerdo de bases militares no es una amenaza

septiembre 15, 2009 10:10 am

Los cancilleres y ministros de Defensa de la Unión de Naciones Sudamericanas – UNASUR, se reúnen hoy para buscar mecanismos regionales de seguridad y diálogo, tras la polémica asociada al acuerdo entre Colombia y Estados Unidos para el uso de bases militares.

Como es de esperarse, Colombia exigirá que se respete la soberanía nacional, alegando que el país busca únicamente combatir el narcotráfico y el terrorismo, tal como lo se ha llevado a cabo en los últimos años.

Por su parte, el ministro de defensa colombiano, Gabriel Silva Lujan, expondrá la necesidad de la nación en erradicar los actos violentos generados por el narcotráfico y la subversión, así como tendrá que aclarar a sus homólogos la razón de que un tratado de bases militares entre Colombia y EEUU no es una amenaza para sus vecinos, sino que representa una ayuda mutua y necesaria para combatir la criminalidad.

Acerca del tema, el ministro ecuatoriano Javier Ponce, que encabeza el Consejo de Sudamericano de Defensa, dijo que «Todos los convenios, no sólo el de Estados Unidos y Colombia, entran en proceso de las medidas de confianza mutua».

«El proceso colombiano está avanzado, pero no se trata de vetar ese convenio, sino de ajustar la información a lo que la región llegue a consensuar en términos de medidas de confianza mutua», agregó.

El presidente venezolano Hugo Chávez insistió el fin de semana que su par Barack Obama acuda a una cumbre de la Unasur a explicar «el tema de las bases» colombianas usadas por tropas de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Este acuerdo militar, duramente rechazado por Venezuela, Ecuador y Bolivia –que afirman que es desestabilizador para la región– fue analizado en la cumbre sudamericana del 28 de agosto en Bariloche (Argentina), durante la cual la Unasur resolvió promover la confianza en temas de seguridad y defensa.

El embajador venezolano en Bogotá, Gustavo Márquez, dijo que todo el mundo debe poner «la baraja sobre la mesa». «¿Usted tiene un acuerdo con Rusia? Bueno, póngalo sobre la mesa. ¿Usted con Estados Unidos? Póngalo sobre la mesa», explicó.

El canciller ecuatoriano, Fander Falconí, señaló que la cita de Quito -a la que asistirán los ministros de Colombia- pretende crear medidas de confianza que incluyan mecanismos de cooperación, con miras a «reducir al máximo los riesgos e incertidumbres que puedan haber sobre temas de seguridad».

Falconí anotó que los delegados de los 12 miembros de la Unasur, que deliberan el lunes a puerta cerrada, harán «precisiones» a un documento presentado por Ecuador dirigido a que Sudamérica demuestre que tiene la capacidad de resolver sus problemas sobre seguridad en «forma interna».

Ponce precisó que el texto contiene un conjunto de medidas de confianza como el intercambio de información y verificación respecto a maniobras, capacidad militar, presupuestos y acuerdos bilaterales como el actual entre Estados Unidos y Colombia.
El texto incluye un código de conducta con «una serie de compromisos básicos de comportamiento para convertir realmente a la región en una región de paz», agregó.

«La propuesta ecuatoriana no es más que el desarrollo del acuerdo de Bariloche, donde se estableció la necesidad de medidas de confianza mutua y solo ese pronunciamiento ya define de qué estamos hablando. La información y la transparencia son básicas», manifestó Ponce.

El 31 de agosto el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, indicó que el debate sobre la presencia de tropas extranjeras en América del Sur no ha finalizado a pesar de la cumbre de la Unasur en Bariloche.

Por su parte, su par boliviano Evo Morales llamó este lunes en Madrid a que los países latinoamericanos no alberguen bases militares extranjeras.
«Ayúdennos a acabar con las bases militares en Latinoamérica», pidió «a los movimientos sociales de Europa y del mundo», recordando que la nueva Constitución boliviana no permite «ninguna base militar extranjera, menos de EEUU».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *