Javier Flórez vuelve al Junior

septiembre 15, 2009 10:39 am

El volante de marca estuvo ayer entrenamiento vespertino con el Junior después de recobrar su libertad, para ponerse bajo las órdenes del cuerpo técnico ya que aún tiene contrato vigente con el equipo.

Flórez llegó en un taxi a la sede y fue recibido entre abrazos y apretones de manos por parte de sus compañeros, emocionados por su retorno.

Una vez se puso la indumentaria se dirigió donde el preparador físico Gabriel Moreira, quien le indicó qué trabajos debía hacer.

En principio trabajó a un costado de la cancha principal en compañía de Norvey Orozco y Freddy Grisales. Realizó trabajos de elongación y después de un rato trotó alrededor de la misma cancha, y en ocasiones en la alterna, mientras sus compañeros trabajaban táctica fija con miras al partido de mañana ante Quindío por la Copa Postobón.

Uno de los periodistas en medio del informe en directo que hacía para el programa en el que trabaja entregó la noticia, y en menos de 15 minutos varios comunicadores llegaron raudos a la práctica.

Al ver las cámaras, las grabadoras y los micrófonos que abundaban en el lugar, Flórez se apartó un poco de la cancha y en compañía de Orozco y el kinesiólogo efectuó una corta sesión de pesas.

Cuando la práctica con el equipo titular, que trabajó después del de Copa Postobón culminó, los periodistas se dirigieron hacia Julio Comesaña para indagarle sobre su regreso y él aprovechó para eludir a los incisivos comunicadores, yéndose raudo a las duchas.

“¿Qué le dijo Flórez profesor?”, fue la pregunta unánime a Comesaña.

“¿Qué me dijo? Ustedes saben que Javier solo dice buenos días, buenas tardes, cómo está, nada más”, dijo el entrenador refiriéndose a lo introvertido que es el jugador.

La semana pasada el uruguayo había manifestado que antes de que Flórez volviera tenía que hablar muchas cosas con él, pero aún no se han reunido.

“No he hablado aún con él”, comentó.

El entrenador asegura que este no es el momento preciso para hacerle preguntas.

“No le pregunté nada, creo que este no es el momento para preguntarle nada, hay que dejar que él arregle sus cosas con tranquilidad, no es momento para presionarlo, hay que dejarlo que organice su vida nuevamente”.

Cuando se le indagó al estratega sobre si va a contar con el volante para la Copa Mustang, el charrúa salió al corte de inmediato.

“No, no hablemos de eso, es muy prematuro todavía, lo importante es que él retome su vida, haga sus reflexiones”.

“Quiero que siga viniendo a entrenar, el ejercicio le hace bien, le ayuda a estar bien”.

Los medios de comunicación aguardaron su salida pero el jugador dijo que no quería hablar y se marchó en el auto de Jáider Romero.

(Con información del Heraldo)

Deja un comentario