Dos policias y un civil muertos deja ataque de las Farc en Algeciras, Huila

noviembre 29, 2009 11:46 am

HUILA - ALGECIRAS–Dos policías y un civil perdieron la vida en una incursión armada de las Farc en el municipio de Algeciras, en el departamento del Huila. Otros ocho habitantes de la localidad resultaron heridos.

Según el informe preliminar entregado por la Policía Nacional, los subversivos al parecer vestidos de civil, atacaron una patrulla de la institución en inmediaciones de la Plaza de Mercado y en la acción murieron dos uniformados.

En la reacción, los agentes dieron de baja a uno de los guerrilleros, identificado en principio con el alias de “Pecas”, sin más datos.

La intensa la balacera que se produjo en desarrollo del ataque, alcanzó a varias personas que se encontraban en el lugar y una de ellas, identificada como Jorge Cano, falleció cuando recibia atención de urgencia en el Hospital local.

QUEMA DE BUSES

Mientras tanto, en el departamento del Tolima, las Farc quemaron otros dos buses de servicio intermunicipal.

Uno de los automotores, afiliado a la empresa Auto Fusa, y conducido pior Jose Escamilla Medina, fue incinerado a solo tres kilómetros del municipio de Dolores.

Los subversivos obligaron a descender a los pasajeros y les ordenaron caminar hacia el municipio de Prado, haciendo disparos al aire.

Otro grupo de las Farc prendio fuego a una buseta de transporte de trabajadores de la hidroelétrica de Amoyá en el municipio de Chaparral.

Deje un comentario

2 Responses to “Dos policias y un civil muertos deja ataque de las Farc en Algeciras, Huila”

  1. 2
    jose angel Says:

    asesinos y así quieren llegar al poder?…que hps.

  2. 1
    hernan Says:

    Arco Iris
    En su balance anual sobre el estado del conflicto armado en Colombia, la Corporación Nuevo Arco Iris asegura que si bien hubo éxitos militares contra las Farc, éstas han recuperado territorios; el Eln ha renacido y los paras están generando más violencia que la guerrilla.

    La Seguridad Democrática está apunto de cumplir ocho años y aún así la violencia en Colombia sigue siendo extraordinaria y los grupos ilegales armados, poderosos. Es verdad que la gente se siente más segura por los golpes a las Farc y que seguramente, para la época de fin de año, las carreteras del país volverán a congestionarse de turistas que hoy tienen más confianza en la protección que les brinda la fuerza pública que hace una década.

    Sin embargo, la situación de seguridad es más difícil de lo que parece porque los avances de los últimos años no siempre se han podido sostener. Así lo revela este miércoles la Corporación Nuevo Arco Iris, que dirige el politólogo León Valencia, en su informe “¿El declive de la seguridad democrática?” que, basado en cifras oficiales y una detallada investigación de campo, determina qué tanto las Farc se han adaptado a la ofensiva militar y la resisten con gran costo para la fuerza pública; el Eln renace en alianza con narcotraficantes en unos lados y en otros erradicando cultivos ilícitos; los paramilitares están generando más violencia que las guerrillas y no sólo son bandas de narcos, sino que en algunas zonas actúan política e ideológicamente; y se han explayado las bandas emergentes en Bogotá y Medellín, en lo corrido del año.

    Dice Nuevo Arco Iris que la Política de Seguridad Democrática ha llegado a un techo en términos de resultados militares y que ahora existen sólo dos alternativas: o se profundiza en la guerra o se escoge la vía negociada.

Leave a Reply

Recommendations