Primeras vez dos viviendas entran en proceso extinción de dominio por prostituticón

mayo 15, 2010 2:49 pm

En esta semana se cumplió la primera diligencia de extinción de dominio por parte de un fiscal de la Unidad de Lavado de Activos, delegados de la Dirección Nacional de Estupefacientes y autoridades de la Alcaldía Mayor de Bogotá contra dos viviendas en el centro de Bogotá donde se ejercía la prostitución de manera irregular.

El primer procedimiento se cumplió en el hotel Lismar, localizado en la carrera 13 con calle 22, cuyo inmueble ya había sido objeto de sellamiento y donde particularmente existe un aviso de “prohibido el ingreso de menores de edad” y el segundo proceso se adelantó en la calle 24 con carrera 12, del barrio Santafé, localidad de los Mártires, lugares en donde se cobra un valor de siete mil pesos para acceder a una habitación de estas.

En uno de estos dos predios fue sorprendida hace más de un mes a una menor en compañía de un abogado, cuando al parecer se encontraba prestándole servicios sexuales. La joven fue remitida a Medicina Legal, donde se estableció su verdadera edad, por lo cual fue puesta a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia y por otro lado, su cliente fue llevado ante un juez de control de garantías sindicado de la actividad ilícita de estímulo a la prostitución con menores de edad.

Tres meses antes, ya las autoridades habían encontrado otras tres menores en compañía de igual número de hombres, quienes una vez fueron detenidos se les señaló como responsables de proxenetismo con menores de edad.

El propietario de la vivienda, manifestó desconocer la actividad que se llevaba en su predio, por lo que apelará el fallo de las autoridades para no perder las edificaciones.

Según la Secretaría de Gobierno, la idea es que una vez estos bienes pasen a poder del Estado, sean utilizados por el Distrito o cedidos a alguna organización no gubernamental para que se conviertan en sedes de trabajo social contra la prostitución de menores o contribuyan a los procesos de recuperación de aquellos que ya hayan ejercido esa actividad.

Desde el fin de semana, las viviendas quedarán en poder de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Deja un comentario