Latinoamerica conmemora 76 años sin Carlos Gardel

junio 24, 2011 11:36 am

Carlos Gardel, indiscutible rey del tango, cumple hoy 76 años de fallecido, y no solo su natal Argentina, sino que toda Latinoamérica lo recuerda por sus más de 750 temas en 30 géneros diferentes.

El 24 de junio de 1936, el Aeropuerto de Medellín fue testigo de la tragedia que hoy en día aun enluta al Tango Mundial.

En el momento de su muerte, Gardel se encontraba realizando una gira latinoamericana que había comenzado en Puerto Rico, continuó en Curacao, distintas ciudades de Venezuela y Colombia y que lo llevaría por Cuba y México, estas dos ultimas naciones no alcanzó a visitar.

El mito se estableció al día siguiente de su muerte, en aquel accidente aéreo del que todavía se habla en Medellín.

El «Zorzal criollo» fue el inventor del tango-canción con su éxito de 1917 «Mi noche triste» (vendió más 100.000 copias). Gardel hizo giras por Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Puerto Rico, Venezuela, Colombia y ciudades como Barcelona, París y Nueva York. Durante los primeros tres meses de la visita de 1928 a París se vendieron 70.000 copias de sus discos.

Durante su corta vida (tenía 44 años cuando falleció), Gardel registró un total de 770 temas, incluso 514 tangos.

La enorme popularidad de Gardel como intérprete de las baladas melancólicas del tango fue confirmada en los años 20 y 30 en los clubes nocturnos. En 1934, Paramount le pagó $120.000 para que actuara en cuatro películas.

Se sabe que Gardel había nacido en Toulouse (Francia) como Charles Romuald Gardès. Sin embargo aún hoy algunos discuten sus orígenes, tal vez por pretender que el gran exponente del tango no hubiera nacido precisamente en el Río de la Plata.

Tal como se advierte en las páginas web que lo homenajean, 76 años después de su muerte, los seguidores devotos mantienen la leyenda en vida, tocando su música a diario, colocando un cigarrillo encendido en la mano de la estatua que domina su tumba y manteniendo sus pocas películas en circulación.

En una entrevista publicada en 1933, Gardel explicaba: «no basta con tener la voz más melodiosa para entonar un tango. No. Hay que sentirlo, además. Hay que vivir su espíritu. Es lo que yo trato de hacer». Será, tal vez por eso, que cada día canta mejor.

Deja un comentario