Ahora el borde nor-oriental de Bogotá es reserva forestal

julio 20, 2011 7:00 am

El Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), aprobó el martes el acuerdo mediante el cual se Declara la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, ubicada en las localidades de Suba y Usaquén del Distrito Capital.

Según la CAR, luego de amplios estudios técnicos, jurídicos y socioeconómicos, la aprobación se dio con 12 votos a favor, y uno en contra correspondiente al Secretario Distrital de Ambiente, Juan Antonio Nieto.

Con esta declaratoria se define el régimen de usos para el Borde Norte de Bogotá, definiendo los parámetros mediante los cuales se pueda dar un uso sostenible para la zona y generar condiciones para la permanencia de los relictos de los ecosistemas naturales presentes y la conectividad estructural entre el bosque oriental de Bogotá y el río Bogotá, como elementos de la estructura ecológica distrital y regional.

Las zonas objeto de declaración del Borde Norte de Bogotá, incluyen áreas rurales de las localidades de Suba y Usaquén, para un total de 1.500 hectáreas en suelo rural. La zona limita por el norte con los municipios de Chía y Sopó; por el oriente con los municipios de Sopó y La Calera; por el occidente con el municipio de Cota; y por el sur con el área urbana de Bogotá.

Esta aprobación permitirá a la CAR expedir el Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, dentro de los doce meses siguientes a la entrada en vigencia del presente acuerdo conforme a los parámetros establecidos en el mismo.

Al respecto, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, calificó como un hecho histórico y un paso fundamental que busca el equilibrio ambiental y que permitirá enfrentar el reto del cambio climático. “La decisión contribuirá al equilibrio ambiental, un paso muy importante desde el punto de vista de la conexión ecológica que debe haber entre los cerros orientales y el río Bogotá. Lo que ha ocurrido en los últimos meses muestra la necesidad de tomar decisiones muy claras y muy precisas para enfrentar el desafío del cambio climático y la adaptación de todas nuestras ciudades en estos temas”, declaró.

Los objetivos de conservación de la Reserva Forestal Regional Protectora-Productora del Norte de Bogotá apuntan a:
a) Fortalecer y mantener la calidad, cantidad y regularidad de los flujos físicos y bióticos, con el objeto de garantizar la conectividad ecosistémica entre la reserva forestal protectora Bosque Oriental de Bogotá y el valle aluvial del río Bogotá.
b) Preservar los componentes, estructura y función de los ecosistemas altos andinos y acuáticos.
c) Proteger la fauna y flora características de estos ecosistemas, junto con sus especies endémicas.
d) Restaurar y proteger los bienes y servicios ambientales prestados por la zona a las comunidades rurales y urbanas de Bogotá y a las áreas adyacentes.
e) Proteger los bosques y otras coberturas nativas de porte leñoso que sirven como control natural de inundaciones.
f) Restaurar y proteger los valores naturales, históricos y paisajísticos de la zona, como patrimonio e identidad cultural de Bogotá y la región.
g) Fomentar la apropiación y disfrute de los valores ambientales existentes en la zona, y lograr cambios voluntarios positivos de actitud hacia la conservación de la reserva.
h) Incentivar prácticas ambientalmente sostenibles dentro de los usos agrícolas existentes al interior del polígono declarado como reserva forestal, y fomentar su sustitución paulatina por coberturas forestales, en armonía con los propietarios y poseedores de los predios.
i) Recuperar las zonas deterioradas y degradadas, así como contrarrestar las dinámicas socioeconómicas que causan estos efectos.
j) Fomentar la investigación científica y aplicada, con el fin de construir un marco metodológico sólido para la planificación del territorio.
k) Mejorar las condiciones socioambientales de los residentes en el área de reserva, redundando en la calidad de vida de sus habitantes y los del Distrito Capital.

Por último, esta declaratoria propone como régimen de usos los siguientes:
a) Uso principal: Forestal y demás actividades asociadas a la conservación.
b) Usos compatibles: Investigación científica y recreación pasiva.
c) Usos condicionados: Recreación activa, infraestructura de servicios públicos domiciliarios, infraestructura de servicios de seguridad ciudadana, dotacional, residencial y agropecuario.
d) Usos prohibidos: Sin perjuicio de lo que se determine en el Plan de Manejo Ambiental, se consideran prohibidos aquellos usos no previstos como principales, compatibles o condicionados.

3 Respuesta sobre “Ahora el borde nor-oriental de Bogotá es reserva forestal”

  1. POLO CARRUSEL en julio 20th, 2011 11:18 am

    Encuesta

    Cree usted que Samuel Moreno está diciendo la verdad?
    Si (15%)
    No sabe – no responde (6%)
    No (79%)

  2. Luz Angela Barriga M. en julio 21st, 2011 3:02 pm

    Esta protección que área tomaría sobre cada lote afectado? los 30 metros que actualmente se determinan o la franja se amplia ilimitadamente? no es claro el termino «… y la conectividad estructural entre el bosque oriental de Bogotá y el río Bogotá…» pues del río Bogotá a los cerros orientales en la zona de Guamaral hay una franja de terreno muy grande por lo tanto por favor informar sobre el área real de reserva sobre los predios rivereños del río Bogotá, por lo menos en el norte de la capital.

  3. MARIA EUGENIA LOPEZ en septiembre 15th, 2011 4:57 pm

    Buenas tardes

    a quien me dirijo para consultar exactamente los barrio afectados por esta desicion y los lotes que manejo les van a dar
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *