Dueño de Megaupload se escondió en cuarto blindado mientras se llevaban sus autos

enero 20, 2012 1:46 pm

Al momento de que el FBI realizaba los operativos para capturar al dueño Megaupload, Kim «Dotcom» Schmitz, en su casa en Auckland, este se encontraba escondido en un cuarto blindado. Mientras que las autoridades secuestraban una de sus posesiones mas valiosas, una lujosa colección de autos.

De acuerdo con fuentes del FBI, «Dotcom» Schmitz, tiene en su casa un moderno sistema de seguridad, activado electrónicamente, que consta de varios cuartos blindados escondidos al interior de la vivienda, lo que dificultó a los agente federales llegar hasta el fundador de Megaupload.


Cuando los oficiales desactivaron la seguridad electrónica del lugar, Schmitz intentó refugiarse en una caja fuerte y finalmente terminó en una habitación blindada. Según el inspector Grant Wormald.

«fue más complicado que llamar a la puerta», dijo irónicamente el policía.

En un operativo paralelo, los funcionarios de Buró de investigaciones de EE.UU, realizaban el embargo de 30 coches de lujo que se encontraban aparcados en el fastuoso predio.

Entre los automóviles se destacaban un Rolls-Royce Phantom Drop Head Coupe, un Mercedes-Benz ML63 AMG, un Mercedes-Benz E63 AMG y otro Mercedes, un ML63 AMG, además poseía un Roll-Royce rosado de 1959.

De acuerdo con reportes de prensa internacionales, los federales que realizaron la incautación, no sabían que era más opulento, si los carros o sus placas, con acronimos como «Dios», «Mafia»o «Bueno y Malo».

«Tenemos que decir que alrededor de 30 coches y bicicletas fueron capturados después de que las autoridades interceptaron una serie de correos electrónicos que supuestamente revelan cómo Kim ofreció dinero a los uploaders a cambio de material copywrited. Los vehículos fueron sacados de su mansión en Nueva Zelanda», señaló un informe del FBI.

En una cuenta bancaria, ‘Dotcom’ guardaba 11 millones de dólares neozelandeses (6,84 millones de dólares estadounidenses).

El dueño de Megaupload fue detenido junto a otros cuatro ejecutivos del sitio, el holandés Bram van der Kolk y los alemanes Finn Batato y Ortmann Mathias.

El juez David McNaughton, del tribunal del distrito de North Shore, en la ciudad de Auckland, decidió que los arrestados permanezcan en prisión hasta que se produzca el fallo a su petición de libertad bajo fianza. Los cuatro están acusados piratería informática y lavado de dinero.

Megaupload permitía albergar archivos y compartirlos en internet. En los hechos ofrecía miles de películas, series y programas de televisión o canciones libres de acceso para cargar en los ordenadores en directo o utilizando el «streaming».

Santa Fe con agencias

Deja un comentario