Continúa protesta indígena en la vía Medellín-Quibdó

julio 6, 2012 1:23 pm

Comunidades indígenas del Chocó continúan protestando por el riesgo que corre la salud de los menores pertenecientes a sus cabildos, de los cuales se han registrado varios casos de muerte.

Debido a los altos casos de muerte en los niños indígenas, los representantes de estas comunidades decidieron hacer la denuncia ante el Gobernador del Chocó, Luis Gilberto Murillo, a quien le expusieron la muerte de 12 niños en el resguardo de Aguasal en Bagadó, en límites con Risaralda y otros cinco en el Bajo Baudó.

Según la denuncia, durante este año habrían fallecido 32 menores de edad, esto si se suma a la cifra oficial que en mayo alcanzaba los 15 casos, estos últimos por desnutrición.

Euclides Peña, presidente de la Federación de Asociaciones de Cabildos Indígenas del Chocó, (Fedeorewa), reveló que la mayoría de niños que mueren, es por falta de atención, agregó que no reciben buen trato y que pese a que en febrero firmaron una serie de acuerdos con el Ministerio de Protección Social, dicho acuerdo no se ejecutó ya que “todo eso quedó en el papel”.

La Falta de atención y el maltrato que dicen recibir los indígenas, fue una de las razones que llevó a la comunidad de la zona El 18, en límites con Antioquia a manifestarse y bloquear la vía Medellín-Quibdó, donde ya completan dos días impidiendo el transporte de carga y pasajeros por el sector.

Al no obtener respuesta por ninguna entidad, los protestantes amenazaron con una movilización de más de 5.000 nativos que llegarían mañana a Quibdó, donde bloquearían la vía Quibdó-Pereira, con el fin de generar caos y desabastecimiento en la región.

Murillo expresó que no está de acuerdo con las medidas que han tomado los indígenas para exigir sus derechos, pero igual resaltó que las demandas que exigen las comunidades son legítimas, y recordó que tan solo en el Bajo Baudó han muerto cinco niños indígenas, 200 niños y niñas se encuentran en alto riesgo, además de los 15 menores que están en situación crítica.

Ante la crisis de salud que vive el departamento, y el grave problema que está generando la medida que han tomado los manifestantes, el defensor del Pueblo de ese departamento, Víctor Raúl Mosquera, se pronunció y pidió a la Nación atender los reclamos de los indígenas.

Mosquera resaltó que estas necesidades deben ser solucionadas lo más pronto posible ya que es injusto que además de la pobreza extrema en que viven, sus derechos sigan siendo vulnerados.

Deja un comentario