LA MUJER: TEJEDORA DE PATRIA (I) -8 de marzo, día de la mujer-

marzo 5, 2013 2:47 pm

Carlos FradiqueCarlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

MARZO es el mes dedicado a la mujer. Toma su nombre de MARTE, el dios de la guerra de la mitología romana. Y bien podemos decir que las mujeres son guerreras. Y guerrera, según una página de la Web “es la mujer que es modelo de sabiduría, de confianza en sí misma, de honestidad, de verdad y honradez, de fuerza espiritual y principalmente la muestra más clara de la vida misma”

En marzo también se celebran otras festividades como la del día 14 a la 1 y 59 de la mañana y de la tarde dedicada al número PI o sea 3.14159… Léase marzo 14 a la 1 y 59. El 20 de marzo será el equinoccio de primavera. El 21 de marzo será el día internacional por la eliminación de la discriminación racial y el 25 de marzo ha sido establecido en muchos países como Día del Niño por Nacer, para que ciudadanos y gobernantes se manifiesten, de una manera positiva, a favor de la vida y para promover el desarrollo de una cultura social que asegure la promoción de la dignidad humana en todas las etapas de su existencia.

La mujer guerrera es símbolo de la redondez de la vida en la plenitud de su embarazo, es la primavera de la vida, es el amor sin discriminación y es la vigilante de la vida que cuida en su sagrado vientre. Sobre esas celebraciones volveré en notas de las próximas semanas.

El 8 de marzo está dedicado a la mujer trabajadora y la Organización de las Naciones Unidas lo llama “día por los derechos de las mujeres y la paz internacional”. En últimas es el día de la mujer por el hecho de ser mujer laboriosa. Y aun cuando es importante destacar su valor y alabarla, puede ser más importante ofrecer nuestra solidaridad para que se eliminen todas las formas de agresión y discriminación a su cuerpo, mente, espíritu, condición social, relación familiar, vínculo laboral, etc.

No es adecuado decir en términos amplios que los hombres y las mujeres son iguales y que no puede haber discriminación por razón del sexo. La verdad es que somos diferentes, orgullosamente diferentes, pero frente a la aplicación de la ley, al pago del salario, a la participación política y otros muchos aspectos no puede haber discriminación frente al hombre. Este es un tema sensible que debe ser tratado sin pasiones ni fundamentalismos.

El poeta de los niños, don RAFAEL POMBO, escribió un bello poema que llamó “LA EDUCACIÓN ES LA FUERZA DE LA MUJER” y fue un discurso dirigido a una Directora de escuela. Posiblemente fue escrito a finales del siglo XIX y es de avanzada frente a la cultura de dependencia que en esa época se predicaba respecto de la mujer. Hoy puede ser entendido como retroceso para nuestros días, pero permite actualizarlo y tomarlo como elemento enriquecedor de la dignidad de la mujer. Lo intento a continuación.

Dice el poeta: “Si la instrucción es necesaria al hombre, / a la mujer no es menos necesaria, / pues ella, como madre forma al niño / con la preciosa educación temprana;”

La mujer era educada solo para ser madre y ser ama de casa. Hoy hombre y mujer deben ser educados para atender solidariamente las labores del hogar y uno y otra deben recibir la educación y formación profesionales que les permitan ingresar al mercado laboral y ganar o producir lo suficiente y abundante para ser autosuficientes y vivir dignamente. No hay duda de que la educación, la recibida por los padres en el hogar, marca el futuro próspero o infortunado de los hijos.

En la próxima columna seguiré con el poema LA EDUCACIÓN ES LA FUERZA DE LA MUJER.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *