Los cimientos de la ‘pescadería’

marzo 11, 2013 7:27 am

mauricio-botero-caicedo Por Mauricio Botero Caicedo

Se ha vuelto casi un lugar común citar la frase del Lao-Tse – fundador del taoísmo, pensador, sabio, filósofo – y humanista chino: “Si le das pescado a un hombre hambriento lo nutrirás durante un día. Si le enseñas a pescar, lo nutrirás toda su vida”, pero en el caso de Chávez, el aforismo cae como anillo al dedo.

Hugo Chávez convirtió a Venezuela en una inmensa ‘pescadería’, en la que utilizando los fabulosos ingresos del petróleo, le entregaba a buena parte de la población el ‘pescado’ de cada día. ¿Y que se entiende por ‘pescado’, las dádivas que Chávez tan generosamente obsequiaba? La gasolina (a la tasa de cambio paralela) es treinta y tres veces – léase bien, treinta y tres veces – más barata que la gasolina en Colombia; en los mercados populares operados por PVDSA los precios de venta de la mayoría de los productos están por debajo del costo real de producción; los subsidios de los servicios públicos pueden llegar casi al 100 por ciento del costo de dicho servicio; y ‘brigadas de salud’ le brindan a la población servicios médicos básicos a un precio irrisorio. A todo esto se le añade el compromiso del gobierno chavista de entregar más de dos millones de viviendas totalmente gratuitas. El desmedido aumento de los precios del petróleo en los últimos dos lustros le permitieron a Chávez y sus acólitos financiar holgadamente la ‘pescadería’. Y si bien hay muchos países que le brindan a sus ciudadanos subsidios y prebendas, la enorme diferencia es que estos países lo hacen de manera selectiva a la población más vulnerable: los niños, las madres solteras, los ancianos, los minusválidos, y los desempleados; no a la totalidad de la población. A todos los otros los incentivan, por no decir obligan, a aprender a ‘pescar’.

El problema de fondo de Venezuela es que los cimientos de la ‘pescadería’ son de ‘papier – maché’. Es decir, las dádivas y subsidios al no ser sostenibles en el tiempo, con el menor aguacero se desmoronan. Y la razón de esta fragilidad radica en dos aspectos: el primero es que con contadas excepciones, pero muy especialmente con Chávez, los gobiernos nunca se preocuparon de enseñarle a la población a pescar. (La importante excepción fue el programa de becas “Mariscal de Ayacucho” instaurado en época de Carlos Andrés Pérez). El aparato productivo a partir de Chávez se desplomó dado que el ‘comandante’ prefería mil veces que la gente lo idolatrara por haberles dado el ‘pescado’ diario, que por haberles enseñado a pescar. La expropiación y la nacionalización de más de un millar de empresas, entre ellas de tres millones y medio de hectáreas de haciendas agrícolas y ganaderas, como lo señalaba recientemente un editorial del diario “El País” de España, “no desapareció a los odiados ricos sino creó, mediante el privilegio y los tráficos, una verdadera legión de nuevos ricos improductivos que, en vez de hacer progresar al país, han contribuido a hundirlo en el mercantilismo, el rentismo y todas la demás formas degradadas de capitalismo de Estado”. El segundo aspecto es que la ‘pescadería’ sobrevive exclusivamente en base a los ingresos de un solo producto, el petróleo, que por definición es un recurso finito y no renovable. Pero aún más grave, a mediano plazo hay fundadas posibilidades que el petróleo pierda su importancia estratégica y económica; y por ende los precios del hidrocarburo se pueden desplomar. En consecuencia, basar el desarrollo y progreso de una nación alrededor de un solo producto cuyo futuro es incierto, es una imbecilidad de proporciones desconocidas.

Variando el tema piscícola (de ‘pescados’ y de ‘pescaderías’), interesante y peculiar la impresionante romería de “mamertos” de todos los colores y plumajes que asistieron as los funerales. De Colombia, la numerosa delegación – que incluía al Secretario del Partido Comunista, pasando por la plana mayor del “Polo” (Cepeda y todos sus contertulios), y terminado con Piedad Córdoba – no ahorró ni encomios ni lágrimas frente a féretro. Menos mal que el gobierno colombiano les mantuvo orden de captura a los miembros de la Comisión Negociadora de la Farc, por que si no todos estarían por cuenta de los contribuyentes colombianos ofreciéndoles sus respetos a Chávez en Caracas. (Entre otras, buena parte de los gemidos incontrolables de Piedad Córdoba se deben a que no es del todo seguro que en el futuro se le mantengan las dádivas que ha recibido gratinianamente en el curso de los años. Es decir, los ríos de dólares que le entregaba Chávez y que le han permitido a la morena comprar lujosos apartamentos y llevar un tren de vida muy superior a sus ingresos).

6 Respuesta sobre “Los cimientos de la ‘pescadería’”

  1. Elvira Sosa en marzo 11th, 2013 8:15 am

    En la parte del FUTURO de los precios del PETROLIO, el escritor tiene razon. En Colombia nos puede pasar los mismo en referencia con los RECURSOS NATURALES especialmente el CARBON y el PETROLEO, por que basicamente nuestra economia se esta sustentando principalmente, en estos dos productos y es ahi donde deberiamos preguntarnos. Que ira a pasar cuando los EE.UU. sean autosuficientes en PETROLIO, para el 2016, que dicho sea de paso esta a la vuelta de la esquina??? Como quedaran las PESCADERIAS de Venezuela y las SEMI-PESCADERIAS de Colombia, para esa fecha??? No son cuentos, dicha auto suficiencia esta ya, rete-que-comprobada y programada !!!! Soldado advertido no muere en guerra. A Diversificar, A Imnovar, A Elevar el conocimiento de nuestro pueblo, en cuestiones tecnicas y tangibles para producir riqueza en todos los Sectores, etc,etc

  2. calvo decrepito fascista en marzo 11th, 2013 1:25 pm

    el mismo cuento rayado de este calvo decrepito, el mismo discurso de uribista criminal, otro titere corrupto y servilista del puro centro decrimen.otro idiota util servilista aprovechando la buena fe de esta emisora para vomitar su excremento que es lo unico que sabe hacer este idiota util.

  3. calvo decrepito fascista en marzo 11th, 2013 1:27 pm

    [quote comment=»328806″]En la parte del FUTURO de los precios del PETROLIO, el escritor tiene razon. En Colombia nos puede pasar los mismo en referencia con los RECURSOS NATURALES especialmente el CARBON y el PETROLEO, por que basicamente nuestra economia se esta sustentando principalmente, en estos dos productos y es ahi donde deberiamos preguntarnos. Que ira a pasar cuando los EE.UU. sean autosuficientes en PETROLIO, para el 2016, que dicho sea de paso esta a la vuelta de la esquina??? Como quedaran las PESCADERIAS de Venezuela y las SEMI-PESCADERIAS de Colombia, para esa fecha??? No son cuentos, dicha auto suficiencia esta ya, rete-que-comprobada y programada !!!! Soldado advertido no muere en guerra. A Diversificar, A Imnovar, A Elevar el conocimiento de nuestro pueblo, en cuestiones tecnicas y tangibles para producir riqueza en todos los Sectores, etc,etc[/quote]
    esta lora mojada repitiendo todas las idioteces de este idiota util por excremento de estos es que este pais esta como esta lleno de criminales y de politicos corruptos pues no ven mas alla de lo que les hacen ver, pobres idiotas.

  4. CHAVEZ ES UN PUEBLO en marzo 11th, 2013 6:30 pm

    Cuesta muchísimo asimilar la dolorosa noticia del fallecimiento de Hugo Chávez Frías. No puede uno dejar de maldecir el infortunio que priva a Nuestra América de uno de los pocos «imprescindibles», al decir de Bertolt Brecht, en la inconclusa lucha por nuestra segunda y definitiva independencia. La historia dará su veredicto sobre la tarea cumplida por Chávez, aunque no dudamos que será muy positivo. Más allá de cualquier discusión que legítimamente puede darse al interior del campo antiimperialista -no siempre lo suficientemente sabio como para distinguir con claridad amigos y enemigos- hay que partir reconociendo que el líder bolivariano dio vuelta una página en la historia venezolana y, ¿por qué no?, latinoamericana. Desde hoy se hablará de una Venezuela y Latinoamérica anterior y de otra posterior a Chávez, y no sería temerario conjeturar que los cambios que impulsó y protagonizó como muy pocos en nuestra historia llevan el sello de la irreversibilidad. Los resultados de las recientes elecciones venezolanas -reflejos de la maduración de la conciencia política de un pueblo- otorgan sustento a este pronóstico. Se puede desandar el camino de las nacionalizaciones y privatizar a las empresas públicas, pero es infinitamente más difícil lograr que un pueblo que adquirió conciencia de su libertad retroceda hasta instalarse nuevamente en la sumisión. En su dimensión continental, Chávez fue el protagonista principal de la derrota del más ambicioso proyecto del imperio para América Latina: el ALCA. Esto bastaría para instalarlo en la galería de los grandes patriotas de Nuestra América. Pero hizo mucho más.

    Este líder popular, representante genuino de su pueblo con quien se comunicaba como nunca ningún gobernante antes lo había hecho, sentía ya de joven un visceral repudio por la oligarquía y el imperialismo. Ese sentimiento fue luego evolucionando hasta plasmarse en un proyecto racional: el socialismo bolivariano, o del siglo veintiuno. Fue Chávez quien, en medio de la noche neoliberal, reinstaló en el debate público latinoamericano -y en gran medida internacional- la actualidad del socialismo. Más que eso, la necesidad del socialismo como única alternativa real, no ilusoria, ante la inexorable descomposición del capitalismo, denunciando las falacias de las políticas que procuran solucionar su crisis integral y sistémica preservando los parámetros fundamentales de un orden económico-social históricamente desahuciado. Como recordábamos más arriba, fue también Chávez el mariscal de campo que permitió propinarle al imperialismo la histórica derrota del ALCA en Mar del Plata, en Noviembre del 2005. Si Fidel fue el estratega general de esta larga batalla, la concreción de esta victoria habría sido imposible sin el protagonismo del líder bolivariano, cuya elocuencia persuasiva precipitó la adhesión del anfitrión de la Cumbre de Presidentes de las Américas, Néstor Kirchner; de Luiz Inacio «Lula» da Silva; y de la mayoría de los jefes de estado allí presentes, al principio poco propensos -cuando no abiertamente opuestos- a desairar al emperador en sus propias barbas. ¿Quién si no Chávez podría haber volcado aquella situación? El certero instinto de los imperialistas explica la implacable campaña que Washington lanzara en su contra desde los inicios de su gestión. Cruzada que, ratificando una deplorable constante histórica, contó con la colaboración del infantilismo ultraizquierdista que desde dentro y fuera de Venezuela se colocó objetivamente al servicio del imperio y la reacción.

    Por eso su muerte deja un hueco difícil, si no imposible, de llenar. A su excepcional estatura como líder de masas se le unía la clarividencia de quien, como muy pocos, supo descifrar y actuar inteligentemente en el complejo entramado geopolítico del imperio que pretende perpetuar la subordinación de América Latina. Supeditación que sólo podía combatirse afianzando -en línea con las ideas de Bolívar, San Martín, Artigas, Alfaro, Morazán, Martí y, más recientemente, el Che y Fidel- la unión de los pueblos de América Latina y el Caribe. Fuerza desatada de la naturaleza, Chávez «reformateó» la agenda de los gobiernos, partidos y movimientos sociales de la región con un interminable torrente de iniciativas y propuestas integracionistas: desde el ALBA hasta Telesur; desde Petrocaribe hasta el Banco del Sur; desde la UNASUR y el Consejo Sudamericano de Defensa hasta la CELAC. Iniciativas todas que comparten un indeleble código genético: su ferviente e inclaudicable antiimperialismo. Chávez ya no estará entre nosotros, irradiando esa desbordante cordialidad; ese filoso y fulminante sentido del humor que desarmaba los acartonamientos del protocolo; esa generosidad y altruismo que lo hacían tan querible. Martiano hasta la médula, sabía que tal como lo dijera el Apóstol cubano, para ser libres había que ser cultos. Por eso su curiosidad intelectual no tenía límites. En una época en la que casi ningún jefe de estado lee nada -¿qué leían sus detractores Bush, Aznar, Berlusconi, Menem, Fox, Fujimori?- Chávez era el lector que todo autor querría para sus libros. Leía a todas horas, a pesar de las pesadas obligaciones que le imponían sus responsabilidades de gobierno. Y leía con pasión, pertrechado con sus lápices, bolígrafos y resaltadores de diversos colores con los que marcaba y anotaba los pasajes más interesantes, las citas más llamativas, los argumentos más profundos del libro que estaba leyendo. Este hombre extraordinario, que me honró con su entrañable amistad, ha partido para siempre. Pero nos dejó un legado inmenso, imborrable, y los pueblos de Nuestra América inspirados por su ejemplo seguirán transitando por la senda que conduce hacia nuestra segunda y definitiva independencia. Ocurrirá con él lo que con el Che: su muerte, lejos de borrarlo de la escena política agigantará su presencia y su gravitación en las luchas de nuestros pueblos. Por una de esas paradojas que la historia reserva sólo para los grandes, su muerte lo convierte en un personaje inmortal. Parafraseando al himno nacional venezolano: ¡Gloria al bravo Chávez! ¡Hasta la victoria, siempre, Comandante!

  5. PERIODISTA IGNORANTE en marzo 11th, 2013 9:04 pm

    ACASO CRE QUE LOS ESTADOS UNIDOS A LOS QUE LES LAME EL CULO USTED NO ESTAN EN CRISIS….EL UNICO IGNORANTE ES ESTE PELON MALPARACO.

  6. Mauricio Tirado en marzo 12th, 2013 5:22 pm

    Es patético hacer ver a Chávez como un protohombre solo por dárselas de ANTIAMERICANO, cuando cumplidamente le vendía casi TODO su petróleo al «IMPERIO», o por alejarse de la influencia gringa para abrazarse al régimen castrista.
    Aunque toda muerte representa una gran pérdida, no puede considerarse como tal -al margen de lo humano- la de un DICTADOR que destruyó la democracia de su país y dejó, por donde se le mire, un legado tan «MACABRO» como lo será el espectáculo de su cadáver insepulto.
    ¿Qué deja Chávez? Algunos pretenden eximirlo ante la Historia por un supuesto interés en los pobres que, en realidad, no fue otra cosa que la mayor ARTIMAÑA de la que se pudo valer para atornillarse en el poder de manera vitalicia. Pobres que son ahora tan dependientes del Estado como un ADICTO lo es de la droga; sin iniciativa y con sus capacidades cercenadas, vueltos unos mantenidos que solo saben estirar la mano.

    En contraprestación, las masas devinieron en autómatas que votaban por Chávez a ojo ciego, que lo idolatran y que MATARAN o se harán MATAR por mantener la revolución, que no es otra cosa que mantener sus prebendas. Nada de eso representa bondad ni interés por los más necesitados. El que lo sigan con fervor solo pone de manifiesto una gratitud mal entendida y el grado de dependencia de los más necesitados.
    A PABLO ESCOBAR aún lo IDOLATRAN los beneficiarios de esa falsa filantropía que le sirvió para ganar adeptos, aunque él, por lo menos, lo hacía con su dinero, BIEN O MAL HABIDO. Porque la ‘magnanimidad’ de Chávez se ejecutó con la PLATA de todos los venezolanos y con ella no solo se hizo a un ejército de incondicionales sino también al FALAZ liderazgo regional que ostentaba, y que compró repartiendo BILLETE a diestra y siniestra. ¡Hasta le dio por subsidiar el combustible de los buses de Londres! SOTTO VOCE, en todas partes lo tildaban de PAYASO, pero ni cortos ni perezosos recibían sus dólares.
    Valga decir que sin la para él afortunada coincidencia de haber visto pasar el precio del barril de crudo de unos 10 dólares, cuando llegó a la presidencia, en 1999, hasta un techo de 146 dólares en el 2008, a Chávez le habría sido IMPOSIBLE hacerse a sus perfiles de redentor de los desamparados y líder regional. Por sus manos pasó casi un BILLóN de dólares (un millón de millones) de ingresos petroleros que se esfumaron sin dejar nada a la vista: no hay INDUSTRIAS, no hay INFRAESTRUCTURA, no hay avances CIENTIFICOS… Su principal REFINERÍA se incendió por falta de mantenimiento y su mayor HIDROELéCTRICA opera a la mitad de su capacidad.
    Ejecutó un sangriento GOLPE que quedó impune, hizo REDACTAR una constitución a su medida, concentrando en cabeza suya a todos los poderes del Estado, elevó la corrupción a niveles nunca vistos con una BOLIBURGUESíA encabezada por su FAMILIA, convirtió a Venezuela en uno de los países más inseguros del mundo, fue AMIGO y patrocinador de dictadores y terroristas, se armó hasta los dientes y amedrentó a sus vecinos con sus Sukhois y sus batallones, silenció a la prensa, creó una milicia de SICARIOS guardianes de la revolución…
    Nada de eso es de admirar, todo a su alrededor no fue más que FARSA. Tanto que para salvarse de la debacle que se avecina -el derrumbe económico-, hay que montar su MOMIA al caballo para que gane las batallas, como el Cid Campeador. Lo cual, parafraseando al mismo Chávez, «es un signo de la descomposición moral» de su socialismo del siglo XXI, esa entelequia que se PUDRIRá antes que su cuerpo embalsamado

Deja un comentario