El precio del tomate sigue al alza

marzo 19, 2013 4:20 pm

alimentos-bogota

Las principales centrales mayoristas del país reportaron durante este martes y por segundo día consecutivo un incremento generalizado en los precios del tomate, debido a la baja oferta del producto. Así lo comunicó el DANE, por medio del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario, SIPSA.

De acuerdo con el informe, la cotización de la variedad de tomate Riogrande subió 44% en la Central de Abastos de Bucaramanga, Centroabastos y 25% en la Central de Abastos de Cúcuta, Cenabastos, mientras que la variedad de tomate chonto valluno aumentó 35% en la Central Mayorista de Cali, Cavasa.

Los comerciantes de Bucaramanga atribuyeron la tendencia al alza en este mercado a la poca oferta procedente Los Santos, Santander, el kilo se vendió a $1.390. Por su parte, los incrementos en el mercado de Cali fueron influenciados por la reducción en las cosechas que llegan desde el norte de Valle del Cauca, afectadas por las lluvias registradas durante los últimos días, se transó por kilo a $1.550.

Sucedió igual con el precio de la zanahoria que se incrementó un 29% en la Plaza La 21 de Ibagué y 21% en la Central Mayorista de Antioquia. El producto se vendió por kilo a $1.023 y a $853, respectivamente. La reducción en la carga procedente de Bogotá, fue la razón principal de la tendencia en el mercado de la capital del Tolima.

Comportamiento similar presentó el precio de la remolacha que se vendió por kilo a $500 en la Central de Abasto de Bogotá, Corabastos y a $600 en la Central Mayorista de Medellín, un 13% más que ayer. La reducción en las recolecciones de los cultivos ubicados en Madrid, Soacha y Mosquera Cundinamarca, jalonó el comportamiento de la cotización en la capital del país

La tendencia al alza también afectó la cotización del pimentón que subió 16% en Centroabastos; 13% en La 41 de Pereira y 11% en la Central Mayorista de Armenia, Mercar. Según los comerciantes, los incrementos en el mercado de Bucaramanga fueron generados por la poca oferta procedente de Girón, Santander, el kilo se vendió a $2.079.

Igualmente se observaron incrementos en el precio de la cebolla cabezona blanca que se vendió por kilo a $530 en la Plaza La 21 de Ibagué y a $567 en La 41 de Pereira, un 33% y 16%, respectivamente, por encima de su última comercialización. La reducción de la carga procedente de la Sabana de Bogotá y Fusagasugá, Cundinamarca, jalonó la tendencia en la capital del Tolima.

En contraste se presentó una caída en la cotización de la arveja verde en vaina que se vendió por kilo a $2.000 en Centroabastos y a $2.300 en Corabastos, un 29% y 16% menos frente a su última comercialización. El producto se vendió por kilo a $2.000 y a $2.300 respectivamente.

El aumento en la carga que llegó desde San Andrés, Santander, así como de Ipiales, Nariño, fue la razón principal de la tendencia a la baja en Bucaramanga. Por su parte, en Bogotá los descensos obedecieron al buen ingreso del producto procedente de Ipiales, Pupiales y Túquerres, Nariño, así como de Pasca, El Rosal, Subachoque y Nemocón, Cundinamarca.

También cayó el precio de la habichuela que se transó por kilo a $1.640 en La 41 de Pereira y a $1.470 en Cavasa, un 13% y 11%, respectivamente, por debajo de su última comercialización. Según los comerciantes de la capital de Risaralda este comportamiento fue provocado por el represamiento del producto, debido a la disminución en los pedidos desde otros mercados.

Durante la jornada se presentó alta volatilidad en el precio de la cebolla junca que subió 31% en la Plaza La 21 de Ibagué y 14% en Corabastos, mientras que bajó 30% en Santa Helena, en Cali y 28% en Centroabastos. Los incrementos en la capital del Tolima fueron provocados por la poca oferta procedente de Aquitania, Boyacá, se transó por kilo a $1.321. Por su parte, la tendencia a la baja en el mercado de la capital del Valle del Cauca fue motivada por la misma razón, el kilo se vendió a $681.

Ocurrió igual con la cotización del pepino cohombro que se vendió por kilo a $478 en Santa Helena, en Cali y a $750 en Cenabastos, un 43% y 25% más frente a su última comercialización. Por el contrario, se transó por kilo a $760 en la Plaza La 21 de Ibagué, un 19% por debajo de su última venta. La reducción en las cosechas procedentes de Pradera, Valle del Cauca, provocó los incrementos en la capital de este departamento, mientras que los descensos en la capital del Tolima obedecieron a la amplia oferta que llegó desde Cajamarca, Tolima, así como de Fusagasugá, Cundinamarca.

Deje un comentario

Leave a Reply

Recommendations