Verde que te envidio verde

abril 18, 2013 9:43 am

mauricio-botero-caicedo Por Mauricio Botero Caicedo

Hay varios países en el continente que le producen a uno envidia, envidia verde, envidia de la ‘maluca’. En primer lugar están Chile y Perú, dos países que han decidido como ‘Política de Estado’, es decir, indistintamente del gobernante de turno, insertarse de lleno en la economía mundial. Los resultados de tan sabias políticas están a la vista: ambos países llevan creciendo a tasas entre el seis y el nueve por ciento durante los últimos diez años. Hay otro país envidiable, el Brasil, menos por su no tan imponente tasa de crecimiento que por decidido empeño de sus gobernantes de emprender proyectos trascendentales e importantes con la certeza que en pocos años el creciente poder adquisitivo de sus ciudadanos va a requerir esos proyectos. Brasil también nos puede dar enormes lecciones en la reducción de la pobreza; y en la consolidación de una clase media cada día más pujante y dinámica.

El propósito de este artículo, sin embargo, es mostrar como dos países que normalmente no aparecen en el radar de los ‘envidiables’, nos pueden dar a los colombianos importantes lecciones en dos campos fundamentales: infraestructura, especialmente la vial, y las telecomunicaciones. En primer lugar está el Ecuador, país que no obstante el sesgo socialista de su presidente, Rafael Correa, ha logrado implementar una infraestructura vial de primer orden. Las autopistas en Ecuador, aparte de ser amplias y seguras, se diseñan y ejecutan a tiempo con un mínimo de corrupción, lo cuál le ha permitido a Correa mostrarle a los electores que no obstante su ‘retórica socialista’ y desagradable tendencia al ‘socialhablamierdismo’ es un buen ejecutor y ha sabido aprovechar los importantes recursos de las exportaciones de hidrocarburos en beneficio de todos los habitantes. Las acertadas inversiones del gobierno es una de las razones por las cuales Correa logró ser reelegido por una importante mayoría de los ecuatorianos.

La inversión en infraestructura necesariamente tiene que ser la locomotora que jale el desarrollo para la próxima década. Colombia no puede seguir aceptando verdaderos desastres técnicos y financieros en las obras cómo aquellos de ‘Commsa’ en la ‘Ruta del Sol’; el Transmilenio del la 26; el Túnel de la Línea; la doble calzada Bogotá – Girardot; la ruta Briceño-Tunja-Sogamoso que después de 12 años sigue sin terminarse; y la autopista entre Buga y Buenaventura que es un ejemplo mundial de ineptitud, ineficiencia y corrupción. A prácticamente todas las obras públicas viales, los gobiernos de turno las dejan desfinanciadas y a medio construir. La infraestructura vial en Colombia no solo es una vergüenza, sino que es la principal talanquera para el crecimiento sostenible. Para el tamaño de la población y de la economía, Colombia tiene posiblemente la peor infraestructura vial del continente, comparable sólo a aquella de Haití.

Hay que reconocer que el gobierno de Santos está haciendo importantes esfuerzos en solucionar el caos en la infraestructura con las concesiones de ‘Cuarta Generación’. Las inversiones de $44 billones de pesos son la gran apuesta que lideran la ministra Cecilia Álvarez y el inteligente y capaz director de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luís Fernando Andrade. Pero las preguntas pertinentes, como bien lo señala el editorial de la revista DINERO (Feb. 8/13) son: “¿Están haciendo los mejores esfuerzos todos los actores? ¿Los interventores de las obras? ¿Los jueces que fallan las expropiaciones de predios? ¿Dónde están el conocimiento y las competencias indispensables en todos los niveles para que este sí pueda ser un caballo ganador en la carrera por dinamizar la economía colombiana?

El segundo país que merece toda la envidia del mundo es México, en dónde el presidente Enrique Peña Nieto se ha atrevido a romper los monopolios en las telecomunicaciones que durante lustros han mantenido tres de los hombres más ricos de ese país: Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, y Emilio Azcárraga.

El caso de Slim, quién en México controla siete de cada diez líneas fijas y de celulares, es el más aberrante por que los que había hecho el Estado mexicano era pasarle al inversionista de origen libanés, por una suma irrisoria, un monopolio público para que pudiera seguir manejándolo como un monopolio privado. La revista ‘Economist’ estima que el sobrecosto que los mexicanos tienen que pagar anualmente es la increíble suma de $25 billones de dólares. La verdad, monda y lironda, es que Slim se convirtió en el hombre más rico del mundo no en base a su esfuerzo, perseverancia, o inteligencia, sino a la manipulación de los hilos políticos que le permitieron usurpar un monopolio en la telefonía por cerca de dos décadas.

En Colombia el país recuerda con horror como unos funcionarios de la anterior administración pretendieron adjudicarle a Slim a dedo la Empresa Estatal de Telecomunicaciones, Telecom, para que el mexicano pudiera ejercer un monopolio en las comunicaciones por cuenta del bolsillo de todos los colombianos.

Las empresas de Slim controlan cerca del 65% de la telefonía móvil en Colombia. El servicio de ‘Claro’ no puede ser peor y esta empresa debe ser la campeona mundial en llamadas caídas. Lo que no es lógico es que el gobierno siga permitiendo esta aberración, sin ponerle límites al porcentaje del mercado que una empresa individualmente puede controlar en la telefonía móvil. Los colombianos, por lo visto, vamos a seguir siendo víctimas del monopolio de Slim; y mientras el presidente de México ha tenido los pantalones de enfrentársele a Slim y los otros monopolistas, aquí, como dóciles borregos, seguimos permitiendo que la empresa ‘Claro’ haga lo que le venga en gana. ¡El precio de la pusilanimidad es alto!

2 Respuesta sobre “Verde que te envidio verde”

  1. NELLYCHAPARRO-NAJAR en abril 20th, 2013 9:48 am

    Senor M,Caicedo escriba positivamente.los jovenes que lean sus comentarios en el pais o fuera aprenderan algo positivo.la palabra envidia es grotesca. Sabemos que nuestra rica lenguaga castellana mal llamada espanol,nos da variedad de palabras y no debenmos prendernos de malos habitos como envidiar en particular cuando la denotacion es maligna.SERA UN PLACER CONOCERLO EN PERSONA,QUIZA ESTARE DE PROFESORA DE LEYES INTERNACIONALES UNIENDO FAMILIAS QUE SE HAN ALEJADO DE SU PAPA O SUS ABUELOS PATERNOS

  2. Mauricio Tarado en abril 21st, 2013 12:06 pm

    este viejo decrepito solo sabe de odios, venganzas y envidias este calvo es una pluma criminal.es un uribista corrupto y demente al igual que su amo el criminal uribestia asi son todas estas ratas corruptas y criminales y critica pero no ve que el desgobierno pasado solo dejo eso, obrassin concluir y corrupcion, al buen ewntendedor pocas palabras.

Deja un comentario