DEL SERMON DEL SABADO

agosto 23, 2013 8:12 am

FOTO RICARDO CANO (1)Por: Ricardo Cano
Qué en Colombia el catolicismo se ha dispersado en grandes y distintas Iglesias de diversos nombre que no quiero hoy señalar; anotaba un sacerdote joven en el sermón del pasado sábado en la tarde; y decía, pero aún así seguimos siendo el 79% del pueblo colombiano.

Somos un pueblo cristiano de católicos así hemos sido formados y así nos debemos comportar. Aclaraba el joven cura, como la iglesia con su nuevo Papa predica las verdades más sencillas y como decía que Colombia necesita católicos que den testimonio de Dios y sus doctrinas.
Es decir resaltaba puntualmente y afirmaba; no queremos solamente católicos arrodillados dándose golpes de pecho, comulgando; si no, también haciendo efectiva la doctrina de Cristo con participación y predicando el evangelio, es decir el testimonio de Dios.
Un ejemplo, decía, si tu hijo es infiel no lo alcagueties, si tu vecino es un reconocido ladrón de cuello blanco que estafa a tu ciudad tu no lo debes saludar pero si debes dar testimonio de que no es digno de entrar en la Iglesia del señor.

Así, de esa manera si seríamos útiles a esta tan necesitada Sociedad; todos los colombianos tenemos la obligación de hacerlo.

Así, de pronto, también trazaríamos un camino que nos lleven en definitiva a un comportamiento que convierta a Colombia en un mejor País.

2 Respuesta sobre “DEL SERMON DEL SABADO”

  1. Luis fernando espinosa en agosto 23rd, 2013 8:24 pm

    En este mundo en que se vive acelerado y se da mucha importancia a lo material es bueno reflexionar sobre estos temas. Es cierto no es solo darnos golpes de pecho y pensar que ya cumplimos, debemos tratar de actuar correctamente en nuestro diario vivir: debemos sobornar para obtener algo? Debemos permitir que nuestros hijos manejen embriagados? O nosotros mismos? Si tenemos empleados les pagamos lo de Ley? …

  2. CARLOS ANDRES en agosto 26th, 2013 10:11 pm

    Quiero felicitarte Ricardo por ser un instrumento para que la doctrina de Jesus se viva en la vida cotidiana. ciertamente, todos somos constructores de una nueva sociedad y una Iglesia que aporte al cambio, al progreso a la justicia y la equidad. el de Nazaret sea nuestra inspiracion!!!

Deja un comentario