Por paro agrario los quince municipios localizados en la frontera con Ecuador y Nariño estan en un ochenta porciento, entre la penumbra y la oscuridad social y economica

agosto 28, 2013 11:08 pm

paro agrario200

Por:JAIME FOLLECO ALVAREZ.

Prácticamente con la misma situación que ya el país conoce, desde el momento que arrancó este levantamiento del sector agrario, sobre el bloqueo en varios puntos estratégicos de la carretera panamericana que comunica a las ciudades de Ipiales y Pasto, esta semana desde el lunes 26, prácticamente se acentuó la parálisis de esta ciudad y sus municipios circundantes localizados en esta región fronteriza con Ecuador debido a las manifestaciones populares generadas por el paro agrario.

El ambiente de paro se trasladó de las carreteras a la ciudad. Han marchado por el sector céntrico de Ipiales, sobre todo en horas de la mañana, entre otros: representantes de la iglesia católica, clubes deportivos, asociaciones religiosas, los pequeños comerciantes, los sindicatos informales, campesinos e indígenas, estudiantes, líderes cívicos de la región, los maestros, quienes con baterías de cocina, pasacalles, pancartas, pitos, banderas, y lenguaje de simbología (regaron y reventaron en el piso, casi dos toneladas de naranja, en las vías a través de las cuales transitó la marcha), han hecho manifiesta su solidaridad con las diferentes fuerzas productivas del país levantadas en paro especialmente en un número considerable de participantes en esta región.

Precisamente hoy, a partir del medio día, se convocaron unas cuatro mil personas que marcharon por las calles céntricas, quienes finalmente se concentraron en el parque veinte de julio, allí finalmente, sin generar acciones en contra del orden público, los manifestantes poco a poco se retiraron a sus casas, cabe destacar, que las unidades de la policía destacadas en sus motocicletas para resguardar el orden público, han sido, prudentes y han respetado el desarrollo del derecho a las marchas masivas, de otra parte también infortunadamente, debo informar, que en anteriores, se han camuflado bandas de delincuentes, para ocasionar el daño a los bienes privados, principalmente al sector comercial formal y vehículos, de la misma forma el atentado contra el medio ambiente, que tristeza, con la incineración de llantas y la tala de árboles.

A esta hora, Ipiales y la frontera está totalmente paralizada, con todas las consecuencias sociales y económicas que esta situación conlleva, anuladas totalmente las operaciones de comercio exterior tanto de exportaciones como de importaciones con Ecuador; esto es vergonzoso, para un país que en Suramérica , despectivamente y con jactancia, el presidente Santos en muchas alocuciones internas e internacionales, a dicho que es el país maravilloso, donde el alza de la economía, según los funcionarios públicos en Bogotá, ha permitido que los pobres sean menos pobres y los ricos menos ricos.

Por:JAIME FOLLECO ALVAREZ

Deja un comentario