Procuraduría investigará incendio en cárcel Modelo de Barranquilla

enero 28, 2014 5:01 pm

carcel_modelo_-_b_1

La Procuraduría anunció que iniciará una investigación por el incendio en la cárcel modelo de Barranquilla que dejó 10 presos muertos y 42 heridos.

El Ministerio Público advirtió que enviará a un delegado en materia de Derechos Humanos a fin de verificar qué provocó el incendió y las condiciones de la atención al interior del penal para los reclusos.

La indagación tiene como objetivo verificar el supuesto uso de gases lacrimógenos. La emergencia se atribuyó al hacinamiento, pues según el Personero la cárcel solo fue construida para 450 reclusos y hay 1.160. En el pabellón donde se produjeron los graves incidentes estaban recluidos 700 internos.

Durante la reunión extraordinaria realizada este martes en la sede de la Alcaldía Distrital con el Comandante de la Policía Metropolitana, José Vicente Segura; el director nacional del Inpec, Brigadier General Saúl Torres Mojica, delegados de la Personería Regional y Distrital; el gobernador José Antonio Segebre, y la alcaldesa Elsa Noguera De La Espriella, se acordaron unos puntos para amainar el hacinamiento en la Cárcel Modelo de Barranquilla, el cual pudo ser la principal causa para que se haya producido la tragedia en el penal.

El director Nacional del Inpec, Brigadier General Saúl Torres Mojica, viajó a la capital del Atlántico desde el lunes en la noche para ponerse al frente de la situación.

Torres Mojica dijo que lo sucedido fue producto de las rencillas internas de los reclusos y que eso no debería seguir ocurriendo para evitar nuevos hechos de violencia.

Mediante comunicado, los asistentes destacaron la importancia de tomar medidas ante el hacinamiento que vive la cárcel en Barranquilla, pues la misma está hecha para recibir a 450 pero tiene más de 1.200 recluidos, entre los que están sentenciados y los que están siendo investigados.

En uno de los apartes del comunicado, se indicó que lo ocurrido el lunes se pudo haber originado a raíz de las requisas que durante la semana venía realizando el cuerpo de custodia y vigilancia, dejando como resultado la incautación de elementos prohibidos dentro del penal.

El comunicado precisó que las requisas que se venían haciendo “ocasionaron la molestia de un grupo de internos que manejaban el microtráfico de estupefacientes al interior del pabellón, quienes comenzaron a realizar acciones de protesta en las cuales quemaron colchones en las celdas y puertas del patio, impidiendo el ingreso del personal penitenciario”.

Como los reclusos no dejaban que se sofocaran las llamas por parte del grupo de vigilancia, provocaron “que el fuego se extendiera por el pabellón alcanzando el fluido eléctrico y el cableado interno del centro carcelario”.

Señaló además que ante la oportuna intervención de los organismos de socorro como Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja y los protocolos que establece el Inpec, se pudo controlar la situación y se pudo evitar un desastre mayor, por cuanto en el Pabellón B se encontraban 731 internos recluidos.

El comunicado destacó que durante las operaciones realizadas por los diferentes organismos de atención, se logró trasladar a 42 internos, “quienes fueron conducidos a los diferentes centros clínicos de la ciudad, de los cuales 4 fallecieron en el Hospital y 6 en el pabellón, 17 fueron dados de alta y 25 aún permanecen hospitalizados”.

En el pabellón donde se registraron los hechos hasta anoche habían 700 internos, en su mayoría procesados por delitos como hurto simple, microtráfico y porte ilegal de armas.

Deja un comentario