En dos días Bogotá vibrará al ritmo de Estéreo Picnic

abril 1, 2014 11:34 am

Stereo Pinic 2014

Al norte de Bogotá iniciará este jueves la quinta versión del festival de música alternativa más esperado del año, se trata de Estereo Picnic. Este año, como es costumbre, los 41 artistas prevenientes de diversos países del mundo, se presentarán entre el tres y seis de abril.

Desde las 4:30 de la tarde de este jueves, cientos de jóvenes de todo el país se darán cita en el parque 222 (calle 222, entre autopista Norte y carrera 7.ª), para gozar al ritmo de uno de los festivales más esperados del país.

Artistas de todas partes del mundo visitarán la capital bogotana y más de 50.000 personas podrán tener frente a frente grupos musicales muy influyentes de la órbita artística actual.

Los iguientes son los grupos y solistas que se presentarán en Estéreo Picnic durante los tres días que inundarán de música a Bogotá:

Jueves 3 de abril.

-Árbol de ojos:

En una ciudad en donde las bandas más jóvenes usualmente debaten sus raíces entre los sonidos tropicales y las músicas urbanas, Árbol de Ojos ha conseguido sorprender a propios y extraños con su propuesta llena de guitarras contundentes y rock firme. Luego de haber compartido escenario con artistas de la talla de The Killers, Jane’s Addiction, Babasónicos o Austin TV, entre otros, la agrupación bogotana ha conseguido posicionarse como una de las más llamativas de la actualidad en la escena alternativa nacional gracias a una impecable primera producción y sus shows precisos, contundentes y al mismo tiempo desenfrenados. Entendiendo la evolución del rock por el devenir etéreo de la post-modernidad, y siempre evitando lugares comunes incómodos, este quinteto mira el futuro, con sus ramas infinitas, desde un lugar muy privilegiado.

-Mateo Lewis:

En su paso por agrupaciones como Ratón Pérez y El Sin Sentido, así como en esta nueva etapa solista, Mateo Lewis ha tenido la capacidad de cautivar por igual a la prensa más especializada y a los seguidores más emocionales. No hay formula, solo una propuesta que desborda clase, madurez y honestidad. Su primera producción discográfica, “Sumas”, que trae a la memoria sonora artistas como James Blake y Bon Iver, ha puesto la vara muy alta entre la nueva ola de cantautores independientes locales. Con canciones como “Vienes y Te Vas” y la misma “Sumas”, su debut fue validado como uno de los más importantes de 2012 por tantísimos oídos y plumas independientes de peso. El álbum contó con el trabajo en la masterización de Greb Calbi (Sterling Sound), famoso por haber colaborado con las grabaciones de reconocidos artistas como Fleet Foxes, John Mayer y St. Vincent.

-Portugal, the man:

Estos hombres vienen de Portland y no de Portugal. Luego terminarían relocalizando sus operaciones en los confines de Alaska para seguir trabajando en esas canciones fuera de este mundo que siempre consiguen facturar. Y no es nada exagerado afirmar que hoy en día ésta es una de las bandas de rock más auténticas que hayan aparecido en cualquiera de los cinco continentes durante la última década. Su sonido particular nos lleva todo el tiempo hacia atrás y hacia adelante. Con sus composiciones repletas de fantasmas coloridos y atravesadas por ecos de ensueño, este es un quinteto que sabe ser de estos y de todos los tiempos. A lo largo de siete álbumes de larga duración –que incluyen joyas brillantes como The Satanic Satanist (2009) e In The Cloud In The Mountain (2011)– Portugal. The Man se ha extendido orgánicamente entre lo clásico y lo contemporáneo, debatiéndose con destreza entre el pop psicodélico, el indie alternativo y el rock progresivo. Su reciente Evil Friends (2013) fue producido por el gurú de las consolas Danger Mouse.

-Juan Casablancas:

Como figura central de los legendarios The Strokes, sobre el principio de la década pasada, Julian Fernando Casablancas consiguió poner el rock nuevamente en manos de la gente. Y es muy probable que desde los Ramones nadie consiguiera hacer esto con tanta clase. Desde las esquinas más prudentes de Nueva York, ayudó a conspirar un sabotaje guitarrero y exquisito contra los engranajes del negocio musical, que por ese entonces giraban aceitados y mecánicos en torno a la maquinaria del pop más industrializado. Con álbumes llenos de magia ruidosa y garajera –como Is This It (2001) y First Impressions Of Earth (2006)– su voz le dio himnos a toda una generación que ni siquiera conocían ese concepto. En 2009, Casablancas debutó de manera sorprendente como solista con un álbum repleto de sintetizadores y buen dance rock titulado Phrazes For The Young. Mientras The Strokes permanece ausente de las tarimas, su cantante y compositor principal anda comprometido a entregarlo todo en un marco de presentaciones absolutamente vigentes y entrañables.

-Dorian:

Su estilo, heredero del legado musical de artistas como The Cure, Depeche Mode, Radio Futura, Nacha Pop y la electrónica de los 90, poco a poco los ha posicionado como una de las bandas independientes más importantes de su país. Canciones como “Verte Amanecer” y “Cualquier otra parte” se apoderaron rápidamente de las pistas de baile españolas. Pronto la histeria llegó a ser hispanoamericana y Colombia comprendió por qué ésta es la banda independiente más importante de la península ibérica en el momento. Marc Gili y compañía vendrán a Estéreo Picnic para presentar su nuevo trabajo discográfico, La Velocidad del Vacío, una colección solida de canciones que ya ha sido editado en Colombia y algunas de sus canciones han alcanzado fuerte rotación en la radio especializada.

-Babasónicos:

Más de dos décadas de carrera musical y once trabajos discográficos hacen de Babasónicos una de las bandas más prolíficas y consistentes del rock latinoamericano de nuestros tiempos. Lo más llamativo aún, es que a lo largo de todo este tiempo de trabajo constante consiguieron –como pocas bandas– entrelazar elegantemente diversas influencias en un sonido lleno de espíritu impetuoso y personalidad adictiva. Sí, basta con oír obras consumadas como el clásico de culto “Dopádromo”, el completísimo “Jessico” y los ampliamente difundidos “Anoche” y “Mucho” para entender de nuevo el rock en su estado más puro y a la vez más mestizo (aquí encontramos siempre de todo, pasando por grunge, funk, psicodelia y pop). Adrián Dárgelos y su pandilla de excéntricos adorados le llevaron para siempre –y como nadie– clase y glamour a la música alternativa latinoamericana. Estéreo Picnic 2014 será una ocasión privilegiada para oír por primera vez en nuestro país canciones de ese gran nuevo disco de los babas que se titula Romantisísmico.

-Capital Cities:

El dúo de indie pop que ha reescrito la historia de todos los dúos de indie pop en nuestros tiempos. Provenientes de Los Ángeles, California, Ryan Merchant y Sebu Simonian se juntaron en el año 2009 y tuvieron desde el principio un sencillo inmenso en sus manos que algunos grandes sellos disqueros no tuvieron la sensibilidad suficiente para editar. Así que debutaron de manera independiente en 2011 con un EP homónimo que incluía esa canción, “Safe and Sound”, y poco a poco se hizo justicia. De manera viral Capital Cities fue democratizando su talento y pronto fue un éxito absoluto en estaciones de radio, discotecas, comerciales de televisión y plataformas digitales. El primer álbum larga duración de la banda, In a Tidal Wave of Mystery, fue lanzado en junio de 2013 por el sello Lazy Hooks. Para presentarlo Merchant y Simonian han logrado ya darse un buen paseo por los festivales más soleados del mundo con su synthpop buena onda.

-Nine Inch Nails:

La música de Trent Reznor contiene una belleza particular que nos atrae y nos repele en igual medida. “Es el `Dios ha muerto´ de Nitzche sobre un beat de discoteca´”, escribió alguna vez David Bowie al respecto. Desde Pretty Hate Machine, su debut discográfico de 1989 como Nine Inch Nails, éste estratega sonoro ha logrado adentrarse en el corazón mismo del hombre moderno para darle un nuevo latido a través de su desafiante y hermoso ruido industrial. En obras maestras mediadas por su genialidad en las máquinas, como The Downward Spiral (1994), Year Zero (2007) y el reciente Hesitation Marks (2013), Reznor ha logrado bosquejar la esencia difusa de estos tiempos desconcertantes en los que vivimos. Con más de 30 millones de copias vendidas alrededor del planeta, la banda gira actualmente con uno de los ensambles más contundentes de su ya mítica historia de puestas en escena dramáticas y sobrecogedoras.

-Phoenix:

Esta es una banda de Versalles y ese no es un detalle que se deba pasar por alto. Después de todo Thomas Mars, Deck D’Arcy, Laurent Brancowitz y Christian Mazzalai también tramaron ahí su propia suerte de Revolución Francesa. Desde 1999 Phoenix viene precisando a partir de lo alternativo algunos rasgos característicos del rock moderno, con su competente bagaje electrónico y sus finas actitudes pop. Contemporáneos de Air, Daft Punk y su movimiento de renacimiento disco, los Phoenix consiguieron una insurrección artística propia casi que sin querer tramarla. Durante tres álbumes se fueron haciendo queridos y respetados desde el underground, hasta que apareciera en 2009 el contundente Wolfgang Amadeus Phoenix, que, cargado de canciones –sensibles, bailables, platónicas y ganadoras– como “Lisztomania, “1901” y “Rome”, les conseguiría un premio Grammy y los reinventaría como héroes nobles de una generación musical que cabalga sin monarcas entre las redes sociales, de paso, también como una de las cabezas más visibles en los carteles de Coachella, Lollapalooza, Primavera y tantos otros festivales más.

Viernes 4 de abril.

-Juan Pablo Vega:

Oír a Juan Pablo Vega es siempre un gusto. Sus composiciones logradas y sus arreglos impecables, a menudo labrados por influencias del funk, el soul y el folk, enmarcan su sonido en un concepto avanzado de pop alternativo. Este artista se posiciona desde ya como uno de los músicos y productores con mayor potencial en nuestra actualidad alternativa nacional. Sus méritos de talento y calidad lo han hecho traspasar rápidamente muchísimas fronteras, por ejemplo, lo han llevado a poner su nombre en trabajos de artistas tan diversos como Esteman, Alejandro Fernández, Paulina Rubio, Thalía, Alejandro Sanz o Marc Anthony. Presentando su primer trabajo como solista, bajo el nombre Nada Personal, Vega llega al Festival Estéreo Picnic para llevar a todos los asistentes a un viaje musical profundo y mostrar porqué se ha convertido en uno de los músicos jóvenes más importantes del país.

Injuri:

Este puede ser uno de los regresos más significativos en el rock duro nacional, pero se siente más como un puño en la cara que como un show de nostalgia. Aunque sus integrantes se han dedicado a hacer notar proyectos como Diamante Eléctrico, Diva Gash, El Sin Sentido o Seis Peatones, Injury está aquí de nuevo como si no hubiera pasado un día desde su último concierto hace seis años. Comenzaron en 1999 con un sonido valiente que mezcló metal, punk, rock alternativo y una sensibilidad melódica especial. Con dos álbumes editados, No Promises Made (2004) y Closer To Hell (2006), este quinteto bogotano revindicó el riesgo y la experimentación en el contexto de los géneros más extremos, haciéndolos retumbar fuerte y claro fuera de sus nichos. Ganaron premios Shock, se pusieron arriba en tres ediciones de Rock Al Parque, sonaron activamente en la radio especializada y compartieron escenario con Deftones, Resorte, Draco Rosa y Molotov. El nuevo futuro comienza esta vez desde Estéreo Picnic 2014.

-Natalia Lafourcade:

Cantante, compositora, arreglista y productora musical. También diseñadora de modas, filántropa y actriz. Una artista que realmente se pone el oficio en la solapa, siempre, sin importar el formato en el que se sumerja. De todos modos no hay discusión en que las canciones de esta mexicana de 29 años son la piedra angular absoluta de su obra. Ganó un Grammy, fue alumna de Red Bull Music Academy, representa lo mejor de la joven música mexicana y se codea con Devendra Banhart y Gilberto Gil. Recientemente editó Mujer Bonita, un tributo realmente sentido a la música del legendario Agustín Lara, en compañía de muchas voces privilegiadas provenientes de muy diversos países del mundo. De todos modos como artista –integral– Natalia solo entiende el “aquí y ahora” del presente. Su vuelta a Colombia para el Festival Estéreo Picnic se propone desde ya como ese esperado y emotivo reencuentro con un país de seguidores que tampoco ha dejado de llevarla en la solapa de sus corazones jamás.

-Savages:

Londres siempre ha sido una jungla llena de música. Y allí, hace poco más de dos años, desde sus profundidades impredecibles, funciona este colectivo femenino estelar integrado por Jehnny Beth, Gemma Thompson, Ayse Hassan y Fay Milton. Desde sus primeras semanas en tarima, las Savages se convirtieron, a punta de locura y elegancia, en uno de los actos más contundentes de la actualidad. Con fuertes influencias del noise, su nombre empezó a proponerse casi que de inmediato como abanderado absoluto del nuevo post punk revival a nivel mundial. Su estilo trae a la memoria sonora bandas como Joy Division, Public Image Ltd. o Siouxie & The Banshees. Mientras que el debut discográfico Silence Yourself logró vencer de manera afortunada a la crítica especializada de medios como Pitchfork o NME… por knock out absoluto!

-Monsieur Periné:

Pocas bandas han conectado un suín tan nítido en la historia de la música alternativa colombiana como Monsieur Periné. Porque, casi que sin proponérselo, estos bogotanos terminaron por interpretar el nuevo ritmo de una generación musical. Desde 2008 han “hecho a mano” un palimpsesto exquisito de idiosincrasia local con cadencia de jazz gitano, que logra complementarse con una interiorización contemporánea muy profunda de músicas latinoamericanas populares como bossa nova, son cubano, cumbia, salsa y porro entre muchas otras. A punta de gestión independiente, Catalina García y los suyos han conquistado públicos a lo largo de Europa, Centro y Sur América. Esta vez vuelven a Estéreo Picnic –la tarima que los consagró en su país– con un primer disco de oro ya bajo el brazo y el mundo a sus pies.

-AFI:

“Reconoce un llamado silencioso mientras todos formamos una sola llama oscura”, eran algunos de los versos crípticos que daban inicio a Sing The Sorrow (2003). Antes de eso, progresivamente entre Black Sails In The Sunset (1999) y The Art Of Drowning (2000), AFI fue una banda de coyuntura hardcore/punk que llevó hasta los moshpits su gran pasión por la poética emocional de Morrisey y el drama rítmico de los Cure. Pero fue con aquella obra fundamental que la banda de Davey Havok se convirtió para siempre en un género en si mismo. Sus canciones significan, precisamente, ese llamado a ser uno solo y también muchos a la vez: una sublevación de clásico Romanticismo entre tanto sectarismo socio-musical. Aquí la llama oscura arde sin discriminación para metaleros de avanzada, acróbatas del skate punk, góticos de culto y asiduos del Top 40. Después de Decemberunderground (2006) y Crash Love (2009), el esperadísimo Burials apareció por fin en Octubre (2013) con preventas agotadas en todos lados. Estéreo Picnic ya se alista para cantarle felizmente a la tristeza.

-PIXIES:

Nadie se convierte en una leyenda queriendo complacer al Establecimiento. Y así es como este cuarteto de Boston terminó siéndolo. La poética revolución alternativa de los Pixies llegó –con una valiente saga de grabaciones que incluyen Come On Pilgrim (1987), Surfer Rosa (1988), Dolittle (1989), Bossanova (1990) y Trompe Lemonde (1991)– para derrumbar muchos lugares comunes que habitaban al interior de las paredes del rock. El delirante y evocador imaginario lírico del cantante Black Francis, encerrado en una caustica intermitencia de punk, surf, noise y pop, se convirtió pronto en una marca registrada de calidad y locura. En poco tiempo, y casi que sin proponérselo, sus canciones terminaron por reclutar importantes filas de seguidores incondicionales desde todos los pisos del underground. Algunos de ellos llegarían a interiorizar tan profundamente sus lecciones que terminarían formando bandas como Nirvana o Weezer bajo su ejemplo.

-Cut copy:

No se dejen confundir por el nombre: aquí hay mucho más arte que copiar y pegar. Aunque este cuarteto australiano es especialmente hábil en sus laptops, están mucho más cerca de ser los arquitectos que los copistas en la edificación de la nueva electrónica. Desde el año 2001 sus beats impecables y los poderosos ganchos melódicos que definen sus canciones, han propuesto un nuevo estado de cosas excitante en las pistas de baile alrededor del globo. Bogotá ha vivido ya un par de noches inolvidables a costa de Dan Whitford y los suyos, la última en el marco de su gira promocional alrededor del disco Zonoscope (2011). Su anticipado nuevo álbum de larga duración, Free Your Mind, aparece durante noviembre de 2013 para sumarle nuevos clásicos a otra fiesta que –por todas las razones indicadas– será absolutamente imposible de olvidar.

-Zoé:

Un Zoé aún desconocido debutó temprano en la tarima de Rock al Parque y Bogotá se enamoró para siempre de una agrupación muy parecida a ella: melancólica, lluviosa y gris. Después vino el idilio. Un concierto mítico en el Teatro Metro, un Estéreo Picnic, los 4 Unplugged “Sold Out” y un Royal Center abarrotado. En esos años también hubo una banda que creció como espuma hasta llegar a ser la más grande de la Latinoamérica actual: Zoé. Ahora, con su esperado quinto álbum de estudio bajo el brazo los mexicanos no se olvidaron de Bogotá, ni de sus bares y le dedicaron un himno titulado “Cámara Lenta” que será esencial en la banda sonora de esta ciudad. El Estéreo Picnic 2014 se enorgullece de ser el epicentro de una nueva escena de amor entre estos dos, la que parece ser la definitiva.

-Vampire Weekend:

Tras Vampire Weekend se esconde una de las incógnitas más llamativas de la actualidad musical: ¿cómo se conjugan elegantemente corrientes provenientes del punk, el hip hop y el african beat en un empaque pop digerible, consiguiendo seducir a miles de oyentes alrededor del mundo? La banda neoyorquina conformada en 2006 por Ezra Koenig, Rostam Batmanglij, Chris Tomson y Chris Baio, logró lo impensado, definiendo un estilo único materializado en tres trabajos discográficos en los que juegan con el indie rock y el pop barroco, poniéndose en boca de medios especializados alrededor del mundo y también en los carteles festivaleros más importantes del momento. Así, Vampire Weekend llega al Festival Estéreo Picnic presentando su nuevo trabajo discográfico Modern Vampire of the City, uno de los más llamativos en el catálogo del sello independiente británico XL Recordings durante 2013.

-Red Hot Chilli Peppers:

Bienvenidos a un reino de sangre, azúcar, sexo y magia. Un lugar donde a punta de insolencia y talento, este cuarteto de Los Ángeles se ha convertido en esa banda que jamás había existido en el rock n roll… ni de antes, ni de ahora. Llevan así tres décadas: incitando sub géneros, creando mitologías propias, dándole los tonos más ácidos en la paleta de colores a músicas que solían verse en blanco (como el punk) y negro (como el funk). Pintaron sin mesura para siempre el mundo con sus himnos indestructibles (“Give It Away”, “Californication”, “Scar Tissue”, “Under The Bridge”) y le dieron el picante justo a todas nuestras décadas desde los 80 con sus puestas en escena incendiarias. En 2012 se sumaron a muchos de sus maestros –como James Brown, The Beach Boys, Led Zeppelin– como egresados del Rock ´N Roll Hall Of Fame. Pero el asunto para leyendas vivientes todavía no se trata de tomar asiento sino de seguir rompiéndola. Así que va siendo hora de quitarse las camisetas y exponer los tatuajes, porque esta vez las cosas se pondrán más calientes que nunca en Estéreo Picnic.

-Empire of the sun:

El Festival Estéreo Picnic visitó muchas galaxias para poder encontrarlo. Y aquí está por fin, ante ustedes, desde otro planeta, Empire Of The Sun. En sus colosales puestas en escena, así como en sus álbumes (hasta la fecha Walking On A Dream de 2008 y Ice On The Dune de 2013) y en sus videos (desde “We Are The People” hasta “Alive”), los australianos Luke Steel y Nick Littlemore nos ofrecen una nebulosa entera de escapismo retro-futurista y baile intemperante, a la altura de las mejores temporadas de Flash Gordon y las décadas más consagradas de los Pet Shop Boys. Así las cosas, los nuevos maestros de la ciencia ficción por fin se han decidido a traernos su imperio de sabrosura interestelar y canciones eternamente tarareables hasta Colombia. Y éste será el único concierto exclusivo que el dúo dará en Latinoamérica antes de encaminarse en una ruta inmejorable por los grandes festivales del verano. Desde ya una adición astronómica a nuestro universo Picnic en la sabana de Bogotá.

Sábado 5 de abril.

-Lianna:

Aquí les va un poco de música desde el alma. La hace Lianna, y su sonido como su nombre, nos sugiere precisamente una enredadera de influencias y posibilidades. Partiendo del soul y el r&b, pero pasando por el funk, el jazz, el rock, el hip hop y llegando hasta las músicas latinoamericanas, esta cantautora colombiana ha tramado un periplo artístico que necesitan empezar a seguir desde ya si aún no lo hacen. Ha compartido tarima en Lollapalooza Chile con Pulenta y en Berlín con los Trasatlánticos. Pero lo importante es que en 2012, después de una espera que mereció toda la pena, volvió reinventada con Paciencia. Ese primer álbum en solitario resultó ser una medida prudente de sensibilidad con un derroche perfecto de talento. Sus canciones intimistas, cálidas y agridulces son realmente únicas en el panorama de los sonidos femeninos nacionales contemporáneos.

-Oh`La Ville:

“Hacemos bolero-folk en Bogotá”, es el grito de batalla de este ensamble de rock que ha logrado articular una propuesta acústica realmente trascendental en los tiempos más intensos del reggaetón. Su música es cruda y transparente, se arma de tres voces, una guitarra 12 cuerdas, un bajo acústico, una guitarra folk y una batería. Desde el título de su primer disco Pedazos de Papel (2011) y también el de canciones que lo sustentan como “Retazos de mi piel” y “Hojas Secas”, Oh’laville pone de manifiesto las obsesiones intimistas de su obra, profundamente comprometida con escribirse hacia adentro sobre un trazo de autor firme. En 2013 Oh’laville lanzó su serie audiovisual Tejidas las Nubes, hizo parte del cartel de Rock Al Parque, del Festival Hermoso Ruido y el Festival Yavería.

-Consulado Popular:

En el espíritu coloquial del sancocho y el tejo llega un proyecto eminentemente original y colombiano. Consulado Popular es una banda que se arriesga a sumar guitarra eléctrica, acordeón, bajo eléctrico, guacharaca y caja para intentar un género sin formalidades (que les gusta referir cariñosamente como ‘Guarachacore’). Sus músicos han tenido un amplio bagaje en otras bandas de rock y han interpretado géneros tradicionales como el vallenato, de todos modos su música no es tan difícil de clasificar. Canciones como “Consulado Popular”, “Perdedor” (como parafraseo del gran Beck) y “Control” han ido marcando un rumbo prometedor, logrando rankear fuertemente en varias emisoras del país. La banda llegará estrenando su debut discográfico de diez canciones al Festival Estéreo Picnic 2014, con la energía desbordada de sus presentaciones en vivo.

-Camilo Moreno:

Es la cantante, multi instrumentalista y compositora chilena que le devolvió el aire a los pulmones de la canción latinoamericana. También ha hecho posible que en su país y en el resto del mundo se empiece a hablar de una subcultura musical propia, denominada “rock orgánico”. Nació hace 28 años en Santiago y hace música desde los 11; desde entonces, además de ser virtuosa en la guitarra, toca el cuatro, el acordeón, el charango y hace percusiones. Desde el año 2005 Camila participó en diversas agrupaciones musicales que le han permitido viajar por un amplio espectro de sonidos; pero fue en 2009, con su aguerrido salto solista, que comenzó a consolidar su manifiesto artístico personal. Ha sido nominada a los Grammy Latino y su música ha logrado consagrarse con métodos de distribución democrática, utilizando sistemas de avanzada web como el “crowdfunding”. Tras el lanzamiento de su tercer larga duración, Panal, llegará por fin a nuestra república independiente Estéreo Picnic en el 2014.

-Charles King:

Es la cantante, multi instrumentalista y compositora chilena que le devolvió el aire a los pulmones de la canción latinoamericana. También ha hecho posible que en su país y en el resto del mundo se empiece a hablar de una subcultura musical propia, denominada “rock orgánico”. Nació hace 28 años en Santiago y hace música desde los 11; desde entonces, además de ser virtuosa en la guitarra, toca el cuatro, el acordeón, el charango y hace percusiones. Desde el año 2005 Camila participó en diversas agrupaciones musicales que le han permitido viajar por un amplio espectro de sonidos; pero fue en 2009, con su aguerrido salto solista, que comenzó a consolidar su manifiesto artístico personal. Ha sido nominada a los Grammy Latino y su música ha logrado consagrarse con métodos de distribución democrática, utilizando sistemas de avanzada web como el “crowdfunding”. Tras el lanzamiento de su tercer larga duración, Panal, llegará por fin a nuestra república independiente Estéreo Picnic en el 2014.

-Antambo:

Antombo Langangui es hija de un diplomático gabonés y una chef colombiana proveniente del departamento del Cesár. Nacida en la República Centro Africana, Langangui es de lejos una de las voces femeninas más importantes del reggae latino con cadencia hip hop que canta por estos días en nuestras tierras. La conocimos primero como mitad de Profetas, un dúo que revitalizó la unión de la música urbana, el reggae y el afrobeat con una factura de calidad superior. Como solista se ha dedicado a explorar el dancehall jamaiquino, el zouk y la música tradicional de su entorno más próximo, como la champeta, el vallenato y la cumbia. En todo caso lo de Antombo siempre logra llevar buena energía y mensajes cargados de espiritualidad al público, sin importar en la cadencia ni en el idioma en el que cante. Soportada por un ensamble sólido en sus presentaciones en vivo, su belleza y su talento brillarán por primera vez por cuenta propia en nuestra nación musical Estéreo Picnic.

-Los Petitfellas:

El estilo particular de este combo bogotano –en el que se pueden reconocer influencias de géneros como el jazz, el funk, el blues y el soul– ha vuelto a poner al hip-hop en boca de todos, logrando que el género sobrepase los circuitos locales especializados y le robe el corazón a toda una nueva audiencia. En definitiva, Los PetitFellas son uno de esos grupos que brillan en la corriente de la nueva música alternativa, por todas las razones indicadas. Números 1 en conteos de prensa especializada, shows convincentes e irrebatibles y una calidad musical categórica, son algunos de los detalles que hacen al parche de Nicolás Barragán ese acto imprescindible que consigue ser en nuestro nuevo panorama musical colombiano. El talento, la creatividad y la buena onda se convierten en un fuerte de resistencia, un espacio de tolerancia y de arte para soportar los días más amablemente.

-Cultura Profética:

Puerto Rico, en su naturaleza de Estado Libre Asociado, ha recogido las diferentes corrientes culturales de casi todo el continente, produciendo una mixtura sonora más que interesante con sus artistas de personalidad altiva y revolucionaria. Desde 1996, Cultura Profética ha sido la abanderada principal de los boricuas en el contexto del reggae en español, entregando producciones llenas de nuevas ideas y ritmos contagiosos. Sus canciones sentidas y concienzudas logran reflejar, con dulzura y complicidad, muchos aspectos sociales y emocionales del espíritu latino; también una fusión orgánica con muchos géneros populares y tradicionales del continente. Estos profetas se han convertido en el fuego y el humo de una cultura que late enamorada con el ritmo de sus buenas vibras, de un reggae rústico con alta sensibilidad pop. Más de 15 años de carrera y 7 trabajos de estudio, hacen de estos maestros puertorriqueños una de las agrupaciones más importantes del género a nivel internacional y una adición más que positiva al cartel 2014 de este festival.

-Jovanotti:

Si ustedes no grabaron “Yo penso positivo” en sus radio caseteras desde la señal de alguna emisora local o cantaron a todo pulmón “Serenata rap” a pesar de no hablar una palabra de italiano, es porque no vivieron mucho tiempo en los 90. Pero lo más importante sea que desde aquella década Lorenzo Cherubini, mejor conocido como Jovanotti, ha seguido levantando una de las carreras pop más grandes de Europa. Y nunca se ha detenido. A través de su discografía arriesgada y contundente logró introducir géneros como el hip-hop y el funk en sus propios términos y su propio idioma a través del Top 40, haciéndose grande entre los públicos más diversos. En 2009 este cantante romano pisó por primera vez una tarima colombiana junto a Juanes en el concierto Paz Sin Fronteras II. Su primera visita a Bogotá será en el marco del Festival Estéreo Picnic 2014.

-The Wailers:

Esta es más que una banda con la que solía tocar Bob Marley. La verdad es que hasta el día de hoy hay pocas espaldas tan fuertes en el mundo de la música como para cargarse encima el legado musical, estilístico y cultural de todo un género. Sin este ensamble de músicos valientes y entregados la historia hubiera sido muy diferente y el reggae de seguro no sería esa institución espiritual de culto universal que significa hoy tanto para tantos. The Wailers, que nació como soporte musical en vivo y en estudio para Marley, imprimió el sello característico que definió el rumbo sonoro de este género, con sus guitarras sincopadas, con su profundo mensaje de amor, esperanza y buenos sentimientos revolucionarios. La banda comandada por Aston Barrett volverá a Colombia para celebrar sus 50 años de carrera artística, en un concierto histórico en el que repasarán de principio a fin todas las canciones de Legend, uno de esos míticos álbumes que grabaron con Marley.

-RVSB:

RVSB, el tándem conformado por DJ Raff y DJ Bitman, ha conseguido conjugar desde 2012 las experiencias artísticas de dos melómanos que –como pocos– entienden la actual movida electrónica mundial. Por su parte DJ Raff, con un postgrado en Sonología de la Universitat Pompeu Fabra, ha sabido sacudir festivales de la talla de Lollapalooza (Santiago de Chile) o Sonar (Barcelona) y ha puesto producciones propias en películas e importantes juegos de video como FIFA 2012. De la misma forma Latin Bitman ha hecho lo suyo en el entretenimiento con renombrados remixes en donde los beats y las percusiones latinas sacuden a los receptores de oídos exigentes y pies indetenibles. En conjunto, este par conforma un proyecto sin igual, que vendrá al Festival Estéreo Picnic para demostrar por qué se ha convertido por estos días en uno de los actos esenciales del reconocido sello National Records.

-Bomba Estéreo:

“Electrocumbé” es tal vez una simplificación demasiado etérea y mediática para contener el revolucionario estruendo tropical que significa Bomba Estéreo dentro de la sonoridad nacional de nuestros días. Con la ayuda imprecindible del guitarrista Julian Salazár y el baterista Enrique Egurrola, el productor Simón Mejía y la cantante Li Saumet llevan desde 2005 registrado una marca propia de talento local a nivel internacional, con su exploración autóctona y valiente de electrónica, rock, reggae, cumbia, hip hop y champeta. Estos héroes populares del goce refinado vuelven a Estéreo Picnic para presentar su más reciente y más pulida placa discográfica, “Elegancia Tropical”, en medio de una conquista mundial de tarimas que ya los ha visto pasar por otros festivales como Lollapalooza, Coachella, South by Southwest, Bonnaroo, Lovebox y Bumbershoot.

-Gerard:

Si usted es de los que suele frecuentar semana tras semana los lugares más trascendentales de la escena electrónica local sabrá quién es Gerard. Reconocerá su beat característico y hasta lo tendrá en su lista de amigos. Si no es así, es posible que en algunas de las mejores fiestas que usted haya estado, él hubiera estado –sin siquiera usted saberlo– desde el DJ booth como protagonista. Es que como pocos, Gerard ha sabido acuñar en nuestro país antes que nadie las corrientes de la electrónica mundial en cada una de sus etapas y evoluciones de los últimos años. Convirtiéndose, incluso, en un precursor de géneros como el EDM y el house que desde sus mezclas se apoderó de las calles, las discotecas y los reproductores de miles de personas que en Colombia se han enamorado de esta música gracias a sus impecables sets.

-Gogol Bordello:

Hicieron de los festivales musicales su centro de operaciones itinerante, llevando por el mundo entero –como la gran familia gitana que son– el mensaje de andar ligeros y sin pasaporte. Vistiendo ropas purpura, habitando interminables parrandas punk rock llenas de alcohol artesanal, escondiéndose como sagaces inmigrantes ilegales de las convenciones sonoras contemporáneas. Este proyecto carismático, ensamblado en el Lower East Side de la ciudad de Nueva York durante el año de 1999, es comandado por el cantante y compositor ucraniano Eugene Hütz, un sobreviviente de Chernóbil que conoce los momentos difíciles pero también como reivindicar la alegría a través del lenguaje universal de la música. Así es que este amable Bordello viene a Bogotá para las ceremonias multi étnicas de nuestro Estereo Picnic, un espacio en el que sabrán dejar claro porqué son poseedores de uno de los actos en vivo más enérgicos, electrizantes y llamativos de los últimos años. También para presentar Pura Vida Conspiracy, una impecable nueva placa discográfica que les pone nuevamente entre manos el cetro de reyes Gypsy del punk mundial.

-Zedd:

Creemos que cuando la madre de Anton Zaslavski decidió pagar las primeras lecciones de piano clásico de su hijo, jamás llegó a imaginar que éste se terminaría convirtiendo en uno de los iconos fiesteros de la electrónica más extrema en el universo. Conocido como Zedd, este niño prodigio de las tornamesas y las consolas ha orientado con éxito su trabajo hacia al electro house, manteniendo vínculos cercanos con el progressive house, el complextro y el dubstep. Además de empezar a conectar sencillos en los primeros puestos de las listas con su álbum debut Clarity, ha producido y remezclado a muchísimos grandes actos como Skrillex, P. Diddy, Lady Gaga y Swedish House Mafia. Y así, cada día que pasa, los editores de DJmag, los programadores de radio y los fiesteros del mundo se convencen más de que en sus manos está la fiesta del futuro.

-Los Fabulos Cadillacs:

Crecimos con ellos, nos acompañaron en nuestros triunfos y derrotas. Se convirtieron en la banda sonora de nuestros amores y nuestros corazones rotos, de nuestros excesos y nuestras nostalgias. Fueron hermanos mayores y también mejores amigos. Nos guiaron en las primeras visitas a los bares y llenaron nuestros vasos vacíos. Por décadas han conseguido guiar el camino con la luz del ritmo, haciéndonos sentir que después de todo la marcha puede resultar menos solitaria junto a ellos. Su insondable arte sonoro –elegante y popular– ha sido a menudo ska, reggae, punk, rock y pop. Sus canciones han traspasado las fronteras hispanoparlantes para encontrar en cada país latino un lugar propio. Al final son todo lo que corre por las venas abiertas de este continente y estas vidas que llevamos. Son el fútbol, el baile, el despecho, el azúcar, la devoción: el carnaval sonoro de nuestras idiosincrasias más afortunadas. Celebremos entonces, con este gran regreso, junto a estos músicos bonaerenses que para siempre nos hicieron Fabulosos, nos hicieron Cadillacs.

-Axwell:

Este DJ y productor escandinavo consiguió la fama mundial junto a Steve Angello y Sebastian Ingrosso como parte del célebre trío Swedish House Mafia. Pero como máquina de éxitos en solitario también está comprometido a no dejar que la fiesta se detenga nunca-jamás. Su nombre de nacimiento es Axel Christofer Hedfors y viene a Colombia con un arsenal de buenos trucos en estéreo para que el ritmo de nuestro Picnic no baje por un instante. Con apenas 35 años, Axwell es una de las pocas estrellas de la música dance que ha logrado tener entradas importantes en los primeros lugares de las listas y a la vez conservar un respeto absoluto en el underground electrónico de cada país que visita. Lo suyo, por supuesto, es el house de alta factura. Y tal vez su gran habilidad sea la de saber bordar la noche –pasando del progressive al clásico y al electro– sin dejar que las costuras se noten jamás en el tejido de su fiesta.

-Tiesto:

Este DJ y productor escandinavo consiguió la fama mundial junto a Steve Angello y Sebastian Ingrosso como parte del célebre trío Swedish House Mafia. Pero como máquina de éxitos en solitario también está comprometido a no dejar que la fiesta se detenga nunca-jamás. Su nombre de nacimiento es Axel Christofer Hedfors y viene a Colombia con un arsenal de buenos trucos en estéreo para que el ritmo de nuestro Picnic no baje por un instante. Con apenas 35 años, Axwell es una de las pocas estrellas de la música dance que ha logrado tener entradas importantes en los primeros lugares de las listas y a la vez conservar un respeto absoluto en el underground electrónico de cada país que visita. Lo suyo, por supuesto, es el house de alta factura. Y tal vez su gran habilidad sea la de saber bordar la noche –pasando del progressive al clásico y al electro– sin dejar que las costuras se noten jamás en el tejido de su fiesta.

-La 33:

Este DJ y productor escandinavo consiguió la fama mundial junto a Steve Angello y Sebastian Ingrosso como parte del célebre trío Swedish House Mafia. Pero como máquina de éxitos en solitario también está comprometido a no dejar que la fiesta se detenga nunca-jamás. Su nombre de nacimiento es Axel Christofer Hedfors y viene a Colombia con un arsenal de buenos trucos en estéreo para que el ritmo de nuestro Picnic no baje por un instante. Con apenas 35 años, Axwell es una de las pocas estrellas de la música dance que ha logrado tener entradas importantes en los primeros lugares de las listas y a la vez conservar un respeto absoluto en el underground electrónico de cada país que visita. Lo suyo, por supuesto, es el house de alta factura. Y tal vez su gran habilidad sea la de saber bordar la noche –pasando del progressive al clásico y al electro– sin dejar que las costuras se noten jamás en el tejido de su fiesta.

-El Freaky:

Es un colectivo audiovisual que mezcla folklore Latinoamericano con raíces africanas, beats electrónicos y actitud animal. El Freaky –conformado actualmente por Andres Shaq, Kmmy Ranks, Mike Style y Fat Suggar– es una fortaleza audiovisual irrebatible sobre el escenario con 3 DJs mezclando en simultaneo y un VJ que se encarga de dar vida a personajes, imágenes y colores; todo en plena armonía con los sonidos que salen del deck. Con cuatro años de fiestas muy serias en el currículo, hoy son uno de los principales referentes del tropical bass a nivel mundial. La buena onda de sus sonidos los ha llevado a compartir carteles con grandes artistas de diversos géneros como Calle 13, Diplo, Sean Paul, Thievery Corporation, Tego Calderon, Steve Aoki, Sargent García y Celso Piña, entre tantos otros.

Esta edición además cuenta con una zona para discapacitados, que tendrán accesos y lugares privilegiados para no perderse ni un instante de la fiesta. También habrá una ampliación en la zona de restaurantes, Hippie Market.

Una respuesta sobre “En dos días Bogotá vibrará al ritmo de Estéreo Picnic”

  1. Imagenes de Amor » Lastest Imagenes De Corazones News en abril 2nd, 2014 2:41 pm

    […] En dos días Bogotá vibrará al ritmo de Estéreo Picnic Su vuelta a Colombia para el Festival Estéreo Picnic se propone desde ya como ese esperado y emotivo reencuentro con un país de seguidores que tampoco ha dejado de llevarla en la solapa de sus corazones jamás. ….. El Freaky –conformado actualmente … Read more on Radio Santa Fe […]

Deja un comentario