Cálculos electorales

mayo 22, 2014 9:16 am

Andres Burgos New Por: Andres Burgos
Si algo bueno nos han dejado los últimos escándalos de las campañas electorales es la certeza de que la política de este país es una aberración. Santos, el jugador de póker, destapó su última carta antes de la primera vuelta: Anunció que va a solicitar la extradición de María del Pilar Hurtado, la exdirectora del DAS que Uribe ayudó a escaparse de la justicia y que hoy goza del asilo en Panamá. Su ministro de justicia salió a los medios a decir que no es un cálculo político sino un paso que había que darse con el cambio de gobierno panameño, pero todos sabemos, uribistas o no, que la coyuntura electoral es el caldo de cultivo propicio para destapar otra olla podrida del uribismo y así conquistar más voticos.

Uribe está contra las cuerdas: Aprovechó la columna de Daniel Coronell, al que calificaba de terrorista y amigo de narcos, para lanzar la denuncia de que en la campaña santista del 2010 se recibieron dineros del narcotráfico, pero no ha presentado las pruebas y muchos sospechamos que no existen. Trató inútilmente de desviar la atención de los medios del escándalo gordo de su propia campaña, que incluye delitos como espionaje y concierto para delinquir. Pobre.
Y pobre Zuluaga, que por patrocinar las ansias de poder de su ventrílocuo se ha metido en un problema del que no va a poder escaparse al menos que se exilie o hable. Y que se prepare porque sospecho que lo que se viene es mucho peor:
Como buen jugador de póker, Santos va a jugarse sus mejores cartas en la segunda vuelta. Ya la Fiscalía ha corroborado que en su poder hay más de cuarenta piezas incriminatorias en el caso de Andrés Sepúlveda, y el hacker y su amigo español han prendido el ventilador para salvarse el pellejo. Sospecho que los cálculos de la campaña santista consisten en que Zuluaga pase a segunda vuelta para terminarlo de enlodar; y este sería el mejor de los mundos posibles para el presidente, pues como Zuluaga es el único que no apoya el proceso de paz, tenerlo en la segunda vuelta va a garantizar la adhesión del electorado de los demás candidatos a la campaña reeleccionista; mientras que si pasa Peñalosa, los votos de los que quieren la paz negociada se dividirían.
Así las cosas, mi pronóstico es el siguiente: De primera princesa quedará Peñalosa, que en las últimas semanas se ha desdibujado; la virreina será Zuluaga, aunque tiempo después tendrá que renunciar a su premio de consolación; y la reina, por otros cuatro años, será Santos y su mermelada.
Mi voto está entre Clara López, que tampoco es que me convenza mucho, y el voto en blanco, a manera de protesta por tan miserable espectáculo de megalomanía y corrupción.

2 Respuesta sobre “Cálculos electorales”

  1. Francisco Rojas en mayo 22nd, 2014 9:45 am

    El problema es que si gana Santos o Uribe no van a poder gobernar porque too el tiempo tendran que estar defendiéndose y atacando al adversario tal como se ha visto en la campaña. Yo sugiero votar por Clara Lopez que parece ser la única que no tiene rabo de paja.

  2. Javier Riveros en mayo 23rd, 2014 2:18 pm

    Yo me adhiero al voto en blanco. Es la posibilidad más quijotesca y más noble.

Deja un comentario