Falleció “Meme”, el hombre más gordo del mundo; llegó a pesar 597 kilos

mayo 27, 2014 5:56 am

mem uribe –Manuel Uribe, más conocido como ‘Meme’, que llegó a ser el hombre más gordo del mundo, falleció en las últimas horas en México, su tierra natal.

“Meme”, quien obtuvo el Récord Guinness en el 2006 cuando pesaba 597 kilogramos, dejó de existir en el estado de Nuevo León por motivos que podrían estar relacionados con una arritmia cardiaca y problemas renales.

De acuerdo con la información del diario mexicano ‘El Universal’, Manuel Uribe había sido internado hace varias semanas por complicaciones de salud en el Hospital Universitario de su ciudad, donde finalmente falleció a los 48 años de edad.

El diario detalla que la vida de Uribe fue complicada ya que a partir de los 20 años empezaron sus graves problemas de salud, aparte de que incrementó las dificultades para conseguir un empleo, lo que le fue arrastrando poco a poco hacia una vida sedentaria.

Uribe llegó a estar nueve años sin poderse mover de la cama debido al sobrepeso.

No obstante, se casó en 2008, utilizando un vehículo especial para su traslado a la ceremonia, y un año más tarde logró bajar alrededor de 230 kilos.

Médicos especialistas de diversas partes del planeta acudieron a visitarlo para brindarle apoyo en su problema de obesidad mórbida, o tratar de poner en práctica con él sus métodos para bajar de peso, incluyendo dietas y operaciones.

Sin embargo, cuenta su madre Otilia Garza, Meme ,—como lo conocían sus amigos— siempre rechazó las operaciones tipo bypass gástrico, y prefería salir adelante con ejercicios y dietas.

Con la Dieta de la Zona, Manuel Uribe logró bajar 260 kilogramos y en 2008 contrajo matrimonio en segundas nupcias con Claudia Solís, sin embargo, se divorciaron en 2013.

Al morir, Meme pesaba 394 kilogramos, por lo que para ser trasladado al hospital fue necesaria una grúa y el apoyo de elementos de Protección Civil.

Uribe ingresó al hospital el 2 de mayo, por arritmia cardiaca y deshidratación, después de sufrir una hemorragia en una pierna; además padecía problemas renales.

Su madre Otilia Garza dijo que lo más probable es que los restos de su hijo serán incinerados, ya que no hay ataúdes de su tamaño.

Deja un comentario