Paraísos fiscales y terroristas

octubre 17, 2014 11:27 am

mauricio-botero-caicedo Por Mauricio Botero Caicedo
El haber declarado a Panamá ‘Paraísos fiscale’ tiene ciertamente un ‘tufillo’ imperialista que queda uno en ascuas para saber de dónde salió tan peregrina idea. ¿Será ordenes de la cabeza anterior de la DIAN que en buena hora hoy hace gala de su antipatía y mal carácter es en las verdes praderas de Washington? ¿O será el precio que hay que pagar por el embeleco de querer formar parte de la OECD? De todas maneras lo que si es claro es que es una pésima idea, que aparte de enfurecer a lo que es posiblemente uno de los principales socios de Colombia, no van a lograr nada, absolutamente nada fuera de obstaculizar los flujos comerciales y financieros. Colocar a Panamá a la altura de las Islas Cayman es una grotesca estupidez!

Y hablando de la DIAN, recomiendo la lectura del artículo del economista Stefano Farné en El Tiempo del jueves 9 de octubre. En un aparte de dicho artículo, Farné afirma: “En el otro lado, las responsabilidades tributarias de los contribuyentes son tajantes. Así, mientras los “errores técnicos” de la Dian –o quien funja por ella– tienen como única sanción unos artículos periodísticos de crítica, la persona natural es penalizada por casi todo: i) si no presenta la declaración de renta; ii) si no la presenta en el plazo establecido; iii) si efectúa una corrección a su declaración; iv) si omite activos; v) si incluye pasivos inexistentes; vi) si hace cálculos matemáticos erróneos; vii) si simplemente comete una inexactitud. Así, por ejemplo, el contribuyente que sufre un accidente y es hospitalizado no tiene forma de evitar una sanción por extemporaneidad si no alcanza a presentar a tiempo su declaración. Además, le cobrarán un 5 por ciento por cada mes o fracción que se atrase en pagar el impuesto, adicional, obviamente, a los intereses de mora. Este año, y gracias a la reforma tributaria del 2012, serán castigados también los contribuyentes que por “ingenuos” (me resulta difícil considerarlos evasores) han hecho su declaración aprovechando la liquidación más favorable –con la que pagarían menos impuestos– de las alternativas existentes, el método tradicional y el Imán. El principio de favorabilidad que rige para defender las partes más débiles en los procesos penales y laborales, en asuntos tributarios favorece, más bien, al más fuerte.”
Es inaceptable es que a los colombianos se nos siga aplicando en las relaciones con el Estado la Ley del Embudo. Lo ancho es para excusar la incompetencia y errores de la burocracia; y lo angosto es para castigar los errores y las omisiones de los sufridos contribuyentes.
*****
Por otra parte, excelente la idea del ex presidente Uribe de declarar al gobierno de Maduro como “Paraíso terrorista’. No podemos seguir siendo tan cándidos de pensar que Maduro y sus secuaces no le brindan apoyo de manera permanente y sistemática a los narcoterroristas del las Farc y el ELN. El gobierno, de manera mendaz, se hace el de la vista gorda dado que el menor gemido, la más discreta protesta, pudiera traer un rompimiento de las Conversaciones de Paz en La Habana. ¡Pusilanimidad igual, pocas veces se ha visto en la historia¡

4 Respuesta sobre “Paraísos fiscales y terroristas”

  1. Eugenio Taboada en octubre 14th, 2014 6:53 pm

    Me gusta como escribe Botero…y ¿con qué saldrá la mamertada esta vez?

  2. Albeiro en octubre 15th, 2014 3:36 pm

    A esto no le cabe más que el viejo refrán: La ignorancia es atrevida. Pretender tapar el sol con un dedo y defender a Panamá después de la historia de atropellos contra nuestro país; pero claro, el señor columnista se molesta porque sus acciones podrían desvalorizarse, o tal vez porque ya no puede comprar mercancía barata sin pagar impuestos que por cierto, se le ve que le molesta muchísimo pagar, aunque pretenda desconocer la enorme paciencia que le tuvo Colombia a ese país y aunque haya que lidiar con el contrabando que por cifras dadas por este país y cruzadas con las nuestras, resulta flagrante. Señor Gárgamel, su eterna refunfuñadera a veces causa gracia sobre todo cuando no tiene ni idea de lo que está hablando, pero a veces resulta aburrida, parece un niño chiquito!

  3. Eugenio Taboada en octubre 16th, 2014 9:21 am

    !Que sandeces las que dice Albeiro! Si aquí en Colombia, ante las narices y la complicidad de las autoridades, cualquiera puede
    comprar en los San Andresitos todo el contrabando que le de la gana!

  4. El Evo la... gano en octubre 19th, 2014 11:10 am

    El milagro macroeconómico de Bolivia

    Evo Morales es percibido solo como un apéndice del populismo autocrático chavista. Sin embargo, gracias a su equipo económico lo que ha logrado en su país es prácticamente un milagro.

    Evo Morales se ha adaptado a las dinámicas económicas globales. El teleférico de La Paz es una de las tantas obras de infraestructura que ha emprendido el gobierno de Morales y refleja el auge económico boliviano. Uno de los artífices de la bonanza económica es el ministro Luis Alberto Arce, cuya gestión ha sido reconocida por el diario ‘The Wall Street Journal’.

    Evo Morales se ha adaptado a las dinámicas económicas globales. El teleférico de La Paz es una de las tantas obras de infraestructura que ha emprendido el gobierno de Morales y refleja el auge económico boliviano. Uno de los artífices de la bonanza económica es el ministro Luis Alberto Arce, cuya gestión ha sido reconocida por el diario ‘The Wall Street Journal’.
    ? Evo Morales se ha adaptado a las dinámicas económicas globales. El teleférico de La Paz es una de las tantas obras de infraestructura que ha emprendido el gobierno de Morales y refleja el auge económico boliviano. Uno de los artífices de la bonanza económica es el ministro Luis Alberto Arce, cuya gestión ha sido reconocida por el diario ‘The Wall Street Journal’.

    Como dirían en el fútbol, Evo Morales tiene aire en la camiseta. En medio de juegos pirotécnicos y del alboroto popular, el presidente boliviano proclamó su triunfo en La Paz la noche del domingo 12 de octubre, mientras sonreía y levantaba los brazos. Sin duda fue una victoria con altura, por goleada, gracias al 60 por ciento de los votos. Evo maneja la cancha con confianza, y a pesar de las críticas de una oposición más bien dividida, el mandatario pasa por su mejor momento, lo cual se debe al boom económico que vive Bolivia en la actualidad. ¿Qué explica que un presidente sin mucha preparación académica, cuyo principal atractivo es pertenecer a la etnia mayoritaria, esté protagonizando un milagro económico?

    Según dijo a SEMANA Raúl Peñaranda, periodista y analista político boliviano, “la economía está en uno de los mejores momentos de la historia debido sobre todo a que el fisco tiene mucha liquidez gracias a la venta de gas a Brasil y Argentina, que ha utilizado en amplios planes de construcción de obras públicas y en distribución de bonos a sectores empobrecidos”?. El mérito, cuenta Peñaranda, tiene que ver con que Evo ha sabido rodearse bien, y tiene en sus filas al ministro de Economía Luis Alberto Arce, que se mantiene en el cargo desde 2006. Con su dirección, el gobierno ha consolidado un sistema que poco se ha endeudado y que ha crecido en los últimos años. Tan sonado es su desempeño, que el diario The Wall Street Journal le dedicó hace poco un elogioso artículo.

    El último boletín del Fondo Monetario Internacional anunció que el PIB de Bolivia crecerá el 5,2 por ciento a final de año, muy por encima del crecimiento de América Latina, cuyo promedio se estima en 1,3 por ciento, una de las cifras más bajas de los últimos años. Bolivia, considerado como uno de los países más pobres de la región, tendrá ahora la cifra más alta de crecimiento económico en Sudamérica y la segunda en América Latina después de Panamá.

    Esto se debe a las políticas de Morales. Según dijo a esta revista Jeffery Webber, especialista en temas de América Latina del Queen Mary University of London, “el crecimiento económico boliviano se debe al alto precio internacional de las materias primas que exporta el país, especialmente el gas natural. Entre 2006 y 2009 el gobierno aumentó impuestos a las multinacionales en el sector del gas lo cual generó grandes ingresos al estado”.

    Además, el analista y politólogo boliviano Lizandro Coca Olmos explicó que “Morales ha evolucionado su estilo de gobierno, desde una posición tremendamente radical en lo indigenista, antiimperialista, anticapitalista y antineoliberal, hasta una política en que todo eso se mantiene en el discurso, pero que en los hechos concretos se ha transformado en pragmatismo absoluto, planteando propuestas modernizadoras en el campo de la industrialización, la tecnología, la ciencia, la productividad, la innovación y la educación y dejando de lado el libreto del socialismo del siglo XXI”.

    En efecto, el gobierno boliviano maneja un discurso de intervencionismo estatal, y el ministro Arce defiende la redistribución de las riquezas. Pero al mismo tiempo que sus leyes consolidan el papel del Estado, ofrecen incentivos a las empresas extranjeras con seguridad judicial y normas tributarias favorables. Todo ello no solo ha promovido la llegada de empresas como Petrobras, Repsol, British Gas, Canadian Energy, Starbuck´s, Hard Rock Café, KFC y TGI Friday´s, sino que le han permitido reconciliarse con el empresariado de Santa Cruz de La Sierra, el bastión opositor, donde por primera vez ganó en las elecciones. Según escribió en el diario El País Miguel Ángel Bastenier, “la Bolivia de Morales ha conocido en la última década la racha de mayor expansión capitalista de su historia”. Pero no puede descuidarse ante los imprevistos.

    El principal riesgo para Bolivia, según varios expertos, es su dependencia de la exportación de materias primas, como el gas natural y el estaño, lo cual siempre implica una moneda al aire. Un eventual estancamiento económico de China, Argentina o Brasil podría perjudicar las exportaciones bolivianas. Coca dijo además a esta revista que “con las demandas de gastos crecientes y los ingresos estancados, Evo Morales podría tener dificultades económicas para su tercer mandato”.

    Por su parte Marcelo Arequipa, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Madrid , contó a SEMANA que “el panorama en términos económicos al parecer sigue siendo alentador en Bolivia, más aún cuando la propuesta del candidato Morales es, en sus palabras, dejar de sembrar cemento (o sea de construir infraestructura) para pasar en los siguientes años a sembrar producción” Y mientras las vibras políticas no son las mejores y varios analistas temen que Evo manipule la Constitución para perpetuarse en el poder, por lo pronto la bonanza económica pone los argumentos en su contra en un segundo plano y le da más fuerza que nunca.

Deja un comentario