Los hispanos desengañados con Obama

mayo 16, 2015 8:50 am

Luis Eduardo Forero Por: Luis Eduardo Forero Medina
La reforma migratoria en la larga campaña presidencial que ya empezó, será la principal bandera para atraer a 23 millones de hispanos registrados para votar en las primarias en las que los electores eligen a sus delegados a la Convención del partido.

Los demócratas en 2009 llegaron a la presidencia con la propuesta de Obama de una reforma migratoria, obteniendo así el apoyo hispano para llegar como inquilino a la residencia de Columbia. La noche en que el Colegio Electoral lo proclamó, Obama dijo que la reforma migratoria era «una de las principales prioridades de mi primer año como presidente». El 9 de enero de 2017 dejará la Casa Blanca para siempre, ojalá con la deuda saldada a más de 54 millones de hispanos, que representan el 17% de la población total de EEUU. Marco Rubio y Ted Cruz son los candidatos hispanos llamados a cautivar este colectivo, y llevar por primera vez a un latino a la presidencia de EE.UU., donde la elección es indirecta.
En los primeros años del primer cuatrienio, el único presidente afroamericano desperdició la oportunidad para proponer al Congreso, afecto al mandatario, la reforma migratoria que habría evitado la deportación anual de medio millón de hispanos, superior en número a los ordenados por los cuatro mandatarios precedentes. En las elecciones medias de 2014 Obama convocó a los hispanos, éstos le dieron la espalda. El Congreso es dominado por el partido republicano, que tiene en sus manos la suerte de los “sin papeles” .
Los hispanos temporalmente vieron una luz con las medidas ejecutivas de 20 de noviembre de 2014, pero Obama dejó de lado al Capitolio, y un Juez de la Florida las declaró inconstitucionales, dando al traste con la ilusión de 11 millones de indocumentados, la mayoría latinoamericanos, que llegaron hace años siendo niños, de mano de sus padres o abuelos, -los «soñadores»- que de no otorgárseles al menos un permiso de trabajo, serían separados de sus familias. Muchos hispanos pierden diariamente su vivienda por hipotecas impagables, son excluidos para disfrutar vacaciones, no se les paga licencias por enfermedad, la educación y la integración son desconocidas y no cuentan con plan de retiro.
Los Estados en donde hay más hispanos son California, Florida, Texas, Nevada y Colorado. Los millones de indocumentados esperan solución en año y medio que le queda a Barack Obama, quien ha frustrado a la comunidad hispana.

Deja un comentario