Nuevo Código de Policía se abre paso en el Congreso; permitirá a la policía allanar residencias sin orden judicial

junio 17, 2015 5:15 am

policias bogota–Luz verde para que la policía adelante allanamientos a las residencias de los ciudadanos sin orden judicial y también para cerrar establecimientos de diversión que excedan los niveles de ruido, son algunas de las normas novedosas que contempla el nuevo Código de Policía que fue aprobado en la Comisión Primera del Senado y ahora pasará a consideración de la plenaria de la misma corporación legislativa.

Además, la famosa frase que ha hecho carrera en Colombia «¿usted no sabe quién soy yo?, y cuya aplicación se ha traducido en desconocimiento de la autoridad y atropellos a la Policía, tendrá la connotación de «tráfico de influencias» y en consecuencia implicará un severo castigo.

Los últimos 41 artículos de la iniciativa se aprobaron en medio de un candente debate en el cual se enfrentaron las bancadas de gobierno y la representación de los partidos de oposición, los primeros defendiendo las bondades de las nuevas medidas y los segundos, rechazándolas, por considerar que «limitan las libertades individuales de los ciudadanos».

En concepto del senador del Polo, Alexander López el nuevo Código Nacional de Policía parece un «Estatuto de Seguridad», pues limita las libertades individuales de los ciudadanos.

«Me declaro indignado. Este proyecto de ley, no es un Código de Policía, es un Estatuto de Seguridad», expresó. «A partir del contenido de esta iniciativa se prohíbe fulminantemente el derecho a la protesta. A la reunión pacífica», añadió.

El congresista pidió especialmente explicaciones al gobierno sobre la facultad que se le da a la Policía para allanar residencias de los ciudadanos sin previa orden judicial.

Además discrepó que se prohíba a los ciudadanos «caminar por cualquier parte del país con sus mascotas», ya que «si las mascotas presentan un mal comportamiento en espacio público no solo detienen a la mascota sino también a su propietario.

«Es ilógico que el presidente Santos este hablando de paz, en La Habana, en Cuba con las FARC, y se dé luz verde a un proyecto de ley del Código Nacional de Policía altamente lesivo para los derechos fundamentales de los colombianos,», subrayó

La senadora del Partido Liberla Viviane Morales defendió la iniciativa y destacó la importancia de algunas de las normas aprobadas dentro del Código Nacional de Policía por parte de la Comisión Primera.

«Por ejemplo, el tema del ruido. Hoy, en Bogotá existe más de 4500 queja por parte de los ciudadanos, porque la secretaria del Medio Ambiente dura más de dos años en responder una queja en materia. Bajo ese escenario, la Policía podrá suspender a un establecimiento que infrinja los niveles de ruido permitidos. Si hay reincidencia, la competencia pasará al Alcalde Menor», señaló Morales.

Para la legisladora, la iniciativa, abre la puerta a un Código Nacional de Policía a una iniciativa cercana al ciudadano, para salir al paso, a un fenómeno, «donde se aplica la ley por la propia mano» -que en su opinión- ha elevado los índices de inseguridad en la capital colombiana».

A su turno, el coordinador ponente del Código Nacional de Policía, el senador de Cambio Radical Germán Varón consideró que la iniciativa tiene la virtud de aplicar de manera inmediata medidas por parte de esta fuerza pública, orientada a favorecer la convivencia de los colombianos.

«Tiene la facultad de separarse del Código Contencioso. Se establece una serie de acciones mucho más expeditas frente a la alteración de la tranquilidad de los ciudadanos», precisó.

Frente a la posición de su colega Alexander López, en el sentido que la iniciativa restringe las marchas pacíficas en Colombia, Varón Cotrino añadió que la manifestación podrá adelantarse, notificándose a la autoridad respectiva, el recorrido, la clase de protesta. «De ninguna manera, se limita este derecho ciudadano», concluyó.

El nuevo Código de Policía, según lo estableció el gobierno nacional, tiene un carácter preventivo y busca mantener las condiciones para la convivencia en el territorio nacional, propiciando el cumplimiento de los deberes y obligaciones de las personas naturales y jurídicas, así como determina el ejercicio del poder, la función y la actividad de policía, de conformidad con la Constitución Política y el ordenamiento jurídico vigente.

Deja un comentario