Normalidad en actividad piscícola de Betania tras reapertura de El Quimbo

enero 19, 2016 6:59 pm

Normalidad pesquera en el quimbo

Tras 10 días de la reapertura de la represa de El Quimbo, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, AUNAP, reportaron total normalidad en la producción piscícola de Betania, luego de visitar diferentes empresas del embalse.

El Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, manifestó su compromiso con los piscicultores del Huila y manifestó que “de manera permanente continuaremos apoyando el proceso de los piscicultores y la defensa de sus intereses”, dijo.

El MinAgricultura direccionó a través de la AUNAP una estrategia de monitoreo constante en el embalse con el fin de controlar la calidad del agua, buscando tomar las decisiones acertadas en el momento adecuado y bajo el principio de prevención.

La visita se realizó a lo largo y ancho del embalse en donde se tomó información real de 20 piscícolas, en un trabajo alineado con los mismos empresarios, verificando las bitácoras. Se encontró una mortalidad acorde con las condiciones propias de este tipo de cultivo y al comportamiento esperado para esta época del año.

Vale precisar que la mortandad en este periodo de comienzo de año son las observadas para la fase de sequía y obedece al manejo técnico de cada empresa. No se estableció como causa directa un cambio de las condiciones de calidad de agua por la apertura del embalse El Quimbo.

A su vez, Otto Polanco Rengifo, Director General de la AUNAP habló de las recomendaciones hechas a los piscicultores ante variaciones en las condiciones del embalse de Betania y agregó que “es muy importante que las empresas piscícolas trabajen de la mano de la AUNAP para continuar con los monitoreos y brinden la información necesaria para poder tomar las mejores decisiones”, señaló.

Los altos funcionarios enviaron un mensaje de tranquilidad al gremio productor y a todos los consumidores, e invitaron al sector piscicultor a continuar trabajando de la mano para mantener una producción sostenible en Betania.
Recomendaciones de la AUNAP para los piscicultores ante variaciones en las condiciones del Embalse de Betania
• Monitorear en forma permanente el comportamiento de los peces y parámetros básicos, fisicoquímicos y biológicos para calidad del agua.
• Poner en marcha equipos disponibles que puedan ser de ayuda en situaciones críticas, como sistemas de aireación suplementaria.
• Estar pendientes de la información que suministra diariamente EMGESA, ACUAPEZ, IDEAM Y AUNAP y todas las entidades que monitorean la salud del embalse.
• En bajos niveles de agua y días con poca luminosidad o baja temperatura, alimentar siempre después de las 9:00 am y hasta las 4:00 pm como máximo, de acuerdo como se observe el comportamiento de los peces.
• Conformar una Red de Monitoreo entre las piscícolas que disponen de equipos para medir calidad de agua, que sea coordinada por ACUAPEZ para hacer seguimiento permanente a la calidad del agua.
• Controlar periódicamente (ciclos de 12 horas máximo) los principales parámetros del agua (Temperatura, pH y oxígeno disuelto) con equipos debidamente calibrados y reportar estos valores a la red de información.
• En el evento de incrementarse el déficit de oxígeno se recomienda disminuir la densidad de poblaciones de peces de cultivo por unidad de área productiva.
• Realizar cosechas parciales y de ser necesario anticipar las cosechas a fin de disminuir la biomasa vulnerable.
• Hacer redistribución de peces en la infraestructura que tenga disponible para reducir la densidad, entre otras opciones. Esto dentro de los volúmenes de producción autorizada.
• Abstenerse de sembrar alevinos hasta que las condiciones de los parámetros técnicos de la calidad del agua se normalicen.
• Frente a episodios de mortalidad, hacer la pronta remoción de los animales muertos y disponer de ellos adecuadamente en sitios dispuestos.
• Tener un manejo adecuado y responsable de la mortalidad y proceder a hacer los reportes de ésta ante el ICA principalmente y a la AUNAP.
• Implementar y fortalecer las Buenas Prácticas de producción Acuícolas –BPPA en general. (Limpieza y desinfección de mallas, adecuadas prácticas en transporte, muestreos y otros).
• Prestar especial atención a fluctuaciones de temperatura (variación amplia entre el día y la noche), lo que además favorece la proliferación de algas.

Deja un comentario