Fedesarrollo proyecta a la baja el crecimiento económico del país para 2016

agosto 24, 2016 5:56 pm

Tags de esta nota:

base_image

La entidad publicó este miércoles una proyeccioón a la baja de la cifra de crecimiento de la economía colombiana para el año 2016 que estaba en el 2,5% y que ahora pasará, según la proyección del organismo, al 2,3%.

Para la entidad, esta decisión es producto de una revisión a la baja del crecimiento de la industria y la construcción, también debido la corrección al alza del crecimiento del sector agropecuario.

Fedesarrollo estima un crecimiento del PIB de 2,3% para 2016, inferior en 0,2 pps respecto a la edición anterior y con una recomposición del crecimiento entre algunos sectores: revisamos a la baja el crecimiento de la industria y la construcción, y corregimos al alza el crecimiento del sector agropecuario.

Por el lado del gasto, redujimos la proyección de crecimiento de la inversión, tanto pública como privada, y de las importaciones. Los pronósticos sectoriales y algunos supuestos presentan importantes riesgos a la baja, que podrían pronunciarse en el segundo semestre.

El fuerte ajuste en el valor de las importaciones permitirá que, a pesar de los bajos precios del petróleo y de otros productos básicos de exportación, el déficit en cuenta corriente se reduzca del 6,4% del PIB observado en 2015 a 5,2% en 2016 y 4,7% en 2018.

En materia fiscal, las proyecciones revisadas de Fedesarrollo sugieren que ante el relativamente pobre desempeño de los recaudos tributarios, para cumplir con la meta de déficit del Gobierno Nacional de 3,9% del PIB en 2016 será necesario realizar un ajuste adicional en el gasto público.

Para los próximos años, es evidente la urgencia de una reforma tributaria ambiciosa que incremente el recaudo con respecto a sus niveles actuales en el equivalente a 1,5 o 2% del PIB y adicionalmente, evite el notorio deterioro en ese recaudo que puede preverse si se mantienen las normas actuales en las que se contempla la eliminación de varios impuestos a partir de 2018.

La urgencia de esa reforma constituye también una gran oportunidad para mejorar drásticamente la estructura tributaria, haciéndola más sencilla, equitativa, progresiva y eficiente, de cara a los próximos años.

La entidad estima que el fuerte incremento que ha tenido la inflación en el último año empezará a revertirse a partir de agosto y que el ritmo de crecimiento de los precios al consumidor terminará 2016 alrededor de 6,7% y 2017 en 4,3%. Esto sin embargo implica el incumplimiento de las metas del Banco de la República durante tres años seguidos y hace particularmente importante la credibilidad en que la inflación retornará hacia sus metas en el mediano plazo.

En ese contexto, Fedesarrollo estima que las tasas de interés de intervención aumentarán hasta 8%, lo que implica un ajuste adicional de 25 puntos básicos. Las tasas de interés de política se mantendrían alrededor de esos niveles mientras las expectativas de inflación a un año vista vuelve a ubicarse al interior del rango meta de 2 a 4% definido por el Banco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *