LAS FAMILIAS Y EL DOLOR CAUSADO POR LA VIOLENCIA (99)

agosto 29, 2016 11:11 am

Carlos Fradique Por:Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA.
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (66)
El Presidente Santos, al anunciar que las Farc y el Gobierno llegaron al acuerdo final para terminar la violencia que genera el grupo guerrillero dijo:
“Hoy comienza el fin del sufrimiento, del dolor y de la tragedia de la guerra” y señaló que “Logramos un acuerdo que, por donde se mire, es infinitamente mejor que continuar la guerra que rompió familias, azotó regiones y nos hizo sufrir un horror que nuestros hijos conocerán, por fortuna, sólo en los libros de historia”. y Agregó: «tenemos un acuerdo definitivo» y es «inmodificable» y pronostico que es IRREVERSIBLE.

El Sr. Presidente ya comenzó a cumplir las obligaciones que genera el acuerdo. Esperamos que las Farc hagan lo mismo. Y lo harán a su manera, conforme a su particular forma de interpretar lo acordado. Y como el acuerdo es definitivo e inmodificable y el Sr. Presidente tiene la obligación de restablecer la paz y los dirigentes de la Farc por ningún motivo regresarán al monte a tener vida con limitaciones, el resultado del plebiscito solo tendrá efectos sobre la responsabilidad política en cuanto al éxito o al fracaso de los acuerdos. Así gane el NO el Sr. Presidente y las Farc ratificarán los acuerdos y el Gobierno tramitará las leyes necesarias para implementarlos. Sobre esto que no haya duda. En todo caso, personalmente deseo que el cumplimiento de los acuerdos sea útil para encaminar a Colombia hacia la sana convivencia.

Quienes afirman que si gana el No en el llamado plebiscito, el Sr. Presidente y las Farc darán por terminadas las negociaciones no tienen fe en el futuro y creo que prevén lo que no es posible en la vida concebida con criterios políticos.

Además, en el comunicado en el que se dio a conocer el ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA, se lee lo siguiente: “El presente Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera se suscribe por el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP), como Acuerdo Especial en los términos del artículo 3 común a los Convenios de Ginebra de 1949.”

Al leer al profesor Juan Manuel Charry Urueña, entiendo que el acuerdo final, al haberse firmado bajo el marco del Derecho Internacional Humanitario, en particular en virtud del artículo 3 común de los Convenios de Ginebra, lo hace inmodificable y ningún gobierno presente o futuro lo puede incumplir. Menos puede ser revocado por el eventual NO mayoritario del llamado plebiscito.

Al conocerse la noticia sobre el acuerdo final, muchas familias, especialmente las que han sido víctimas de la violencia porque les han asesinado a sus padres, madres, esposos, esposas, compañeros, compañeras, hijos, hijas, nietos, nietas, novios, novias o los han reclutado para incorporarlos a las filas guerrilleras o han sido desplazadas, despojadas de sus tierras, arrebatados sus bienes, masacrados sus derechos fundamentales a la educación, a la salud, a la vivienda, a la vida digna, salieron a las calles a celebrar el comienzo del fin del conflicto. Es una manifestación familiar de alegría que todos compartimos, así no se compartan en su totalidad los acuerdos firmados como acuerdo especial.

En cuanto al cumplimiento de los acuerdos, ya se presenta una interpretación que es incomprensible para la población. Los menores de 18 años no pueden estar incorporados en las filas guerrilleras y los que se han reclutado deben ser liberados. Pero la guerrilla dijo que nunca ha ofrecido liberarlos y el comisionado Don Sergio Jaramillo dijo que no tenía respuesta y que debían preguntarle a la Farc. Entiendo que sí se hizo el compromiso de no reclutar más menores y de liberar a los que estaban en filas, pero no se ha cumplido.

Colombia espera, con el SI o con el NO del plebiscito, que estas tragedias familiares no se repitan jamás y que la corrupción, el ejercicio abusivo del poder, el nepotismo que permite la apropiación de la burocracia por unas pocas familias privilegiadas, la tardanza en la administración de justicia, la politización de las decisiones judiciales, la pobreza en los hogares y en la vida académica, la inequidad, el narcotráfico, el despilfarro oficial, la mala fe en la ejecución de obras públicas y de los contratos oficiales, la minería ilegal, se terminen o se minimicen a lo máximo posible. Y que se puedan superar todas las demás causas que generan violencia en las familias y la sociedad y logremos la convivencia pacífica, como lo ordenan los Arts 2 y 42 de la Constitución.

PAZ, AMOR Y CONCORDIA EN SUS FAMILIAS PARA QUE TENGAMOS PAZ AMOR Y CONCORDIA EN SU COMUNIDAD Y EN COLOMBIA.

Bogotá, 29 de agosto al 5 de septiembre de 2016.

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf: 3153374680

Deja un comentario