PAZ Y HOGARES RESPONSABLES

octubre 10, 2016 7:22 am

Carlos Fradique Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (106)
I
En nuestro Diplomado en Educación para la vida en Familia debemos celebrar que se han dado pasos importantes para lograr un acuerdo mejor para terminar el conflicto que nos generan la Farc y los demás grupos insurgentes.

Debemos avanzar más para erradicar las causas reales del problema: La corrupción, la inequidad, la mala educación, la minería ilegal, el narcotráfico, el trabajo injusto, el ingreso indigno y otros más. ¡Todos unidos para tener éxito!
II
Es importante recordar que una mala asesoría puede generar efectos negativos. Y si a esto sumamos la creencia equivocada de que podemos hacer lo que nos parece, seguramente la familia y en la mayoría de los casos los hijos sufrirán las peores consecuencias.
Veamos un caso de la vida real. Una pareja vivía en matrimonio consensual con sus dos hijos, uno de 23 años y otro de 16. Una compañera de trabajo del marido logró que éste decidiera abandonar su hogar. Una tarde la esposa llegó y encontró que su pareja había trasteado con sus cosas. El marido logró que su esposa asistiera a la notaria a firmar la liquidación de su sociedad patrimonial en la que a la mujer le adjudicaron la vivienda, aparentemente único bien. Hubo renuncia a gananciales por parte del marido, quien dejé por fuera dos carros y un apartamento prometido en venta. Ahora el marido le dice a su mujer: si no firma para que los carros y el otro apartamento queden a mi nombre, no le pagaré alimentos a mi hijo menor. Es un chantaje. El hijo menor no entendió por qué su papá lo abandonó y el dolor de la separación lo llevó a descuidar sus estudios y a ingerir licor.
La mamá ahora hace todo lo posible por recuperar a su hijo y por trabajar más para atender los gastos del hogar. Mientras el marido que abandonó el hogar atiende a su nuevo amor y los gastos de un hijo de ella que aportó para que lo sostenga su nueva pareja.
No tiene presentación que el marido haya abandonado su hogar y ahora chantajee a su mujer para lograr beneficios que no le corresponden y no le importa ser violento con su hijo menor y seguramente todo con la aprobación de su amante de turno.
Estos actos irresponsables no ayudan a la paz en la familia y menos en la sociedad.
No olviden: Una buena asesoría evita violencia y pleitos en perjuicio de las personas y del patrimonio. Ojalá el marido reflexione y repare el daño causado.
III
Veamos otro caso: Una joven de 16 años aceptó convivir con un joven de 18. Su papá la maltrataba y creyó que este joven la respetaría. Se equivocó., Resultó tan violento como el papá. Tuvieron dos hijos y para sobrevivir intentaron varios trabajos. Luego de 10 años de casados en matrimonio consensual encontraron un trabajo estable. El empleador les ayudó para terminar su bachillerato con falencias en la calidad de la información y durante el estudio el marido coqueteó con una compañera y la esposa supo y luego de varios intentos de arreglar la relación la señora decidió dejar el hogar y sus hijas la siguieron.
El marido se organizó con su amiga y a los pocos meses se terminó esta relación. Luego de dos o tres novias más se organizó con una joven de 20 años y la muy tonta se dejó embarazar. El cuida su nueva amiga y no paga alimentos para sus dos hijas del matrimonio, ahora con voluntad de estudiar y salir adelante.
La señora se dedicó a trabajar para atender a sus hijas y decidió no formar pareja aun cuando tiene amigo.
Como este matrimonio se formó sin bases sólidas, sin progenitor responsable, sin madre formada académicamente, por personas muy jóvenes sin el apoyo de sus padres entre otras razones porque no tienen recursos económicos para ayudar, estaba llamado al fracaso y fracasó.
De lo narrado debemos aprender que si no estamos en edad biológica, profesional y económica para formar un hogar, para tener hijos, lo mejor es evitar el matrimonio y el embarazo.
IV

El sábado 8 de octubre en el marco de la plaza del pueblo escuché este diálogo que no es ejemplo de sana convivencia:
El papá: ¿Por qué no me dejó ver hoy a la niña? La mamá: Porque la llevé a donde mis papás. El papá: Ud. no puede llevarse la niña sin avisarme. La mamá: ¡Yo llevo mi hija para donde se me de la puta gana! El papá: ¡Le voy a enseñar que Ud. no se puede llevar a mi hija para donde se le de la puta gana! El desenlace de este diálogo violento puede ser lesiones personales o muerte. Ojalá no sea ni lo uno, ni lo otro.
¿Qué razón tiene engendrar un hijo para que sea disculpa para estas violencias intrafamiliares? Ninguna. Debemos tomar conciencia de que tener un hijo es el acto de mayor responsabilidad del ser humano y que bien vale la pena que haya política de Estado para que el primer hijo se tenga luego de los 25 años y el segundo solo si hay garantía de sus derechos fundamentales. Necesitamos PROGENITORES RESPONSABLES.

PAZ, AMOR Y CONCORDIA EN SUS FAMILIAS Y HOGARES PARA QUE TENGAMOS PAZ, AMOR Y CONCORDIA EN COLOMBIA.

Bogotá, 10 al 16 de octubre de 2016.

Envíe sus comentarios y consultas a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com

Deja un comentario