CERO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

noviembre 21, 2016 7:26 am

Carlos Fradique Por:Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (112)
El viernes 25 de noviembre se celebrará EL DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Puede considerarse el día más importante de los 366 del año en los que debemos trabajar para que no haya una sola mujer maltratada y mucho menos lesionada o asesinada.

El último sábado de noviembre, para este año el 26, he propuesto que se celebre el día sin celos, sin despecho y sin violencia y el 10 de diciembre se celebrará el día universal de los derechos humanos. Entonces tenemos 15 días seguidos para formar conciencia sobre la urgencia de garantizar los derechos humanos y entre ellos el más sagrado que es el derecho integral a la vida.
CERO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
La cesación de la violencia contra la mujer no se logra con declaraciones, convenios, discursos de una hora, marchas de una mañana, mensajes mediáticos de 30 segundos, un cacerolazo al año, integración de comités y menos con expedición de leyes, que tenemos en abundancia, a sabiendas de que no se van a cumplir.
La cesación de la violencia contra la mujer se logra en gran parte con la construcción de una cultura de respeto integral a los demás. Y esa cultura debe formarse segundo a segundo durante todos los días de todos los años.
La mujer, culturalmente considerada en muchas sociedades un ser inferior y físicamente débil frente al hombre, es discriminada, ofendida en todas las formas posibles de ofender, recibe menos salarios por trabajos semejantes que realicen los hombres, es abusada en su integridad humana y hasta esclavizada en el hogar y en su vida sexual.
Si los hombres recibiéramos desde el hogar ejemplo de respeto a nuestra madre, por parte de nuestro padre, de respeto a nuestras hermanas por parte de nuestros progenitores y de los hermanos mayores, si nos enseñaran un lenguaje decente para referirnos a las mujeres de nuestro entorno, si en el colegio se evitara la promiscuidad y el lenguaje vulgar entre los estudiantes hombres y mujeres y si a la mujer se le formara para protegerse de sus eventuales agresores, la violencia contra la mujer se prevendría y la mujer se empoderaría de tal manera que no aceptara ninguna discriminación negativa ni en su familia ni en la sociedad.
CERO ASESINATOS O LESIONES POR CELOS
Las noticias que dan cuenta de agresiones y asesinatos por los mal llamados compañeros sentimentales que se parapetan en ofensas a su honor de machos y reaccionan bajo el influjo del licor, de las drogas, de la música guerrera, de la cizaña que siembran las amantes y los malos amigos, crispan la piel y nos aterran.
Los celos son efecto de la falsa creencia de que una persona puede ser de propiedad afectiva de otra. Absurdo. Nadie es propiedad de otro y menos como si perviviera la esclavitud afectiva. Si el corazón tiene algo que ver con el afecto, tanto como el cerebro, hay que educarlo, ponerle freno y aprender que la terminación de una relación afectiva da lugar a dos caminos: 1) Intentar recuperar a la persona que se ha perdido, previa corrección total de la conducta con la que hemos ofendido. Hay personas que lindan con el terreno de la majadería y afirman que son como son y que no pueden cambiar y que así los deben aceptar. Están negando su condición de seres racionales, porque lo inteligente es que cuando nos demos cuenta de que vamos por el camino equivocado hagamos los virajes sensatos para reencontrarnos con el buen sendero. Por una acción motivada por celos o despecho una persona puede acabar con la vida de otras y con la propia porque casi siempre el asesino por celos se suicida.
Con algo de ironía me atrevo a decir que el celoso que no puede aceptar la terminación de una relación afectiva, con solo suicidarse tiene.
Celebremos con entusiasmo el DÍA SIN CELOS, NI DESPECHO, NI VIOLENCIA y comprometámonos a que todos los días del año sean sin celos, despecho y violencia.
GARANTÍA UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.
Los seres humanos tenemos derechos por el solo hecho de existir. En la misma forma tienen derechos los demás seres vivos y hasta los inertes. En esta época se habla de los derechos de los animales y en especial de los toros, los caninos y de los que están en vía de extinción. Y también se habla de los derechos del medio ambiente, primero que todos los demás, porque si destruimos el mundo, ¿en qué mundo podrán vivir nuestros bisnietos y su descendencia? Estamos en un mundo de contradicciones que hemos puesto en la mira para destruirlo. Asesinatos de personas, depredación de la flora y de contera de la fauna y los recursos hídricos. Tala indiscriminada de bosques para sembrar cemento y prefabricados. Se talan hectáreas para urbanizar, para encarecer la tierra y para sustituir bosques por prado de golf y dos o tres naranjos. El derecho a la vida integral y digna y el derecho a vivir en un ambiente sano y sostenible están en peligro por la irracionalidad de los que nos consideramos seres racionales. Con la destrucción de bosques y la siembra de cultivos ilícitos, con la contaminación de los fuentes hídricas y el ataque al fondo de los mares para rellenarlos de basura y la explotación de los recursos no renovables nos estamos condenando a precipitar el final del mundo con el crujir de dientes y el desespero de los últimos humanos por el recalentamiento global y la falta de agua. Y este día final, sin ser catastróficos, no está lejano.
Por ahora invito a que sigamos sembrando la PAZ, EL AMOR y LA CONCORDIA en nuestros hogares para que tengamos PAZ, AMOR Y CONCORDIA en Colombia.

Bogotá, 21 al 27 de noviembre de 2016.

Envíe sus comentarios y consultas a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario