Línea 123 de Cundinamarca, pionera en Colombia en atención psicológica

marzo 10, 2017 8:19 pm

Tags de esta nota:

El gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, presentó el nuevo servicio que ofrece la línea de atención de emergencias 123, que ahora cuenta con orientación psicológica, gracias a la vinculación de un equipo especializado en atención a crisis y negociación de conflictos.

La estrategia, que inició con un pequeño equipo de psicólogos en octubre de 2016, ha tenido gran impacto en las personas beneficiadas, ya que garantiza una atención integral diferente a la de los servicios en materia de respuesta a delitos como homicidios, hurtos, lesiones personales y otros de alto impacto.

Así, en casos como violencias contra las mujeres, menores de edad y de tipo intrafamiliar en general, pueda llegar, si se requiere, a contar con una atención más personalizada mediante el desplazamiento a territorio de un equipo especializado.

Además, la línea 123 de Cundinamarca es la única en el país con una aplicación gratuita para teléfonos móviles, que cuenta con 1.000 celulares activos y una calificación de 5 estrellas por parte de los usuarios registrados en la tienda de Google. La difusión de la aplicación llegó en 2016 a Facatativá, Ubaté, Arbeláez, Cabrera, Villeta, Zipacón, Chachipay, Bojacá, Caparrapí, Guaduas, Silvania y Fusagasugá. Continuará en 2017 para cubrir todo el territorio cundinamarqués.

El proyecto hace parte del Sistema de Información y Monitoreo de Violencias en Cundinamarca (Simovic), que integra tecnología, equipos humanos interdisciplinarios, un observatorio de seguridad, sistema de video vigilancia y una sala de crisis para actuar en tiempo real, con capacidad para la comunicación con los 116 alcaldes del departamento.

Al equipo, que hace parte de la nueva estrategia, se suman 30 personas entre bachilleres para atención de llamadas, psicólogos y profesionales de investigación, entre otros.

Resultados línea 123

A la fecha, el 24 % de las llamadas que se reciben a través de la línea 123 Cundinamarca son bromas, tema sobre el cual el nuevo código de Policía y Convivencia, en su Artículo 35, establece que quienes utilicen inadecuadamente este medio podrán tener una multa de hasta $786.880. Según el reporte de la Policía departamental, 47.462 de estas llamadas se han recibido en lo que va corrido del año, lo que representaría un monto de $10.208.194.240, a lo cual se sumarían $32.205.424.640 por llamadas de personas que cuelgan ante la respuesta de los operadores.

Al respecto el Secretario de Gobierno de Cundinamarca, Buenaventura León, hizo un llamado a la ciudadanía, para que se dé buen uso de esta línea de atención a emergencias, con el fin de no perder tiempo y dedicarla a llamadas de personas que realmente presenten una urgencia e incluso conduzcan a evitar la pérdida de una vida.

En otros casos, las llamadas equivocas, no corresponden a bromas, sino a un mal uso no intencionado con el fin de solicitar servicios de información sobre direcciones y rutas para llegar a algún lugar.

Durante el último trimestre de 2016, 560.644 personas fueron atendidas, lo que significa un aumento del 17 % en las llamadas recibidas respecto al mismo periodo de 2015.

Desde que se inició la atención psicosocial, en octubre de 2016, fueron atendidos, a 31 de diciembre, 27 casos de suicidio, de ellos, seis recibieron atención psicosocial pues fueron reportados directamente por los afectados; por este mismo hecho, en lo que va corrido del año, ocho llamadas provenientes de los municipios de Soacha, Facatativá y Fusagasugá, han sido recibidas a través de la línea 123.

En cuanto a violencia sexual, en el mismo periodo del año anterior, 13 casos fueron atendidos, cinco de ellos reportados por las propias víctimas, para quienes se activó el servicio de seguimiento y atención integral por parte del equipo psicosocial. De enero del año en curso a la fecha, ocho llamadas por esta causa han sido atendidas, el 12.5 % de ellas provenientes del municipio de Soacha y un 25 % de Madrid.

La recepción de llamadas a través de la línea 123 es mayor en los casos de violencia intrafamiliar, sobre lo cual se percibe una conducta de solidaridad comunitaria por parte de terceros, que son quienes reportan estas situaciones. 1.016 llamadas fueron atendidas en 2016 y de ellas 273 contaron con atención inmediata y orientación jurídica para acompañamiento en las denuncias correspondientes.

En 2017, 596 llamadas han sido relacionadas con violencia intrafamiliar y los municipios con mayor incidencia son Soacha con un 56.38 %, seguido de Fusagasugá (9.6 %), Mosquera (6.71 %), Facatativá (6.4 %), Cajicá y Madrid con porcentajes inferiores al 5 %. Girardot y Funza están por debajo con 4 % y 2.68 %, respectivamente.

Con la implementación del nuevo Código de Policía, 1027 comparendos pedagógicos han sido impuestos, 202, por comportamientos contrarios al cuidado y uso del espacio público (artículo 140) y 183 por comportamientos que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas (artículo 27), siendo estos los dos más contravenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *