IGLESIA DE LOS SICARIOS EN MARCHA

Marzo 14, 2017 6:00 pm

Por: Gabriel Ortiz
BLANCO Y NEGRO
Uribe, Ordóñez y Arrázola, se unieron de nuevo para marchar, esta vez, contra la corrupción. Ya lo hicieron por el NO. Ahora lo harán de nuevo, porque se sienten los dueños de la moral y de la verdad.

El Pastor Arrázola, de la iglesia de los sicarios, que opera con el nombre de “Ríos de Vida”, se junta ahora con el supuesto jefe de los “cabeza rapadas”, y con el Mesías. Arrázola, amenazó al periodista Lucio Torres, por haber denunciado las fechorías y males manejos en la iglesia “Ríos de Vida”. Y qué amenazas: “tengo unos manes que pueden hacer la vuelta”, esa “vuelta” significa en el bajo mundo eliminar. Y lo corroboró con esta sentencia: “te mando a Niágara –un sicario-. Ese te acaba. Te mata ese man”.
Pues este hombre es ahora acolito de un corrupto ex procurador que fue destituido por el Consejo de Estado por entregar puestos para sobornar a los parlamentarios que lo reeligieron, es decir por corrupción.
Y también es socio del ex presidente, hoy Senador, que durante su gobierno, amparó los casos del Das como empresa criminal, la Dirección de Estupefacientes, Agro Ingreso Seguro, el escándalo de los Nule –ahí marchó inclusive su hijo Tomás-, los desafueros del Inco, falsas desmovilizaciones de los paras, falsos positivos, Saludcoop, programa de alimentos escolares, Odebrecht, Yidispolítica, paramilitarismo del Mario y 12 Apóstoles de su hermano, amén de la cantidad de ex colaboradores y ex funcionarios condenados, procesados o prófugos.
Arrázola y muchos uribistas, sufren alzhéimer agudo y crónico. Olvidan lo que tienen que ocultar, pero acusan e inventan lo que se requiera, para enlodar a Santos. No lo bajan de traidor, porque se negó a ser marioneta o Zuluaga.
Estamos en la era Odebrecht, para unos y para otros, pero el uribismo la aprovecha para ocultar lo que toca sus campañas y pescar en “ríos de vida” revueltos. Santos ha pedido que no prescriba lo que atañe con la campaña del 2010, que aflore la verdad. No ha hecho lo propio Uribe sobre su campaña reeleccionista del 2006. ¡Qué bueno recordar el “articulito” y lo que se escondió en ese entonces! Eso no ocurrirá. Purulento líquido salpicaría.
Entre tanto, ya se alinean los acostumbrados ejércitos que quieren “comer presidente”. Ello es usual cuando aparecen los falsos acusadores amparados por la posverdad, las redes, los viudos de poder, los corruptos destituidos y las iglesias de los sicarios.
BLANCO: La nueva variedad de café, que nos aumentará la producción.
NEGRO: Electricaribe rebosó la copa.
gabrielortiz10@hotmail.com

Deja un comentario