Carrie Fisher consumió cocaína, heroína y éxtasis antes de morir

junio 19, 2017 11:43 am

Carrie Fisher murió por apnea del sueño, según lo confirmaron funcionarios de la oficina del médico legista de Los Ángeles a través de un comunicado de prensa.

El documento reveló que la actriz de Star Wars tenía acumulación de grasa en las paredes arteriales. Asimismo, se informó que Fisher también había ingerido diversos fármacos, pero no se pudo determinar si dicha ingesta contribuyó a su muerte.

La apnea obstructiva del sueño sucede cuando la respiración se detiene mientras uno duerme, como consecuencia del bloqueo o estrechamiento de las vías respiratorias.

El informe divulgado este lunes dice que Fisher pudo haber tomado cocaína tres días antes del vuelo del 23 de diciembre en el que enfermó. Murió cuatro días después de ese viaje.

Los forenses también encontraron rastros de heroína y MDMA, más conocido como éxtasis, pero no pudieron determinar cuándo Fisher había tomado esas drogas. Los hallazgos se basaron en pruebas de toxicología realizadas en muestras tomadas cuando la actriz de Star Wars llegó a un hospital de Los Angeles.

Los funcionarios dictaminaron que Fisher murió de apnea del sueño y una combinación de otros factores.

Fisher falleció el 27 de diciembre a los 60 años, un día antes que su madre, Debbie Reynolds .

Deja un comentario