Maduro anticipa “victoria contundente” el 30 de julio; oposición afirma que Maduro matemáticamente fue revocado

julio 17, 2017 5:30 am

Tags de esta nota:

–El oficialismo y la oposición midieron fuerzas este domingo en Venezuela al realizar el primero un simulacro de Constituyente y la segunda, una consulta popular contra la Constituyente. Según el presidente Nicolás Maduro, el pueblo venezolano demostró que obtendrá una “victoria contundente” el próximo 30 de julio, mientras que la oposición afirmó que Maduro matematicamente fue revocado este domingo.

Sobre la consulta popular promovida por la oposición para que los ciudadanos expresaran su aprobación o rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el Gobierno de Nicolás Maduro, se informó que un total de 7 millones 186 mil 170 venezolanos participaron en la jornada.

“Se obtuvieron 6.387.854 respuestas Sí, lo que representa un 98.4%”, informó Benjamín Scharifker, rector de la Universidad Metropolitana.

El 98,5 % votó afirmativamente para pedir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que obedezca las decisiones de la Asamblea Nacional.

Además, el 98.3 % del total de participantes (6.384.607) aprobó que se renueven los poderes públicos, se llame a elecciones “libres y transparentes” y se conforme un gobierno de transición y de “unidad nacional”.

La oposición votó también en diferentes países, siendo Colombia uno en los que más votación se registró en la jornada dominical.

Mientras tanto, el presidente Nicolás Maduro indicó este domingo que a través de su amplia participación en el ensayo electoral constituyente, el pueblo venezolano demostró que obtendrá una “victoria contundente” el próximo 30 de julio.

“Este domingo 16 de julio hemos escrito el preámbulo de la gran victoria patriota que obtendremos en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, gracias a la determinación del pueblo venezolano que salió multitudinariamente a respaldar el Ensayo Electoral que convocó el CNE”, escribió el jefe de Estado a través de su cuenta oficial en Facebook.

Con respecto a los simulacros realizados en pasados procesos electorales, el mandatario detalló que representó un hecho histórico. “Nunca antes un proceso de este tipo había recibido un respaldo tan contundente. Hasta altas horas de la noche han permanecido cientos de personas en las filas de los centros electorales”, detalló.

“Agradezco al pueblo principalmente, por su confianza, por su apoyo, que nos da la certeza de la victoria contundente que tendremos dentro de dos semanas y de que construiremos todos juntos, la paz y la soberanía”, agregó.

Maduro afirmó de otro lado que ningún Gobierno o expresidentes extranjeros gobernará sobre Venezuela.

“Se estrellan los que vienen desde el exterior al ver su propia derrota. Tengo información que están desmoralizados los que vinieron del exterior porque por donde pasaban observaban puros chavistas. Los asuntos de Venezuela los resolvemos internamente con diálogo con paz con elecciones”, afirmó el mandatario.

Por otra parte Maduro hizo una invitación a la oposición:

“Yo le hago un llamado a la derecha para lograr la convivencia la armonía, que dejen de amenazar con la violencia y le hago un llamado a que pronto nos sentemos a conversar en un nuevo ciclo de diálogo por la paz y la independencia de nuestra patria que con la Constituyente si se puede”, expresó Maduro.

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela informó que hasta el 27 de julio permanecerán 600 máquinas en las Ferias Electorales para que los electores que no pudieron participar en el simulacro de este domingo, por la masiva participación, tengan la oportunidad de conocer el sistema.

Foto publicada por el gobierno sobre el simulacro de plebiscito

Por su parte Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, señaló que los más de siete millones de venezolanos que votaron en la consulta popular de este domingo 16 de julio dejaron claro el mandato del pueblo venezolano para tener un cambio democrático en el país.

Agregó que también se demostró que matemáticamente Nicolás Maduro estaba revocado de la Presidencia de la República.

“Con los votos Nicolás Maduro matemáticamente está revocado el día de hoy. Ese era el miedo que se le tenía al referéndum revocatorio y por eso se impidió el reférendum revocatorio, por eso el gobierno no quiere hacer elecciones más nunca”, dijo durante un pronunciamiento de la oposición venezolana tras conocerse los primeros resultados de la consulta popular.

De otro lado, la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Tibisay Lucena, solicitó no generar falsas expectativas con la actividad de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) frente a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Eso es una actividad política como cualquier otra (…) es una actividad para sus militantes y lo importante es que es una actividad política que no tiene ninguna consecuencia jurídica en la ciudadanía”, señaló en rueda de prensa.

Lucena anunció que para las elecciones del próximo 30 de julio se están preparando para permitir la participación de grupos organizados en calidad de observadores.

Sobre la jornada realizada por la oposición, la Agencia Venezolana de Noticias, órgano oficioso del régimen de Maduro, divulgó el siguiente informe, bajel título “Plebiscito” dejó en evidencia contradicciones de la oposición sobre democracia venezolana”:

La coalición antichavista que organizó una encuesta interna de tipo plebiscitario, con tres preguntas de desconocimiento del gobierno democrático y sus instituciones, aseguró en rueda de prensa que la participación registró 7 millones 136.170 personas.

Cabe destacar que el material electoral usado para esta actividad interna de agitación política fue incinerado, por lo que se hace imposible algún tipo de auditoría sobre los indicadores anunciados. Además, la falta de rigurosidad del mecanismo de registro de voluntades permitía que un ciudadano votara en más de una oportunidad.

Del total expresado, 693.789 encuestas provienen de los puntos activados en el exterior, según anunciaron los organizadores.

Analistas electorales ponen en duda la cifra anunciada porque consideran que con solo unos 2.000 “puntos soberanos” era, por cuestiones de tiempo, imposible alcanzar tal participación.

Al final de la tarde, se contabilizó un lamentable hecho violento en el contexto del desarrollo del evento. En la avenida Sucre de Catia, al oeste de Caracas, se suscitó una situación irregular en la que resultaron heridas tres personas, y una ciudadana de 60 años de edad, Xiomara Scott, resultó asesinada.

La dirigencia opositora exigió a sus seguidores validar con su firma: que se desconozca la facultad constitucional del presidente de la República para convocar a un proceso constituyente; que el Poder Legislativo —controlado por la derecha en el Parlamento— se levante como un supra poder y sea apoyado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), y por último, que se disuelvan estos poderes y se interrumpa el periodo constitucional del Gobierno electo por mayoría.

Previo al anuncio de los “resultados”, los actores políticos internacionales invitados para participar como “observadores reiteraron su injerencia en los asuntos políticos internos, a través de una rueda de prensa.

Andrés Pastrana, ex presidente colombiano, reconocido por el incremento de la producción de droga y los desplazados durante su mandato, aseguró que “nunca se había visto que un pueblo organizara un evento electoral sin apoyo de su gobierno”.

Jorge Quiroga, investido como presidente de Bolivia tras la muerte de Hugo Banzer, y acusado por delitos contra la Constitución y daños económicos por el caso Petrocontratos, ordenó en un claro mensaje injerencista que la FANB “no se preste” a participar en la constituyente. “Debe retirarse la Constituyente”, amenazó.

Laura Chinchilla, ex presidenta de Costa Rica, vinculada con el narcotraficante colombiano Gabriel Morales, señaló que la oposición “ha respondido frente a la represión con democracia” a pesar de que los líderes de la coalición antichavista, desde hace más de tres meses, impulsan la violencia a partir de llamados diarios a violar los derechos al libre tránsito, a la salud, la educación y la vida.

Por su parte, Miguel Ángel Rodríguez, ex presidente de Costa Rica, y primer mandatario de su país en ser apresado y enjuiciado por casos de corrupción, denunció que “el Gobierno le dio la espalda al pueblo, pero no se dieron por vencidos”, refiriéndose a la imposibilidad de la oposición de organizar y activar los requisitos necesarios para el Referendo Revocatorio que pretendieron, muy tarde, adelantar contra el presidente Nicolás Maduro.

Vicente Fox, ex presidente de México, no estuvo presente porque regresó a su país antes de la finalización de la actividad.

Deja un comentario