Hay «relativa normalidad» en zona donde hubo combates: Defensoría

julio 24, 2017 8:06 pm

Tags de esta nota:

Imagen: hacari-nortedesantander.gov.co

La Defensoría del Pueblo registró este lunes que hay un ambiente de «relativa normalidad» en una zona del Norte de Santander, que ha sido afectada en días pasados por combates entre fuerza pública y la guerrilla del ELN, lo que originó el desplazamiento de unas 60 familias.

Ingrid Rusinque, Defensoría para los Derechos de la Población Desplazada, señaló que: «Al día de hoy se tiene relativa normalidad en la vida de las veredas y de la población».

En ese sentido, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) informó en un comunicado que al menos 60 familias integradas por unas 240 personas abandonaron tres caseríos en el noreste del país por temor a los combates entre el Ejército y un «grupo armado no estatal sin identificar».

Estas personas debieron salir de los caseríos Buena Suerte, La Laguna y Bélgica, en el municipio de Hacarí, departamento de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela, «para proteger sus vidas», detalló el organismo en un comunicado, según el cual «la mayoría de familias ha retornado, salvo nueve».

Rusinque indicó que: «El reporte que nosotros tenemos por parte del personero distrital (defensor del pueblo local) y del equipo en terreno que ha estado acompañando a estas familias es que quedan siete familias, cuyas viviendas fueron afectadas por los combates» y permanecen en el caso urbano de Hacarí.

Y agregó que el «resto de población ha venido retornando».

La funcionaria sostuvo que: «La Defensoria del Pueblo regional y sus equipos en terreno estuvieron desde el primer momento en que conocieron de los hechos acompañando a las familias. Esto de alguna manera funciona como un efecto de protección y las familias empezaron a retornar una vez cesaron los enfrentamientos».

Hacarí forma parte de la selvática región del Catatumbo, donde operan la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), conocidos como «los pelusos», así como bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

Deja un comentario