DESAFÍOS ENTRE PUEBLOS

septiembre 11, 2017 8:09 am

Por: Diego Calle Pérez.
CORTO Y PUNTUAL
Cada pueblo tiene su identidad propia, su bandera, su escudo y un himno compuesto por el cura párroco que permaneció muchos años en la localidad. Epifanio Mejía, le dio gran pertenencia al ser antioqueño con su poema. Al cantar se nota la alegría y el entusiasmo del paisa y hace parte de su pasaporte en sus viajes y paseos por otros suelos y en otras regiones de la propia república.

Los desafíos entre pueblos han sido recurrentes en los planes de desarrollo. No tenemos un compromiso por una subregión sino por una localidad. Apenas ahora se habla de provincia y de unir los pueblos en una corporación o asociación. La constitución política promueve las asociaciones municipales, pero pocos concejales conocen la ley y la norma, para animar a los diputados a consolidar los municipios con herramientas que permitan un desarrollo integral.
Los desafíos entre pueblos, se gestan por herencias y mitos que se han ido cultivando en el imaginario colectivo de sus habitantes. Los de Jericó se han sentido mucho más que los de Andes y los de Andes se han sentido mejor que los de Bolívar en el suroeste. Los de Urabá consolidan a los municipios de Apartadó y Turbo como los dos pilares de su subregión. Ni que hablar del Norte Antioqueño, con la competencia entre Yarumal y Santa Rosa de Osos y en el medio San Pedro de los Milagros que se ufana, de ser mejor por su cercanía con la planta productora de Colanta en el barrio Caribe.
Los desafíos entre pueblos han significado un progreso para muchos pueblos. Algunos alcaldes mantienen comunicación permanente con su vecino y otros escasamente se ven cuando los citan a las curias diocesanas o tienen reunión con el gobernador de turno. Muchos alcaldes gozan de buena iniciativa y consolidan reuniones que les permiten unificar criterios como los del Oriente Antioqueño. Las subregiones antioqueñas tienen marcadas diferencias sociales y económicas que en muchos casos repercuten con las políticas y eso aísla la armonía con el entorno que las hace similares en el clima y en la geomorfología de sus paisajes, buscando con ello una producción agroecología que permita mejorar sus ingresos en el turismo que visita los pueblos los fines de semana.
Los desafíos entre pueblos son consecuencias del colonialismo que no hemos podido superar y avanzamos en los pueblos a una marcha según los ingresos por regalías y el predial. La educación, la salud y la cultura son temas que se pueden tratar en común entre pueblos cercanos. Las fiestas tradicionales pueden ser un motivo para hacer programas donde cada municipio aporte con sus tradiciones y no sea que vayan solo a la rumba los que tengan para el guaro y la parranda.
Los desafíos entre pueblos son otro de los temas que se pueden agendar entre los múltiples compromisos de los alcaldes para gestionar. Los torneos de juegos intermunicipales podrían ser parte del Proyecto Educativo Institucional de tres o más municipios y un concurso de la canción, poemas y narrativas, proyectos de emprendimiento y muestras de avances en la pedagogía por medio de las redes sociales.
Los desafíos entre pueblos no pueden ser las obras de cemento y los números de votos que aparecen en el día de elecciones. Los desafíos entre pueblos son una manera de desarrollar subregiones que se unifican por razones administrativas.

Deja un comentario