Evacuaciones masivas en varias ciudades de Rusia por falsas alarmas de bomba; la ola terrorista afecta a 22 urbes

septiembre 13, 2017 11:25 am

–Una ola de llamadas anónimas sobre artefactos explosivos provocó cierres y evacuaciones masivas en distintos edificios e instituciones de numerosas ciudades rusas. Las amenazas telefónicas han afectado más de 45.000 personas en 22 ciudades de Rusia, según informa este miércoles la agencia rusa de noticias Sputnik.

De 205 lugares públicos, agrega, fueron evacuadas más de 45.000 personas en total. Actualmente las fuerzas de seguridad están identificando a los culpables.

Una fuente de los servicios de emergencia informó a Sputnik que este 13 de septiembre las llamadas anónimas se registraron en 17 ciudades, incluido Moscú. En total los especialistas inspeccionan más de 190 instalaciones públicas.

Según la fuente, en Moscú se están inspeccionando 23 lugares públicos, incluidos grandes centros comerciales y estaciones ferroviarias.

El Departamento de Educación de la ciudad rusa de Perm suspendió clases en todos los colegios de la urbe por falsa alarma de bomba, comunicó a Sputnik un representante de la administración local.

Según la entidad, el 12 de septiembre por la mañana la Policía recibió información de que en siete escuelas de la localidad fueron colocados artefactos explosivos.

“Tras las llamadas recibidas, el Departamento de Educación de Perm envió cartas informativas sobre la suspensión de clases a los centros docentes de la ciudad”, dijo el representante del ayuntamiento local.

De los centros fueron evacuados 5.706 estudiantes y profesores.


Los servicios de seguridad de otras grandes ciudades rusas también recibieron las llamadas anónimas sobre la colocación de explosivos, entre ellas la ciudad de Yuzhno-Sajalinsk, donde desalojaron cuatro centros comerciales, y Vladivostok.

Por su parte, un representante de la dirección local del Servicio de Seguridad de Rusia de la ciudad de Magadán informó a Sputnik de la evacuación de dos cines, un mercado, cuatro escuelas y dos universidades por falsa alarma de bomba.

La policía de Stávropol también recibió advertencias sobre la presencia de objetos sospechosos. Según medios locales, en la ciudad fueron desalojados un colegio, una universidad, una estación de autobuses y varios mercados.

En Krasnoyársk evacuaron grandes centros comerciales, además de la estación de autobuses, el aeropuerto y el edificio del Ayuntamiento, comunicó este martes el diario local KrasnoyarskMedia.

A su vez, un representante de la dirección local de la Guardia Nacional de Rusia declaró a Sputnik que los especialistas inspeccionan una serie de edificios en la ciudad de Kaliningrado tras recibir la información sobre la presencia de artefactos explosivos.

En Cheliabinsk por falsa alarma fueron evacuados siete centros comerciales, pero tras inspeccionarlos la policía no detectó ningún objeto sospechoso.

La policía de Ekaterimburgo tampoco halló bombas tras inspeccionar una estación de autobuses, un centro comercial y un centro de negocios de la ciudad.

El 11 de septiembre, las evacuaciones masivas también se llevaron a cabo en las ciudades de Briansk, Omsk, Novosibírsk y Riazán.

En este contexto, el vicepresidente primero del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Frants Klintsévich, propuso recrudecer el castigo por “el terrorismo telefónico” hasta ocho años de prisión.

“Hay que recrudecer la responsabilidad penal por estos delitos”, dijo Klintsévich al agregar que es necesario “tomar medidas de disuasión contra el terrorismo telefónico”.

El senador está convencido de que “las entidades correspondientes deben reaccionar de inmediato” e identificar a los culpables.

“Los terroristas telefónicos no solo causan un grave daño material, sino benefician a los auténticos terroristas, que se sienten cómodos trabajando en las condiciones de pánico”, subrayó Klintsévich.

Por su parte, una fuente de los servicios de seguridad rusos informó a Sputnik que las llamadas telefónicas sobre el “minado” en diversos lugares públicos de Rusia proceden del territorio de Ucrania, según datos preliminares.

Numerosas llamadas telefónicas sobre el “minado” de sedes administrativas y comercios se recibieron durante los últimos dos días en varias ciudades grandes de Rusia, se efectuaron evacuaciones de gente y controles policiales.

“Tenemos información operativa que confirma que esas llamadas se hacen desde el territorio de Ucrania”, dijo la fuente.

Deja un comentario