Posconflicto, oportunidad histórica para superar brechas entre la Colombia rural y la Colombia urbana

diciembre 28, 2017 3:40 pm

Tags de esta nota:

Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, desminado, Fondo Colombia en Paz, sustitución voluntaria y dejación de armas, aspectos vitales tras el conflicto.

La firma del Acuerdo de Paz es la oportunidad más grande que tiene el Estado colombiano para superar las brechas entre las ciudades y el campo, y hace parte de los grandes retos que tiene el país para alcanzar una paz estable y duradera.

Por ello, los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), que se construyen desde las bases sociales de más de 11.000 veredas, buscan consolidar una visión del territorio a 10 años, que resultará en 16 PDETS edificados de forma colectiva, que contribuirán de forma significativa al cierre de las brechas entre las ciudades y el campo.

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial – PDET corresponden a 16 subregiones que incluyen más de 11 mil veredas en aproximadamente 1.630 núcleos veredales en los 170 municipios más afectados por la guerra y con mayor presencia de cultivos ilícitos. La construcción de estos Programas se inició en agosto de este año, luego de culminar el proceso de dejación de armas por parte de las Farc.

El programa tiene un presupuesto de 1,3 billones, liberados de regalías, que ya están disponibles. Este plan va a significar 3.000 kilómetros de vías y está financiado, no es una promesa. Pero también hay 16 planes nacionales, nueve están elaborados y siete están sin terminar. Son de salud, de educación rural, del fondo de tierras, más el programa de catastro y de formalización y titulación.

La Agencia de Renovación del Territorio ha desplegado sus esfuerzos para llegar a las veredas de los municipios priorizados y así escuchar las necesidades de toda la población. Se lograron identificar las problemáticas de los territorios y sus soluciones, de la mano de más de 27.000 personas de 30 municipios, entre ellos campesinos, grupos étnicos, mujeres y representantes de organizaciones sociales, entre otros.

Se realizaron 256 encuentros, en los que participaron más de 10.000 mujeres y cerca de 17.000 hombres. De esta manera se consolidaron 20 Pactos Comunitarios.

Normativa

En cuanto a la implementación normativa para cumplir los seis puntos del Acuerdo de Paz se materializaron 7 actos legislativos, 36 decretos ley, 5 leyes por el procedimiento legislativo especial y 46 decretos ordinarios.

También se pusieron en marcha 34 obras de infraestructura clave para el desarrollo social y económico.

Así, 13 de las obras ya finalizaron y 21 están en desarrollo. Tales obras tienen lugar en 22 municipios en 12 departamentos.

Para ejecutar esos proyectos se contrataron a casi mil personas, de las que 880 fueron seleccionadas como trabajadoras directas de las obras.

Armas

Como resultado de las operaciones la Misión de la ONU en Colombia entregó y destruyó aproximadamente 9 mil armas, más de un millón y medio de municiones, más de 30 toneladas de explosivos, 11 mil granadas, 52 kilómetros de cordón detonante y más de 4 mil municiones de mortero.

También fueron desmanteladas 750 caletas. Las que no hayan sido desmanteladas quedarán a disposición del Gobierno Nacional, que contará con la colaboración de los ex integrantes de las FARC para ubicarlas y desmantelarlas.

Sustitución voluntaria

Se impulsaron planes de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en 15 departamentos, donde alrededor de 124.000 familias, que reportaron 96.000 hectáreas de coca, expresaron su voluntad de sustituirlas voluntariamente con la firma de 63 Acuerdos Colectivos (Departamentales, Regionales, Municipales).

Durante el 2018 se vincularon 54.180 familias al Programa Nacional Integral de Sustitución Voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) que dicen tener 40.000 hectáreas de coca.

Igualmente, 24.580 familias que reportan 22.642 hectáreas de coca a sustituir ya recibieron el primer pago o están en proceso de pago.

Los avances del programa cuentan con la verificación y seguimiento exhaustivo, directamente en territorio, por parte de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Desminado

El director para la Acción Integral contra Minas Antipersonal – Descontamina Colombia, despacho de la Alta Consejería Presidencial para el Posconflicto, Sergio Bueno, presentó en Viena, Austria, una positivo balance sobre el desarrollo del plan de Desminado Humanitario del Gobierno Nacional.

Al participar en la plenaria de la XVI Reunión de los Estados Parte de la Convención de Ottawa, donde se trató el tema del Artículo 5, relacionado con la destrucción de las minas en los territorios, Bueno Aguirre, aseguró que el país está en el cumplimiento de la primera fase del plan estratégico 2016-2021.

“En el Plan Estratégico se identificaron 673 municipios con alguna contaminación, estimada en 52 millones de metros cuadrados. Luego de un año de intervención hemos logrado despejar 180 municipios: 23 a través de operaciones de despeje y 157 con cualificación de la información”, aseguró.

Las operaciones han permitido despejar 4.951.151 metros cuadrados y destruir 5.602 minas antipersonal y municiones sin explotar.

Se está en la primera fase de intervención con la que se espera liberar 26 millones de metros cuadrados, el 50 por ciento de la contaminación estimada en Colombia.

Colombia adelanta operaciones de Desminado Humanitario en 242 municipios de 28 departamentos.

Tales operaciones están a cargo de la Brigada de Desminado Humanitario y la Agrupación de Explosivos y Desminado de la Infantería de Marina (AEDIM), y diez organizaciones civiles, nacionales e internacionales, debidamente acreditadas en el país.

Fondo

En abril el Presidente firmó decreto que crea el Fondo Colombia en Paz, que recibirá y administrará los recursos para el posconflicto provenientes del presupuesto nacional, aportes de regalías, sector privado y comunidad internacional. Contraloría hará seguimiento y ejercerá vigilancia y control. Firma internacional auditará todos los actos y contratos. Ciudadanos tendrán voz y voto en las decisiones de inversión.

Se agruparán de esta manera los recursos de los cuatro fondos para el Posconflicto, el de las Naciones Unidas, el del Banco Mundial, el de la Unión Europea y el del Banco Interamericano de Desarrollo.

El Fondo Colombia en Paz está en pleno funcionamiento, es el que gira el dinero de los 10.000 reincorporados cada mes, afirmó Pardo Rueda.

Recientemente, en la ONU, Pardo Rueda al presentar un balance de los avances alcanzados en materia de paz, agradeció la contribución por US$12 millones entregada a Colombia por el Fondo de Consolidación de la Paz de Naciones Unidas para el desarrollo del Posconflicto en el país.

Deja un comentario