Radio, De las ondas hertzianas a la web

marzo 31, 2018 7:14 pm

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Entre cables, micrófonos y transmisores hace 80 años, el uno de abril de 1938, don Hernando Bernal Andrade y su esposa, doña María Luisa Mahe, entre los primeros radialistas en América Latina; prendieron ‘La emisora de Bogotá’ Radio Santa Fe.

Era una época en que “EE.UU. y Alemania comenzaban a desarrollar el potencial de la radio”; y don Hernando “armado de un radio que fue rescatado de un accidente de avión y su ingenio dio inicio a su empresa”. Desde su origen Radio Santafé “se orientó hacia la música popular y la música colombiana”, indicó Asomedios.
Hace ocho décadas como hasta ahora, obtener una licencia de concesión en AM o FM en Colombia, sea comercial, comunitaria o de interés público, es motivo de innumerable papeleo que termina en gavetas por años hasta la expedición de la respectiva Resolución de concesión del uso del espectro público. Muchos aficionados a la radio acuden a ese calvario; otros optan por negociar la cesión de la concesión o de la frecuencia. Esta es la Radio tradicional, a la que le surgió para competirle la radio on line; por supuesto menos costosa que la análoga, y a veces con mejor calidad de sonido; aunque la mayoría de estaciones radiales análogas en Colombia tienen una insuperable calidad técnica. Esa relativa facilidad de incursionar en el espectro, ha permitido el incremento significativo de las emisoras en línea en comparación con la radio analógica.
La octogenaria y joven emisora radio Santafé, hoy transmite por su frecuencia virtual www.radiosantafe.com. En la red es precisamente donde se encontrará el nicho de la radio por mucho tiempo; compitiendo y complementándose con otros medios que cohabitan con ella en internet. Trasmitir por esta vía ha permitido llegar a todos los rincones del mundo; lo que difícilmente se hacía con la radio análoga utilizando radios de onda corta.
Acerca del futuro de la radio hay cientos de opiniones; algunas indudablemente pertenecen a la fantasía, otras son más reales y no faltan las apocalípticas; prevaleciendo los que ven en el concepto de radiodifusión una mina inagotable de oportunidades para el bienestar de los radioescuchas, la comunidad y la sociedad. La radio como ningún otro medio tiene la “capacidad para conectar vidas y reunir a las personas en el mundo entero, así como su contribución al desarrollo y al debate democrático”, puntualizó la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). El Ministerio de las TIC en Colombia pretende “un nuevo modelo de servicio de radiodifusión sonora, que conlleve a hacer un uso más eficiente del espectro radioeléctrico”. El dilema es digitalizar “o innovar a una radio híbrida enmarcada en la economía digital”. Para Emma Rodero Antón, “la radio se está quedando vieja, y se la ve aún más anclada en el pasado si repasamos los vertiginosos últimos años de profundas transformaciones tecnológicas en la televisión (…) asistimos a la que puede ser la segunda revolución tecnológica radiofónica ”. Para Emma, experta radiofónica; la radio del futuro es una radio digital; para otros es un misterio o magia. Digitalización es “pasar a formato digital datos o señales de otro tipo”. “Por ello, potencialmente todo puede convertirse al digital, devenir ceros y unos, una suerte de nuevo esperanto de la Sociedad de la Información, dice la Fundación Telefónica.
En una emisora la digitalización comprende varias áreas, fundamentalmente las de producción y la difusión; polos que son objeto de cambios tecnológicos a medida del presupuesto de la emisora. Sólo un mínimo porcentaje de las más de 1.600 emisoras que operan en Colombia, adelanta la digitalización de archivos y cintas de carrete abierto y discos de vinilo. Miles y miles de archivos se han borrado para la historia por este atraso tecnológico. Paradójicamente las emisoras pequeñas subsisten pese a los aprietos económicos, contrariamente a la suerte que han corrido grandes cadenas como las americanas iHeart y Cumulus Radio. En la Unión Americana se escucha más radio que otros medios; la radio por internet se lleva consigo a toda parte; fuera que con la TDT se escuchan emisoras de radio desde el TV.
Viene quedando en el pasado los empleados denominados controles, las cabinas, el bombillo rojo que anunciaba que se estaba al aire, el inventario cada vez mayor de acetatos, cintas; en fin los errores al aire y todo tipo de dificultades que afronta una emisora convencional. Hoy las emisoras en línea transmiten en vivo y en tiempo real por medio de la red; no han tenido que soportar los trámites burocráticos. Los contenidos son enriquecidos con transmisiones en plataformas electrónicas, radio por satélite, podcast y streaming; técnicas que revolucionaron la radio que hace ocho décadas se sintonizaban en los radios transistores Philips. El streaming es el que se conoce como la escucha de Radio online; apto para toda persona u organización que necesite transmitir vía internet contenidos en audio y video; es la denominada “radio visual”. El podcast es un sitio en internet donde verbi gracia se trata de radio y comunicación o infinidad de temas, y su acceso es por suscripción, o se puede crear gratis. Esas tecnologías están fichadas para facturarles derechos de autor por la música y publicidad que transmiten.
El futuro de la radio en Colombia lo previó Armando Plata Camacho, quien después de dejar al país en 1990 fundó Armando Plata Productions, un estudio de grabación en Los Ángeles, California. La famosa compañía de grabación y audio, Harris-Orban Corp., declaró ese estudio de grabación en el año 2000, como el » Prototipo del futuro de la voz en off » debido a su innovación y equipamiento de alta tecnología.
¡Feliz cumpleaños¡ Radio Santafé, “buen viento y buena mar”¡.
@luforero4

Deja un comentario