POLÍTICAS ANTI NIÑEZ IV

abril 23, 2018 7:45 am

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

Las políticas de infancia y adolescencia, relacionadas con la educación, la salud, el respeto a la integridad de la vida aparentan ser garantistas en la teoría, pero tienen resultados negativos en la práctica. Todo sin desconocer que hay familias, médicos, paramédicos, profesores y sectores sociales que hacen tareas titánicas y logran muy buenos resultados. Para ellos mi sincera felicitación.

En esta lección voy a comentar las políticas anti niñez relacionadas con el trabajo y la salud.

EL TRABAJO DIGNIFICA AL SER HUMANO

En mi infancia aprendí que la ociosidad es la madre de los vicios y en mi edad adulta que, en mente ocupada no entra vicio. Nada genera más daño a la mente que el tenerla vacía o permitirle que sea nido de pensamientos malignos.

El ser humano debe trabajar desde el primer día de ser concebido. Los bebés empiezan a moverse desde la séptima u octava semana del embarazo y las primeras patadas se empiezan a notar entre la semana 16 y 22 de embarazo.

Y el embarazo debe terminar con parto natural para experimentar el TRABAJO DEL PARTO. Pero como vivimos en la era del facilismo, la cesárea anula estos trabajos.

LO QUE CONSAGRA LA CONSTITUCIÓN.

En la Constitución de Colombia encontramos las siguientes premisas:

ARTICULO 25. El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección del Estado. Toda persona (No dice que a partir de los 18 años) tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.

Art 44.- Los niños serán protegidos contra toda forma de… explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. (No dice que los menores de 18 años no pueden trabajar)

Art 67 La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente. (¿Y cómo se enseña a practicar el trabajo, si no es trabajando?)

Políticas malévolas contra la niñez son las propagandas del Ministerio del Trabajo para invitar a que los niños, es decir, los menores de 18 años no trabajen. Y más grave que los funcionarios pasen con sus escoltas y vean niños siendo explotados al estar en las esquinas pidiendo dádivas en forma de limosna y que sigan indiferentes. Y que a los menores de 18 años se les estimula la maternidad y la paternidad a sabiendas de que carecen de todos los medios para garantizar los derechos de sus hijos.

Un país es inviable si a las personas solo se les enseñará a trabajar a partir de los 18 años. Lo que está prohibido es la explotación laboral y los trabajos riesgosos. Esta prohibición debe cumplirse de manera estricta. Y por supuesto que todo trabajo que sea incompatible con la jornada escolar. Pero en los demás escenarios el trabajo es necesario y ayuda a formar a la persona para el bien de su familia y de su sociedad.

EL CUIDADO DILIGENTE DE LA SALUD ES UN DEBER FUNDAMENTAL.

El Art. 49 de la Constitución garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud.

Extraño que no se haya establecido la obligación de prevenir la enfermedad, de cuidar la salud. No enseñamos el valor incalculable de la salud. Ya en las postrimerías de la vida, cuando nos damos cuenta que estamos en la antesala de los inservibles caemos en la cuenta de que debemos cuidar nuestra salud y aprendemos que nadie sabe el valor de la salud hasta cuando no la pierde. Es una parodia del célebre adagio que enseña: Nadie sabe lo que tiene hasta cuando no lo pierde. También es válida esta advertencia para el divorcio cuando es por tonterías o asuntos baladíes.

Los funcionarios encargados de cuidar la salud de los menores de 18 años patrocinan políticas anti niñez en los siguientes casos:

– Estimulan la progenitura a sabiendas de que los padres niños no cuentan con lo física, mental y espiritualmente necesario para criar dignamente un hijo.

– La pereza, la negligencia de los padres para la preparación de alimentos son causa del consumo de comida chatarra, los embutidos, las bebidas con preservativos. Estas chatarras son causa de muchas enfermedades y patologías.

– El Estado a través de sus licoreras organizan verbenas populares y hacen degustaciones para que los menores de 18 años se aficionen al licor y sean clientes fijos para la compra de sus productos. Es una gran afrenta que los civiles embriaguen a los menores de 18 años y a los adultos en las plazas públicas y que en las salidas de esos espacios esté vigilante la policía para multarlos por la embriaguez y encarcelarlos por los escándalos y riñas y hasta lesiones y homicidios que causen los borrachos. Una prueba de lo que es el extraño mundo de subuso.

– Y qué no decir del estímulo para llegar a la obesidad, a la bulimia, al consumo de drogas al permitir la dosis mínima en todos los espacios y sin ninguna vigilancia.

NECESIDAD DE INFORMARSE PARA UNA BUENA CRIANZA

Quienes decidan ser padres porque cuentan con los recursos necesarios para responder eficazmente en la crianza de sus hijos les conviene informarse sobre las responsabilidad que les espera. Los psicólogos, los orientadores de familia, los abogados expertos en derechos de infancia y adolescencia les ayudarán para que tengan los menores tropiezos en la vida. No pierdan la oportunidad de consultar.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, el buen trato, la mejor cultura, el decoro, la autoestima, el civismo, el ser mejor cada día en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para tener personas que puedan solucionar con prudencia sus conflictos y por sobre todo con la garantía de que tendrán asegurado su futuro en sana convivencia.

Bogotá, del 23 al 30 de abril de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario