VOTO RACIONAL PARA QUE SEA ÚTIL (Segunda parte)

mayo 14, 2018 11:31 am

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (185)

Los cazatalentos a los que me referí en la primera parte de esta nota deben valorar a cada uno de los 5 aspirantes, por lo menos en los siguientes aspectos:

1) Sus hojas de vida en las que se reflejarán su preparación y sus ejecutorias. Para el caso el candidato debe relacionar sus éxitos y sus fracasos. Quien presente fracasos como éxitos debe descartarse.

2) Sus afinidades con gerentes de otras empresas –Entiéndase países- que hayan demostrado que son prósperas, que han logrado salir de sus problemas tales como pobreza, violencia, inseguridad, para proyectar cómo serán sus ejecutorias.

3) De la red tomo el siguiente párrafo que viene como anillo al dedo: “Para evaluar candidatos, lo hacemos mediante una entrevista donde podemos dimensionar su gestión, contribución y cómo han añadido valor en las organizaciones donde se han desempeñado. Así mismo, entender sus fortalezas, identificar oportunidades de desarrollo y visualizar lo que implica el cierra de brechas para su desarrollo. Con la información anterior y con el candidato seleccionado haremos un acompañamiento durante los primeros meses de su gestión.”

4) Como se trata de seleccionar un gerente y un vicegerente, el proceso de selección es doble. Los expertos recomiendan aplicar los mismos raseros a la pareja de candidatos.

5) Es importante, fundamental, dar valor a las ejecutorias realizadas. Escuchar las referencias que sean imparciales. Las que respaldan porque es obligatorio el respaldo hay que desecharlas. De cada ejecutoria ver de manera tranquila, desprevenida, sus consecuencias, sus éxitos, sus fracasos.

6) Y no se puede confiar solo en las promesas de campaña. Es valioso saber a qué se comprometen de verdad y que esos proyectos sean realizables. Quien solo promete crear empleos o prebendas laborales, sin explicar cómo lo hará pierde confiabilidad.

Como se trata de elegir un gerente que pueda enfrentarse a las más graves adversidades de la empresa que es Colombia, es importante saber su empatía honrada, decente, con sus coequiperos. Con quiénes va a gobernar y sus proyectos para hacer un gran equipo con sus coadministradores que hacen parte del grupo legislativo y del grupo de controles judiciales y fiscales y morales. Este entendimiento no será sobre bases de repartijas, privilegios, sobornos, corruptela.

Por supuesto que los socios de la empresa Colombia confiamos en que esos grupos de coadministradores no serán palos en la rueda para torpedear la salida de los gravísimos aprietos que vivimos, sino que cooperarán con dignidad y civismo para evitar desaciertos y encontrar las mejores soluciones. Hay que superar la apatía, el pesimismo, la crítica enfermiza y la cultura proclive al mal agüero.

Y como tampoco estamos buscando un gerente que logre conquistar aplausos viscerales debemos revisar si sus mayores capacidades están en ilusionar a los que padecen con mayor rigor los efectos de la inequidad o si están en condiciones de amainar la debacle para guiar la nave a puertos seguros.

Hemos dejado tomar ventajas importantes al odio, la venganza, la retaliación, la impunidad, la inequidad, la agresión verbal e incendiaria y el catastrófico ego que nos ha llevado a elegir gobernantes que han sido como ciclones en el manejo de la res pública y somos víctimas de nuestro propio invento. Los que se benefician de este desastre siguen de plácemes y lo atizan e ignoran que llegará el día en que para salvarse deben ofrecer hasta sus cabezas. La historia no miente.

Veo que los orientadores de opinión se han empeñado en encasillar el pensamiento, si así pudiera llamarse, de los candidatos. Los matriculan como de izquierda, de centro, de derecha. Los de izquierda los hacen partidarios de gobiernos como los de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua. Los de derecha los encasillan como seguidores de la idea de aplicar la ley con más apego a su verdadero contexto y espíritu, de vigilar los beneficios de leyes que se refieren al aborto, al consumo de alucinógenos, a lo que llaman identidad de género, al control de la economía privada y al gasto público. Los demás son de centro. Ninguno de los candidatos se clasifica como afín a proyectos de gobierno como los de Canadá, Suiza, Alemania, Singapur o similares.

La verdad es que las ideologías están en crisis. Son mezcolanzas sin pies ni cabeza. Hay propuestas de gobierno que han demostrado su incapacidad para superar la inequidad y han sido olvidadas por sus mismos creadores. Y hay quienes defienden propuestas negativas, a sabiendas de que son negativas, solo por temor a ser calificados como prudentes. Quieren aparecer de avanzada, así su avance sea hacia el abismo.

Tenemos poco tiempo para la decisión final. Y la debemos tomar de manera racional para que sea útil. A un lado el voto pasional, visceral o la indiferencia electoral. El voten que eso no es conmigo, o que pase lo que pase que nada puedo aportar, deben ser pensamientos, actitudes que merecen entrar en licencia para que la abstención sea mínima.

Es importante quitarle adeptos al partido de los indiferentes, porque la indiferencia, el dejar hacer, el dejar pasar, el nada nos importa es la causa principal de las consecuencias sin límites en todos los desastres. Está en juego nuestra vida y la vida de nuestros hijos, nietos y tataranietos para quienes debemos crear las mejores condiciones de vida digna.

De algo debemos estar seguros: no podemos jugar la suerte de Colombia a los dados sobre la túnica de una Patria al borde del abismo. La responsabilidad, la prudencia, la lealtad con el sentido de pertenencia con nuestra Patria, debe ser el norte para tomar la mejor decisión al elegir al Presidente y Vicepresidente, al Gerente y al Vicegerente de Colombia.

Que además de la sensatez nos ayude la Divina Providencia.

SIGAMOS CULTIVANDO LA PAZ EN LA FAMILIA

Sigamos cultivando la paz, el respeto, las palabras decentes, el civismo, el compromiso patrio, el ser mejor cada día en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para lograr que el sueño de una sana convivencia familiar y social se haga realidad.

Bogotá, del 14 al 20 de mayo de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario