Elecciones presidenciales en Colombia, 1946-2018

mayo 23, 2018 7:38 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
De una población de 49.775.061 de habitantes, la suerte del país el 27M está en manos de 36.227.267 de ciudadanos habilitados para ejercer el derecho al sufragio, 18.725.205 mujeres y 17.502.062 hombres.

El fantasma es el abstencionismo, que en los últimos 70 años ha sido superior al 50%, menos en 1958, 1970 , 1974 y en la primera vuelta en 1998. En las últimas elecciones presidenciales, la abstención fue de más del 60%. Las encuestas previas al ‘Día D’, y que la situación quede cancelada en primera vuelta, como se prevé suceda el próximo domingo; también es motivo de preocupación de los candidatos y sus huestes.
Las elecciones de 2018, marcan varios hitos históricos, son las primeras después del Acuerdo de Paz con las FARC; en la historia patria, en el cuatrienio 2018-2022, por primera vez una mujer fórmula vicepresidencial, ocuparía la presidencia de la República; el censo electoral se duplicó en relación con 1994, y las redes sociales influyen mayormente en la contienda.
El clima político que se vivía hace 70 años, aunado por la división liberal para la presidencia de la República, entre los pre candidatos Gabriel Turbay y Jorge Eliecer Gaitán, determinó que en 1946, después de 15 años de hegemonía, el partido liberal saliera del poder ejecutivo. Ese hecho fue aprovechado por el conservador Mariano Ospina Pérez para llevar nuevamente a su partido a esa dignatura. Dos años después, en 1948, fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán. Para el periodo 1950-1954 fue elegido el conservador Laureano Gómez, único candidato con el 100% de los votos. Su rival, Darío Echandía, se había retirado por el homicidio de su hermano. Laureano Gómez, el 13 de junio de 1953 fue sustituido de hecho por el general Gustavo Rojas Pinilla. Restaurado el régimen democrático, los partidos liberal y conservador conformaron el Frente Nacional para alternarse en el poder ejecutivo de 1958 a 1974. En 1958 fue elegido Alberto Lleras Camargo, quien enfrentó una débil disidencia conservadora de Jorge Leiva Urdaneta. En 1962, el conservador Guillermo León Valencia, corrió igual suerte, estaban en la cancha unos contrincantes demasiado escuálidos: el MRL (Movimiento Revolucionario Liberal), de Alfonso López Michelsen, Jorge Leiva Urdaneta y Gustavo Rojas Pinilla. El siguiente cuatrienio, en 1966 la estrella de la facilidad guio al liberal Carlos Lleras Restrepo, quien tomó suficiente delantera en la plaza pública a José Jaramillo Giraldo, de la ANAPO (Alianza Nacional Popular). La piedra en el zapato del Frente Nacional, fue en 1970, cuando las autoridades electorales dieron por ganador al conservador Misael Pastrana Borrero, sobre Gustavo Rojas Pinilla. “Estas elecciones estuvieron empañadas por acusaciones de fraude electoral en beneficio del candidato ganador, las cuales se lanzaron en la noche posterior a los comicios y en los días y años siguientes” (Wikipedia). Evaristo Sourdis y Belisario Betancourt, asimismo fueron candidatos presidenciales ese año.
En 1974 empezó el mano a mano por la presea presidencial; era un país de un poco más de 20 millones de habitantes. Fue el año de más alto nivel de intervención política de los colombianos para elegir Presidente de la República, con una abstención del 41.53%. Al trono aspiraban tres hijos de expresidentes, Alfonso López Michelsen, Álvaro Gómez Hurtado y María Eugenia Rojas. El primero de los mencionados fue el seleccionado por los electores, por un margen de más de 1.300.000 sobre su contendor Gómez H. En el siguiente cuatrienio, las elecciones de 1978 fueron disputadas hombro a hombro por el liberal Julio Cesar Turbay Ayala, quien ganó con 2.503.681 votos; y su contrincante, el conservador Belisario Betancourt, quien sumó 2.366.620 sufragios. En 1982, Belisario Betancourt fue elegido presidente, superando por cerca de 400 mil votos a Alfonso López Michelsen, que aspiraba a retornar al Palacio de Nariño. En esa pugna también participó Luis Carlos Galán Sarmiento del Nuevo Liberalismo y Gerardo Molina del Frente Democrático. En 1986 la suerte correspondió al liberal Virgilio Barco Vargas, sometiendo ampliamente al conservador Álvaro Gómez Hurtado y a Jaime Pardo Leal de la UP (Unión Patriótica), quien fue asesinado al año siguiente. Este crimen, como el de miles de miembros de la UP, fueran declarados por la Fiscalía General de la Nación, como de lesa humanidad.
En 1990, tras una sangrienta campaña, Cesar Gaviria Trujillo derrota con amplio margen, primero a Hernando Durán Dussán, Ernesto Samper, Alberto Santofimio, William Jaramillo y Jaime Castro, en la consulta interna del liberalismo; y a continuación, al tres veces candidato, Álvaro Gómez Hurtado, del Movimiento de Salvación Nacional; a Antonio Navarro de la Alianza Democrática M-19 y al conservador Rodrigo Lloreda. En 1989 y 1990 habían sido asesinados tres aspirantes presidenciales: Luis Carlos Galán Sarmiento, Carlos Pizarro, y Bernardo Jaramillo Ossa. En esa oportunidad, Galán encabezaba las encuestas en la consulta popular; y su magnicidio fue declarado de lesa humanidad. Por la muerte de Jaramillo, la Fiscalía General de la Nación, 28 años después, en 2018 cita a indagatoria 12 exintegrantes del extinto DAS y de la Policía. En 1995 fue asesinado Álvaro Gómez Hurtado. En 1994,el régimen presidencialista estrenaba las instituciones de la Vice presidencia de la República y la segunda vuelta; circunstancias que pudieron haber determinado que la abstención en las presidenciales en ese año alcanzara el 66.05%, la más alta de los últimos 50 años. En 1994 la suerte se definió en segunda vuelta, Ernesto Samper Pizano, liberal, con fórmula Humberto De la Calle ganó con 3.733.366 votos. Su opositor, el conservador Andrés Pastrana Arango y su fórmula Luis Fernando Ramírez, alcanzó 3.576.781 simpatizantes. Antonio Navarro con Jesús Piñacue, apenas recogieron 200 mil votos. En 1998, la riña electoral condujo prácticamente al primer empate técnico en primera vuelta, Horacio Serpa y su fórmula María Emma Mejía, obtuvieron el 34.59%, y Andrés Pastrana Arango, con su fórmula Gustavo Bell, el 34.34% de la votación. En la segunda vuelta, cuando se presentó una abstención del 40,98%, la más baja en una elección presidencial en los últimos 50 años; Pastrana conquistó el 50.39% de los votantes, y Serpa el 46.53%. Noemí Sanín- Antanas Mockus, aparecieron en el tarjetón. En 2002 y 2006, el país se ahorró la segunda vuelta. En 2002, Álvaro Uribe Vélez del Movimiento Primero Colombia, con el 54.51% de la votación, fue designado presidente de la República en 2002. Su fórmula vicepresidencial fue Francisco Santos. En esa ocasión, Uribe venció holgadamente al liberal Horacio Serpa Uribe- José Gregorio Hernández; a Luis Eduardo Garzón- Vera Grabe y Noemí Sanín – Fabio Villegas. En 2006 se presentaron 7 candidatos; Uribe Vélez nuevamente ganó en primera vuelta con el 62.35% de los votos depositados. Figuraban en el tarjetón, Carlos Gaviria Díaz- Patricia Lara; Horacio Serpa Uribe-Iván Marulanda; Antanas Mockus- María Isabel Patiño y Álvaro Leyva Duran- Luis Yarsagaray. En 2010 al candidato promovido por Uribe V., Juan Manuel Santos Calderón, le faltaron cerca de 4 puntos para ganar en primera vuelta. En segunda vuelta el pulso fue con Mockus-Sergio Fajardo; ese día se jugaban tres partidos del Mundial de futbol. Santos con su fórmula vicepresidencial Angelino Garzón, sacó una diferencia a Antanas de más de 5 millones de votos. En esa oportunidad compitieron con Santos y Antanas, 7 candidatos más, entre otros Germán Vargas Lleras y Gustavo Petro, con fórmulas vicepresidenciales de Elsa Noguera y Clara López, respectivamente. En 2014 dos candidatos cercanos a Uribe V., dieron la pelea. En la primera vuelta, Oscar Iván Zuluaga aventajó a Juan Manuel Santos Calderón. En segunda vuelta, Santos con su fórmula vicepresidencial Angelino Garzón, conquistó el 50.99%, y Zuluaga- Carlos Holmes Trujillo, el 44.99% del caudal electoral. También aparecieron en el tarjetón, Martha Lucía Ramírez-Camilo Gómez; Clara López-Aida Avella y Enrique Peñalosa-Isabel Segovia.
El candidato presidencial que gane la presidencia el 27M o el 17J, como sus antecesores, tendrá como su residencia oficial, la Casa de Nariño, que en 1979 reemplazó al Palacio de San Carlos. Fuera de Bogotá, el candidato vencedor disfrutará como segunda residencia la Hacienda de Hatogrande en Sopó, que la gozan los presidentes desde 1958; y como su tercera residencia, la Casa del Fuerte de San Juan de Manzanillo de Cartagena de Indias, inaugurada en 1981.
@luforero4

Deja un comentario