Envían a la cárcel de Palmira al hermano de alias “guacho”

junio 13, 2018 10:50 am

–El Juzgado Segundo Penal del municipio de Tumaco, tras legalizar su captura, envió a la cárcel de Palmira, Valle, a Juan Gabriel Arizala Vernaza, hermano de alias “guacho”, cabecilla del llamado frente Oliver Sinisterra, disidente de las guerrillas de las Farc.

La Fiscalía General de la Nación informó que Arizala Vernaza, más conocido con el alias de “Javier”, fue judicializado por el delito de concierto para delinquir agravado.

Según el organismo investigador, el hermano de alias “guacho”, es señalado de hacer parte de la estructura criminal dedicada al narcotráfico y a la comisión de extorsiones, homicidios y secuestros selectivos, como medio de financiación.

La organización tiene injerencia en diferentes zonas de la Costa Pacífica nariñense como los corregimientos de Llorente, La Guayacana, Tandil, Mataje y veredas ubicadas al lado del río Mira, en Tumaco (Nariño).

De acuerdo con las investigaciones, este grupo habría participado en varios hechos delictivos como hostigamientos a la Policía, voladuras de oleoductos y torres de energía, incineración vehículos de transporte público, activación de artefactos explosivos y el secuestro y asesinato de los periodistas ecuatorianos, entre otros.

El Juzgado Segundo Penal Municipal con funciones de control de garantías de Tumaco aceptó los argumentos de la Fiscalía y profirió medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario en contra de alias “Javier”.

Arizala Vernaza, capturado este 12 de junio en el corregimiento de Llorente por personal de la Fuerza Tarea Conjunta Hércules, no se allanó a cargos y fue remitido a la cárcel judicial del municipio de Palmira, departamento del Valle del Cauca.

Según el reporte militar, el sujeto capturado sería el enlace directo entre este grupo residual y su cabecilla, Walter Patricio Arizala Vernaza, alias “guacho”. Además, era el encargado de manejar las milicias de los corregimientos de la Guayacana, Llorente y Tumaco.

Deja un comentario