Orquideología en Colombia, Primera en el mundo

junio 27, 2018 5:00 pm

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Si recorriendo la mayor parte de un territorio se encuentra en el camino, sobre los árboles unas plantas de hermosas flores, raras por sus formas, variedad de tamaños, aromas, texturas y colores , es porque está en Colombia, la nación más biodiversa del mundo en orquídeas.

El país tiene 4.270 especies de orquídeas registradas, el mayor número a nivel global.
En 1936, la Academia de Historia de Colombia, basada en un estudio del médico y naturalista, Emilio Robledo, conceptuó que la variedad de orquídea Cattleya trianae, flor de mayo o lirio de mayo, debería ser acogida como la flor emblemática nacional. Su nombre se adoptó como homenaje a William Cattley (1788-1835), y al naturalista colombiano José Jerónimo Triana Silva (1828-1890). En este país, líder mundial en avistamiento de flora, las orquídeas “crecen en estado silvestre, desde la orilla del mar hasta en las altas montañas”. No se hallan en los seis Nevados, y en 4 lugares desérticos (Desierto de La Guajira, Desierto de Tatacoa en el Huila, Desierto de la Candelaria en Boyacá y Desierto de Occidente en Antioquia). “Dado su exotismo, belleza, variedad de colores, formas, aromas y tamaños, las orquídeas son populares y codiciadas dentro y fuera del territorio nacional por parte de cultivadores, compradores y coleccionistas”, indicó el Instituto Humboldt. Algunas plantas de orquídeas apenas llegan a un centímetro de grande. Las orquídeas colombianas se envían principalmente a Estados Unidos; e igualmente a Rusia, Japón e Inglaterra, donde son acogidas, al punto de agotarse antes de llegar a sus destinos. Colombia es el segundo exportador de flores del mundo, el primero es Holanda. Rosas, claveles, crisantemos, astromelias y orquídeas de Colombia llegan a aproximadamente un centenar de países semanalmente. El 78% de las especies de orquídeas en Colombia, se ubican en la región Andina (2.542); el resto en la Pacífica (533) y Orinoquía (143), según el Plan para el Estudio y la Conservación de las Orquídeas en Colombia. De esas especies, 1.572 son privilegiadas del país. En el Jardín Botánico de Bogotá, se exhiben al público unas mil de esas especies. En el Jardín Botánico de Medellín, anualmente en el marco de la próxima Feria de las Flores, se ven las orquídeas más encantadoras. Las orquídeas crecen sobre los árboles (epífitas); a falta de arboledas, los especialistas aconsejan cultivarlas “en un balcón, al borde de un patio o en frente a una ventana”. Al momento de juzgar una especie de orquídea, se tiene en cuenta su forma, tamaño, cultivo, tener ocho varas, florecidas todas, ser una especie nativa, poseer un color atípico, y presentación de la planta.
Con las orquídeas, abundantes en los trópicos; como decoración o negocio, hay que tener mucha paciencia y sumo cuidado por su delicadeza. Florecen una vez al año, a veces se debe esperar años para que aparezca la primera floración. Conforme al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Minambiente), la orquídea tiene “usos ornamentales, medicinales, comestibles, aromáticos, afrodisiacos”. Son algunas de las opciones de uso más conocidas desde épocas ancestrales. Las amenazas más comunes contra esa privilegiada flor, es cuando por negocio o adorno se extraen las matas en forma burda, que termina matándola. En Colombia, según fuentes oficiales, la principal intimidación de las orquídeas está en la destrucción de sus ecosistemas naturales por la deforestación de los boques y la transformación de los hábitats. De acuerdo a la Universidad de Santander UDES, las causas de extinción de las orquídeas en ese departamento son igualmente, la transformación del uso del suelo con destino a minería, la construcción de embalses, carreteras, u obras de infraestructura, tala selectiva y el pastoreo. Por ejemplo, un solo árbol en algunos sitios en Colombia, puede albergar más especies de orquídeas que un bosque entero de un país con estaciones, indicó el Minambiente.
El gremio lo integran la Sociedad Colombiana de Orquideología, creada hace 54 años. Esta Sociedad edita el Manual de Cultivo de Orquídeas y publica la Revista Orquideología. Igualmente la Asociación Bogotana de Orquideología (ABO), que promueve tarde de muchísimo aprendizaje sobre catleyas y talleres de cultivo de orquídeas. Algunos Orquideólogos creen que a los cultivadores de la orquídea, les falta tecnificación y divulgación local y mundial. Hace cerca de dos años, la autoridad ambiental nacional desarrolla el «Plan para el estudio y la Conservación de las Orquídeas en Colombia». “Ser uno de los países con mayor número de orquídeas es una gran responsabilidad ”, se dijo al interior del Minambiente.
@luforero4

Deja un comentario