SIN LIBERTAD PARA ENGAÑAR (A propósito de la tramposa consulta anticorrupción)

julio 8, 2018 7:01 pm

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia

DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (192)

I

INVITACIÓN ESPECIAL

Invito a todos los lectores a compartir esta columna para que los ciudadanos tengamos plena claridad sobre lo que es libertad y el engaño con una consulta ilegal sobre la corrupción.

La libertad es uno de los dones más valiosos del ser humano. Es la facultad de elegir obrar entre las varias opciones del bien.

La libertad no contempla la posibilidad de elegir por el mal o por hacer daño. Tampoco la opción de engañar. Y el mal puede ser contra la misma persona, la persona de los demás, la familia, la sociedad.

Julio es un mes de muchas celebraciones para recordar la libertad o independencia de los pueblos que vivieron como colonias de imperios.

CELEBRACIONES SOBRE LA LIBERTAD EN JULIO

El 4 de julio se celebra la Independencia de los Estados Unidos.

El 5 de julio se celebra la Independencia de Venezuela.

El 9 de julio se celebra la Independencia de Argentina.

El 9 de julio se celebra el Día de la Bandera en Chile.

El 10 de julio de 1973, se independiza Bahamas.

El 14 de julio se celebra en Francia el aniversario de la Toma de la Bastilla. Es el día nacional de Francia.

El 18 de julio es el Día Internacional de Nelson Mandela.

El 20 de julio se celebra la Independencia de Colombia.

El 24 de julio de 1783, nació Simón Bolívar, uno de los libertadores de América.

El 26 de julio de 1953 comenzó la Revolución Cubana. Día nacional de Cuba.

El 26 de julio de 1847 se independizó Liberia.

El 28 de julio se celebra la Independencia del Perú.

LA LIBERTAD EN LA CONSTITUCIÓN DE COLOMBIA

En la Constitución de Colombia, hay 68 referencias a la libertad. Incluye todo lo que es libre, como por ejemplo el no bien enseñado derecho al libre desarrollo de la personalidad.

En el escudo de Colombia se lee, LIBERTAD Y ORDEN. Estos conceptos mal entendidos nos han llevado a momentos en los que vivimos en libertinaje y desorden. Especialmente cuando hay lugar a protestas, a sátiras y críticas. La calumnia y la mentira han logrado un lugar muy importante en nuestra sociedad, en nuestra cultura de diatriba. Y se ha sembrado la idea de que podemos opinar sin pensar sobre cualquier tema porque de no hacerlo podemos pasar por ignorantes. Lo grave es que se opina sin conocimiento de causa y condenando a miles de inocentes o absolviendo a otros tantos que son culpables.

II

LA CONSULTA ANTICORRUPCIÓN ES INCONSTITUCIONAL Y EL GOBIERNO NO PUEDE DESOÍR A MILES DE PERSONAS QUE DENUNCIAN QUE ES UN ENGAÑO

El Doctor Alfonso Gómez Méndez, con autoridad académica, en el periódico EL TIEMPO del 4 de julio, afirma que la llamada consulta anticorrupción es innecesaria y que oponerse a su realización no es ser amigo de la corrupción. Ya son miles las voces con autoridad que denuncian que la consulta es ilegal e inconstitucional y que gastarse 300 mil millones de pesos en un acto ineficaz puede rondar el Código Penal.

El Gobierno debe escuchar estas miles de voces para avizorar los daños económicos y políticos que causaría insistir en la convocatoria.

Además, la propuesta no termina con ninguna de las verdaderas causas de la corrupción y las que crecen día a día seguirán erosionando la paz y la sana convivencia a la que tenemos derecho los ciudadanos. El nuevo Gobierno se verá enfrentado a un conflicto social y laboral imposible de superar como lo han denunciado los empleados de la Procuraduría y de la Rama Judicial. (Ver El Tiempo del domingo 8 de julio)

EL FUNDAMENTO LEGAL PARA AFIRMAR QUE LA CONSULTA ES ENGAÑOSA.

El art 50 ley 134 de 1994 es enfático al disponer que no se podrán realizar consultas sobre temas que impliquen modificación a la Constitución Política. Y el Art. 21 de la ley 1757 de 2015, ordena de manera perentoria que “No se podrán promover mecanismos de participación democrática sobre iniciativas inconstitucionales.”

Está decantado y se le ha hecho saber al Gobierno que con la consulta se pretende reformar de manera directa varios artículos de la Constitución como por ejemplo el 187, el 197 y el 280. Bajo esta verdad irrefutable no es posible promover la consulta anticorrupción que, en últimas, por ser engañosa es corrupta.

Y el Gobierno no puede ordenar que se gasten, o mejor que se malgasten 300 mil millones, es posible que menos, en una consulta manifiestamente ilegal. Es tanto como contratar la construcción de un puente que se sabe que no se va a construir o contratar la elaboración de una estatua en barro y pagarla como si fuera en mármol.

Estos gastos que no están autorizados por ningún presupuesto son ilegales y son corruptos porque se causará un daño grave en el presupuesto nacional que es, en últimas, parte del dinero de los ciudadanos.

Los promotores de ese esperpento de consulta no pueden alegremente insistir en gastarse los recursos de los contribuyentes en un desafío a una popularidad que no tienen y el Gobierno debe perderle el miedo a una eventual crítica y no puede ser indiferente ante las críticas que le llegarán por apadrinar un evento político ajeno a la honradez de nuestra democracia.

Sigamos cultivando el respeto, las palabras decentes, el buen trato, la mejor cultura, el decoro, la autoestima, el civismo, el ser mejor cada día en nuestras familias. Venzamos la ingenuidad que nos permite creer en la falacia mágica de que con una consulta inútil, ineficaz, ilegal podemos superar las miles de causas que generan la corrupción en Colombia. Además, ninguna de los ítems a los que se refiere la consulta son, per se, causa de corrupción y para todas hay solución legal.

Bogotá, del 9 al 15 de julio de 2018

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario