Este es el Abecé para contratar el contador de su empresa

julio 11, 2018 3:44 pm

Tags de esta nota:

Wikipedia

El contador público, más que un empleado es un asesor. Partiendo de esta premisa, la Organización Global BDO en Colombia explica los factores determinantes que debe evaluar, según el tipo de empresa y sus necesidades, a la hora de reclutar un profesional idóneo en el área contable y financiero de su compañía.

Actualmente esta labor está sometida a unos altísimos riesgos, no sólo por lo que significa el manejo de las finanzas de una empresa, sino por todos los cambios en materia digital que el mundo y el Gobierno exigen. Así las cosas, el empresariado está obligado a pensar dos veces si contrata profesionales para ahorrar costos o no.

Ricardo Díaz, Socio de BDO en Colombia, sostiene que “escándalos financieros presentados en las grandes economías del mundo, actos ilegales y casos de corrupción, han hecho que la contaduría en Colombia y a nivel global esté altamente regulada. De ahí la importancia de reclutar a un experto íntegro y que tenga la plena capacidad de sortear los retos que día a día impone esta profesión”.

Desde esa perspectiva, las compañías necesitan contadores que además de su conocimiento per se, cuenten con dominio en pago de impuestos, tecnologías de la información, procedimientos, calidad de procesos, asuntos legales y NIIF.

Sobre la edad y experiencia de los aspirantes, Díaz considera que “las empresas deben entender que los perfiles más preparados son los millennials. Especialmente en todo lo relacionado a la tecnología, estas personas tienen una ventaja superior frente a profesionales de otras generaciones que no tuvieron a su alcance todas las herramientas que hoy existen”.

Cifras del DANE estiman que el 30% de la fuerza laboral en el mundo es millennial y para el 2025 será del 75%. En Colombia, esta generación representa la cuarta parte de la población. “Por consiguiente, si las empresas no le dan la oportunidad a estos jóvenes de adquirir experiencia, serán profesionales altamente capacitados pero desaprovechados”, afirma Ricardo Díaz.

Ante las preocupaciones que puedan existir sobre su falta de experiencia en el sector, el experto afirma que no es una condición decisiva para ejercer la contabilidad debido a que dicha profesión es una herramienta que ayuda a terceros en la toma de sus decisiones, así pues, quienes las tomarán son los inversionistas, propietarios, gerentes, o incluso el mismo Estado y lo único que requieren de los profesionales en contabilidad es un reporte confiable. Adicional, es necesario tener claro que las normas de contabilidad son muy similares para todo tipo de organizaciones. Entonces, si la persona cuenta con pericia en Las Normas Internacionales de Información Financiera es más que necesario.

Ahora bien, respecto a los requerimientos técnicos, Díaz sostiene que el empleador debe evaluar el límite en la capacidad que tienen las personas para cumplir los retos que impone la compañía. Sin embargo, también es indispensable analizar su perfil sicológico, por lo que el experto sostiene que para adelantar un proceso de selección exitoso es fundamental un sicólogo que valore su transparencia y lealtad.

Sobre el presupuesto en dicho reclutamiento, es relativo y existen dos aristas. La primera es en caso que una compañía quiera emplear a una persona que forme parte de la estrategia de su empresa, allí requerirá un profesional altamente integral. Y la segunda se da ante el panorama en que sólo requiera alguien que lleve los registros contables. Los dos extremos hacen que tanto los estándares de calidad académica y el salario varíen, en este sentido el pago a un contador oscila entre $800 mil y $30 millones de pesos.

Ahora bien, sobre la tercerización del servicio, el ejecutivo de BDO en Colombia recomienda a las organizaciones tener un área contable y financiera propia. Para las compañías que están en reestructuración o entidades pre operativas, sugiere un acompañamiento externo. Finalmente, recomienda la auditora externa a entidades que desarrollan negocios con empresas internacionales o aquellas que tienen su casa matriz en el exterior.

Y es que la carrera de contador se está convirtiendo en una labor riesgosa, esto por la documentación sensible que maneja y la gran cantidad de normas que la rigen. Por lo que el consejo final a los empleadores es prestar especial atención al proceso de este tipo de contrataciones, pues de un buen profesional y de su buen corazón, también dependerá el corazón financiero de su empresa.

Deja un comentario